Renault Fluence, a fondo

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Renault ha presentado lo que podríamos considerar el nuevo Renault Mégane sedán pero han querido separarlo más de sus hermanos compactos de tres y cinco puertas llamándolo Renault Fluence. Ya no es simplemente un Mégane de cuatro puertas sino una berlina generosa en dimensiones. Su presentación, cómo no, en el Salón de Frankfurt de dentro de dos semanas.

El diseño de este sedán se aleja sensiblemente del Mégane mostrando un frontal ligeramente redefinido y una silueta menos angulosa. El Fluence se crece en comparación con el sedán compacto de la anterior generación hasta alcanzar unas medidas a cortísima distancia del Laguna: 4.62 metros de largo, 1.81 metros de ancho y 1.48 metros de alto. Este crecimiento se reparte para alcanzar un interior especialmente amplio y un maletero de nada menos que 530 litros, más grande que el del comentado Laguna.

Renault afirma que el habitáculo del Fluence es el más espacioso y confortable de todos los vehículos del segmento C. Una arriesgada afirmación a pesar de que se aprecia a las leguas que el francés ha querido poner toda la carne en el asador en este aspecto. De sus cinco plazas podemos decir que a las dos primeras se le ofrece la vista del Mégane con ligeros retoques, como el indicador de velocidad analógico, y que las siguientes recogen una habitabilidad superior a la del anterior Mégane de cuatro puertas.

La apuesta por la habitabilidad queda confirmada a la vista de los pequeños detalles como los materiales e inserciones que se pueden agregar a su diseño o la refrigeración mediante salidas propias para la segunda fila de asientos. Son numerosas las casillas interiores en las que transportar objetos, con una guantera generosa con refrigeración, huecos en las puertas o en la consola central, etc. Un total de 23 litros de capacidad destinados a acomodar objetos.

Renault permanece tradicional a la hora de equipar al Fluence y en él no se verá ninguna novedad tecnológica importante más allá del equipo de sonido en 3D de Arkamys, el “Plug & Music” o el navegador Carminat (opcional por 500 euros). Lo primordial sigue siendo la seguridad y para eso el sedán se hace fuerte con el ABS con servofreno de emergencia, el control de estabilidad, cuatro airbags de serie, anclajes Isofix y control de velocidad de crucero. De serie también es por ejemplo el sistema climatización y se puede incorpora la tarjeta de entrada y arranque o el climatizador automático.

La sorpresa del Renault Fluence no es sólo el hecho de que deje de ser un sedán compacto en toda regla sino que en el 2011 verá la luz una versión exclusivamente eléctrica del Fluence. De ella no se han anunciado de momento datos pero la confirmación de Renault indica que sus pasos para promocionar el coche eléctrico son de gigante. Hasta la fecha el Fluence llevará seis opciones de motor en las que el mayor peso se lleva el combustible de gasóil, cuatro mecánicas frente a dos de gasolina.

Los turbodiésel son los clásicos 1.5 dCI que están totalmente extendidos por la gama de Renault, ofreciendo en este caso para el Fluence 85, 90, 105 y 110 CV de potencia. Es curioso que Renault ofrezca tan variadas potencias diésel dentro de un rango tan limitado y sin alcanzar los dCI por encima de los 130 CV. Para los gasolina tan sólo hay dos motores, aspirados y con inyección indirecta: 1.6 de 110 CV y 2.0 16V de 140 CV. Obviamente serán los diésel los que marquen los mejores valores de consumo.

En general el Fluence tendrá tracción delantera y caja de cambios manual aunque hay ciertas excepciones. El 1.6 gasolina puede incorporar una caja automática tradicional mientras que el 2.0 16V, opcionalmente, puede llevar una caja de cambios de variador continuo (CVT). En diésel el de 110 CV podrá incorpora la nueva caja de doble embrague DCT con la que además hace fuerte su valor de consumo. Todos los diésel emiten menos de 119 gr/km por lo que están extentos de pago del Impuesto de Matriculación.

Parece claro que el Renault Fluence tiene atributos para hacer frente al Seat Exeo por ejemplo aunque sus atributos también le permitan rondar a muchos de las berlinas compactas: Opel Astra Sedán, Mazda 3 Sedán, Ford Focus Sedán, etc. Para rematar la introducción del Fluence, hasta que abra las puertas el evento de Frankfurt, un silencioso vídeo para apreciar mejor sus formas.

(*) Actualización: publicados los precios del Renault Fluence.

Renault Fluence

Vía: Renault

En Diariomotor: Renault Mégane III | Renault Mégane CoupéRenault Laguna

Lee a continuación: Última revisión de EuroNCAP a los nuevos modelos

El Renault Mégane IV es un compacto de elegante diseño con carrocería de cinco puertas y un buen maletero. Destaca por tener mucho equipamiento tanto de serie como en opción.

Ver todos los comentarios 60