Un compacto turbodiésel con alrededor de 110 CV y Plan 2000E

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Pregunta

Desearía me aconsejaran sobre qué vehículo compacto me compro, su uso sería un par de días a la semana por ciudad y algunos fines de semana viajes cercanos de unos 100 km, haciendo al año unos 5.000 km. Conduzco tranquilo, me gusta el confort y me quiero gastar de 16.000 a 18.000 € (tengo coche para entregar por el Plan 2000E).

Pienso en el Fiat Bravo 1.6 M-Jet Eco Emotion, el Peugeot 308 1.6 HDI FAP Sport 5p, el Toyota Auris 2.0 D-4D FAP Sport 5p, el Renault Mégane 1.5 dCi Dynamique 5p y el Opel Astra 1.7 CDTi Enjoy 5p.

Mis preguntas son:
* ¿Por que el Fiat Bravo se ven muy pocas unidades por la calle, es menos fiable?
* ¿Cuál me recomendáis por precio, prestaciones, diseño, equipamiento (llantas de aleación, control velocidad, control de estabilidad, climatizador y pintura metalizada), etc.?
* Me han dicho que en todos ellos aplicando el Plan 2000E salen a un precio similar o mas baratos que sus equivalentes en gasolina. ¿Es verdad?. Por eso os pongo modelos diésel.

Enhorabuena por la buena labor que hacéis y muchas gracias.

Respuesta

Normalmente por el kilometraje que haces te recomendaríamos un gasolina, pero teniendo en cuenta que entregas coche y tienes 2.000€ de descuento hay que analizar al por menor cada compacto generalista que barajas. Lo que sí es común a todos estos compactos es una conducción tranquila y confortable. Los motores diésel que comparten son muy frugales en todos los casos y especialmente en el caso del Toyota y el Opel tienen una potencia más que correcta para cualquier situación.

Fiat Bravo 1.6 M-Jet Eco Emotion

Mi compañero David pudo probar una unidad hace poco tiempo, a su prueba me remito. Es un coche muy cómodo para viajes por carretera y tiene un habitáculo con unos ajustes correctos, además de amplio. El maletero cubica 365 litros, en la media de su segmento. Es cierto que se ven pocas unidades y las ventas no son demasiado altas, creemos que no es un problema de fiabilidad - el Grupo Fiat ha avanzado años luz desde los 80 - sino un relativo desconocimiento y recelo del público, es un gran coche.

Especialmente su motor 1.6 M-Jet, de 105 CV y con nada menos que 290 Nm de par a sólo 1.500 rpm. Tiene un tacto suave y unos consumos ajustados, con una media de 4.5 l/100 km, fácilmente recreables en la realidad a un ritmo tranquilo. No paga Impuesto de Matriculación por emitir menos de 120 g/km de dióxido de carbono. El coche mide 4.33 metros y no se ofrece en carrocería de tres puertas. El acabado Emotion tiene todo lo deseable en un compacto, y además los extras son relativamente asequible.

Puedes disfrutar de control de crucero, radio CD con MP3, conexión Bluetooth para el móvil, antinieblas o control de crucero, además de llantas de 16 pulgadas, control de estabilidad o volante de cuero. Costaría 17.100€, con el Plan 2000E se quedaría en 15.100€. ¿Interesa más que el modelo de gasolina? Pues en este caso sí. Aunque el 1.4 T-Jet de 120 CV también entra en el Plan 2000E y costaría 14.300€ (con descuento), el diésel se amortiza en poco más de 30.000 km, por lo que es la opción elegida.

Peugeot 308 1.6 HDI FAP Sport 5p

El Peugeot 308 es otro de esos coches hechos para el confort, con amplios asientos y una suspensión tirando a tarado blando. Creo que está ligeramente mejor acabado que el Fiat y en cuanto a practicidad está a la par, con un maletero de 348 litros y un tamaño total de 4.27 metros. El motor a elegir es el 1.6 HDi de 110 CV, además de una buena respuesta es un motor sobradamente fiable si está bien cuidado. Es tan frugal como el Fiat - 4.5 l/100 km - pero tiene un menor par motor que el italiano.

Son 240 Nm a 1.750 rpm, que se manifestarán en un brío algo inferior, que no se notará demasiado en una conducción normal. Tampoco paga Impuesto de Matriculación. Peugeot ofrece el mismo vehículo con cambio manual pilotado - consumos idénticos - o una caja manual de seis relaciones, con la que curiosamente consume más gasóleo, algo contradictorio. En cualquier caso, el sobreprecio hace desestimar ambas opciones, a no ser que tengas una especial preferencia por el cambio pilotado.

Con el acabado Sport y el Plan 2000E el precio final sería de 16.910€, casi 2.000€ más caro que el Fiat. Y lo cierto es que el equipamiento es tan completo como el primero, hay detalles como el manos libres que el Peugeot debe comprar en opción y son de serie en el Fiat. La versión equivalente de gasolina lleva un motor 1.6 VTi de 120 CV, pero que no entraría en el Plan 2000E y consume una media de 6.7 l/100 km. El diésel se rentabiliza desde el primer km en este caso, ni nos planteamos el ciclo Otto.

Toyota Auris 2.0 D-4D DPF Active 5p

He de reconocer que es uno de mis favoritos del segmento generalista. El acabado Sport que nos señalas no se vende tras el lavado de cara, pasa a llamarse TS. Por precio y equipamiento no merece la pena, por lo que directamente te recomendamos el acabado Active. Pero antes demos un repaso al resto del coche. La calidad es bastante más alta que en Peugeot y Fiat, al menos al nivel de acabados y es un coche sorprendentemente amplio en su habitáculo. Su maletero cubica 350 litros.

Es unos centímetros más corto que el Peugeot. Lleva un motor 2.0 D-4D turbodiésel de 126 CV, el más potente de todos los que nos propones. Es un bloque muy fiable y el brío que le entregan sus 310 Nm de par motor a 2.400 rpm es considerable. Sin embargo, debido a la cilindrada y potencia es algo más sediento que sus rivales con motor 1.6, con lo que homologa una media de 5.2 l/100 km. Emite 139 g/km de dióxido de carbono a la atmósfera, así que aún es posible adherirlo al Plan 2000E.

Su precio con descuento sería de 16.150€, pero hemos tenido que añadir el paquete ConnectDrive (400€) para ponerlo al nivel de sus competidores. Este paquete incluía control de velocidad, climatizador bizona y conexión Bluetooth para el móvil, extras casi imprescindibles para cualquier consumidor. El Auris con motor 1.6 VVT-i de gasolina y 120 CV no llega al Plan 2000E y resulta un poco más caro que el diésel, así que de nuevo otro modelo en el que el motor se amortiza al primer km.

Renault Mégane 1.5 dCi Dynamique 5p

El Renault Mégane es uno de los superventas por excelencia del segmento de los compactos. Es un coche muy equilibrado en general, tiene 4.29 metros de largo, pero un enorme maletero de 405 litros. El habitáculo tiene un espacio correcto, pero unos acabados que nada tienen que ver con los de la generación previa, está incluso mejor rematado que el Toyota. El diseño es agradable y tiene un precio correcto, lo que explica que haya ocupado el primer puesto del ranking de ventas en 2009.

El motor que escoges es el 1.5 dCi de 105 CV, un motor muy probado en muchos modelos diferentes de la alianza Renault-Nissan. Aunque el par motor es de 240 Nm a 2.000 rpm, tiene unas prestaciones superiores a las de Fiat Bravo o Peugeot 308, además de un funcionamiento muy silencioso. A pesar de tener sólo 1.461 cc de cilindrada, tampoco consigue consumir menos que los primeros dos modelos de esta comparativa: la media es de 4.5 l/100 km, que le da acceso al Plan 2000E y lo exime de pagar I.M.

En cuanto al acabado, el Dynamique es de los más altos, lo que explica que haya que pagar 17.710€ incluso con el descuento del Plan 2000E. A excepción de los sensores de luz y lluvia, arranque por tarjeta o iluminación de suelo tiene un precio algo caro en relación a sus rivales. El gasolina no puede optar al Plan 2000E y sólo es 100€ más barato, por lo que desde un principio el turbodiésel es la opción más indicada. Por unos 100€ más podemos igualar el equipamiento al acabado TomTom Edition, con navegador de serie.

Opel Astra 1.7 CDTi Enjoy 5p

Ha sido el último en llegar al mercado, es una generación completamente nueva con respecto a su predecesor. Es el coche más grande de todos, casi parece una berlina con sus 4.42 metros de longitud. Aún así, no tiene un espacio sorprendentmente grande en el habitáculo y el maletero es decente, pero no sorprende con 370 litros. En cuanto a terminaciones, aislamiento y comodidad, sobresale de entre los competidores, realmente Opel se ha puesto las pilas en dichos aspectos.

El motor que lleva es es enérgico y fiable, pero a pesar de tener 110 CV sus prestaciones son notablemente inferiores a las del Bravo, por su tamaño y peso. El par motor es de 260 Nm a 1.800 rpm. Su consumo medio de combustible es apenas superior al de sus competidores, con 4.7 l/100 km. Por supuesto, puede quedarse con el Plan 2000E, con el acabado Enjoy podría ser tuyo por 17.400€. Sólo el Renault Mégane sería más caro con descuento así que veremos si el Astra lo compensa en equipamiento.

Y la respuesta es no. El problema es que hay que dejarse 1.100€ en extras para igualar el equipamiento de sus rivales, con lo que el precio con descuento ya se quedaría en 18.500€. No es un coche superior en practicidad, dinámica y consumos, por lo que no sería nuestra elección. Probablemente se deba a que es un modelo nuevo, y en unos meses empezará a recibir descuentos, igualando su precio al de la competencia. El diésel sale más rentable que el gasolina a partir de los 42.000 km.

Conclusión

El Fiat Bravo es nuestra recomendación, por motor, confort de marcha y equipamiento. Tampoco podemos olvidar que sólo costaría 15.100€, un precio excelente en relación al coche que nos llevamos. Si el Bravo no te convenciese nuestra segunda opción sería el Toyota Auris y no sólo por precio, sino por prestaciones, por amplitud interior y por buenos acabados. Pero aún tenemos un par de alternativas.

Alternativa

Kia cee'd 1.6 CRDi Eco-Dynamics Active

Acaba de ser recientemente renovado y su motor 1.6 CRDi de 115 CV y 255 Nm de par máximo sólo consume 4.4 l/100 km, además de tener unas prestaciones correctas. El coche está bien acabado y no defrauda en cuanto a calidad, además de que no hay quejas de fiabilidad. Con 4.26 metros de longitud tiene un maletero de 340 litros, no es el más grande, desde luego. Sin embargo, es un coche que destaca con un equipamiento muy amplio y a un precio casi imposible de creer.

El nivel de acabado Active es comparable al del Bravo - incluyendo sensores de luz y lluvia, radio CD con MP3 y conexiones auxiliares - y todo por un precio de 14.882€ una vez incluido el descuento del Plan 2000E. Sin embargo, hay una versión de gasolina que con 115 CV sólo consume 5.9 l/100 km. Es más barata, se puede adscribir al Plan 2000E y saldría por 13.254€ con un equipamiento similar. El diésel se amortizaría a partir de unos 70.000 km, unos siete años con tu ritmo anual de kilometraje.

En definitiva, nuestras recomendaciones son el Bravo y este cee'd, ambos con una relación calidad-precio excelente. Ahora lo que tienes que hacer es ir a probar estos vehículos y decidirte por el que más te satisfaga y siempre intentando apretar el precio en los concesionarios.

En Diariomotor: Entre tres compactos turbodiésel, ¿Renault, Volkswagen u Opel? | Dudas entre compactos en torno a los 15.000 euros

Lee a continuación: Renault lanza el 2.3 dCI y en 2011 sustituirá el 1.9 dCI por el 1.6 dCI

El Toyota Auris es un automóvil de tamaño compacto disponible en carrocería de cinco puertas y carrocería familiar denominada Touring Sports.

Ver todos los comentarios 56