comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Nissan GT-R Club Track Edition

Se acaban de publicar los datos acerca del nuevo Nissan GT-R Club Track Edition. No se trata de un modelo de venta al público, sino de un modelo sólamente homologado para circuito, una versión hardcore a la que sólo algunos miembros de un exclusivo club podrán acceder. Salvando las diferencias, será como el Ferrari 599XX de Nissan. se centrará únicamente en Japón, y responde al nombre de “The Prestige Club of GT-R”. Para acceder a este club hay que caer en el favor de Nissan, y además desembolsar muchos millones de yenes japoneses.

Para empezar tenemos que comprar este Nissan GT-R aligerado – luego os cuento todos los datos – por 10.740.000 yenes, luego hay que desembolsar dos millones de yenes adicionales para entrar al club y finalmente pagar una cuota anual de un millón de yenes. El primer año nos costará la friolera de 13.740.000 yenes (unos 121.000€) pero nos da acceso a track days exclusivos en los mejores circuitos japoneses, dos carreras organizadas al año y una reunión anual de todos los miembros, aunque creemos que no incluye la custodia del coche.

El coche en sí ha sido idea de Nissan, NISMO, NOVA Engineering y Nordring tuning, empresas que han tomado un GT-R de serie y lo han modificado para la experiencia en circuito definitiva. Empezamos por el motor, de serie desarrolla 485 CV, pero se ha llevado a 500 CV y 588 Nm de par motor. No es una ganancia grande y se ha conseguido mediante un nuevo escape para circuito, con supresión de silenciadores (cómo debe sonar…). Los controles de tracción, estabilidad y caja de cambios EDC, TCM y VDC reciben un ajuste personalizable específico para circuito.

El sistema de frenos recibe discos delanteros de mayor diámetro (390 mm), abrazados por las pinzas Brembo de serie. Están ventilados con conductos específicos en el paragolpes, que corresponde a los GT-R SpecV. Los neumáticos son ahora slick sólo permitidos en circuito, de medidas 260/710 R20 delante y 290/710 R20 detrás. La suspensión procede de NISMO, y es superior a la empleada en los SpecV. Está compuesta por coilovers ajustables, con dos settings posibles. La altura libre al suelo con respecto al modelo de serie es 10 mm inferior.

Los restantes cambios responden en gran parte a cuestiones de homologación para circuito: jaula antivuelco, bacquéts Recaro o un volante de competición. El coche dispone de un extintor en el habitáculo, un cronómetro integrado en la consola central y curiosamente retiene el aire acondicionado. Con todo, el peso del coche se ha reducido en casi 100 kg, dejando la báscula en 1.660 kg. Sigue teniendo algo de sobrepeso, pero teniendo en cuenta su apetito de serie 80 kg más pesado, no será coraje o prestaciones lo que le faltarán.

Vía: Autoblog -> GT-R Blog En Diariomotor: Dos japoneses muy rápidos enfrentados: Lexus LFA vs Nissan GT-R | Nissan GT-R GT1, la bestia de los circuitos | Nissan GT-R SpecV, se venderá en España al doble de caro que el GT-R