Los descuentos que nunca llegarán a España

Fernando Moreno  | 

Siempre he observado con incredulidad las diferencias entre el mercado automovilístico español y el del resto de Europa, especialmente el alemán. Durante estos últimos tiempos, en ambos países se han puesto en marcha planes para aumentar las ventas de coches; ayudas que siempre me han parecido más que discutibles, aunque solo sea por agravio compartivo con otros sectores industriales.

Pero a lo que voy: mientras aquí el gobierno ha perdido el culo por ampliar las ayudas ante los problemas que podría acarrear su final, el mercado alemán está reaccionando de forma muy distinta. Una forma a mi entender mucho más lógica y sensata, propia de un país con mucha más cultura automovilística que el nuestro, aunque la proliferación de blogs del motor en uno y otro país parezcan indicar lo contrario.

Partimos de una premisa inicial indiscutible: teniendo en cuenta el poder adquisitivo del ciudadano español medio, los coches en España resultan tremendamente caros. Caros de adquirir, y caros de mantener. Las ridículas ayudas que ofrece el gobierno (que curiosamente consisten en que gente que no está interesada en comprar coche participen en las compras de otros) no contribuyen a un “ajuste de los precios”, que sería la forma más sencilla y normal de reactivar el mercado.

Ahora, comparemos esta situación con Alemania: ante el temor a un descenso brusco de las ventas tras la desaparición de las ayudas, los fabricantes han vuelto a poner en marcha una agresiva política de descuentos. Es lo único que tiene sentido ante una situación económica como la actual. El Center Automotive Research (CAR) de la Universidad de Duisburg-Essen ha contabilizado nada menos que 306 campañas de descuento durante este mes de octubre. De todas ellas, 108 ofrecían descuentos entre un 10 y un 20%, 27 de ellas jugaban con descuentos de entre el 20 y el 30% y en 7 ocasiones superaban el 30% de descuento. En muchas ocasiones, la oferta contemplaba primas por el vehículo usado junto a condiciones especiales de financiación.

En octubre, el vencedor de esta batalla comercial fue Toyota. El Auris se podía llegar a adquirir con descuentos que en algunos casos llegaban hasta el 48,4%. En el Yaris se podían obtener descuentos de hasta el 43%, y en el Aygo hasta un 39,8%. Peugeot rebajaba hasta un 33,9% el precio de su Partner, y Citroen llegaba hasta el 33,7% en el Xsara Picasso, igual que el Toyota Avensis. Incluso Mercedes llegaba al 19% de descuento en el Clase A. El fabricante menos espléndido era Volkswagen, que ofrecía una ventaja económica de solo el 14%.

Según los informes del CAR, los descuentos continuarán aumentando durante los próximos meses y todo 2010, especialmente en el segmento de los coches pequeños y los modelos Premium. Una situación en la que el principal beneficiado es el cliente; y a la larga, la propia red comercial a través de su servicio de postventa. Y aquí, mientras tanto, nos sentimos entusiasmados porque el gobierno ha tenido a bien ampliar la limosna del Plan 2000E. Y luego nos quejamos de que los políticos nos tomen por tontos, mientras se pasean por el país a bordo de coches de lujo pagados por todos nosotros.

Vía: uni-due.de
En Diariomotor: Plan 2000E, prorrogado hasta 2010 I El Plan 2000E ralentiza la crisis de ventas del automóvil I

Lee a continuación: Diésel y deportivo, realidad o todavía ficción

Ver todos los comentarios 28