comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Peugeot

6 MIN

Peugeot 508, presentación oficial en París

Peugeot 508

A falta de poco más de dos semanas para que el Peugeot 508 tenga su puesta de largo en el Salón de París, Peugeot nos revela en directo su último modelo, la berlina que pretende situarse en lo más alto del segmento de entre las marcas generalistas y tener “a tiro” a las tradicionales marcas premium alemanas. En su apuesta han optado por una berlina de mayor tamaño, espaciosa, elegante y con un equipamiento extenso y motores más eficientes, algunos de los cuales se irán introduciendo progresivamente los próximos años.

Definitivamente el Peugeot 508 se muestra como una berlina de gran porte, con 4.79 metros, unos 10 cm más que su predecesor el Peugeot 407. Entre otras cosas se ha conseguido aumentar la longitud de la carrocería así como la distancia entre ejes para mejorar la habitabilidad a bordo, sin que ello suponga una penalización de peso, de hecho con un mayor equipamiento los 508 y 508 SW serán unos 35 y 45 kg de media más ligeros que el 407 y 407 SW, respectivamente.

En directo hemos podido comprobar que efectivamente el nuevo Peugeot 508 se ha nutrido de algunos detalles del prototipo Peugeot SR1 que ya vimos en el Salón de Ginebra en marzo. En la vista frontal que ha acogido ahora un voladizo delantero más corto, lucen sendos faros alargados y una parrilla más estrecha que supone el abandono definitivo de la gigantesca “boca” que ha lucido la última generación de vehículos de la marca francesa. Unas barras cromadas sobre la parrilla y una pequeña visera con la inscripción Peugeot hacen el resto.

La tapa del maletero se ha dispuesto a cierta altura para garantizar un mayor espacio de carga. Con 545 litros para la berlina y 660 litros para el familiar sin necesidad de abatir asientos, el volumen de carga del Peugeot 508 es comparable al de un Audi A6, un Ford Mondeo o un Opel Insignia y superior al de un BMW Serie 5. Pese a no contar con portón, ni tampoco con una variante berlina de 5 puertas, la boca de carga es bastante grande. La fila de asientos trasera es abatible en disposición 60/40 y dispone tras la bandeja del asiento central de una ventanilla para cargar los esquíes.

Según Peugeot su objetivo ha sido el de subir un peldaño en lo que a calidad se refiere, y no sólo de materiales, sino también de procesos de fabricación y de puesta a punto. Antes de que el Peugeot 508 llegue a los concesionarios en 2011 se habrá realizado un plan de rodaje de 2.000.000 de km en condiciones reales con el objetivo de analizar y paliar en la medida de lo posible el desgaste típico de la edad y de un uso prolongado.

La búsqueda de un cierto equilibrio entre calidad/precio, ha llevado a Peugeot a ofrecer su berlina con dos alternativas de chasis. Ambas disponen de eje trasero multibrazo. Para el eje delantero la más básica contará con suspensiones pseudo-McPherson. Por otro lado el chasis GT se ofrecerá con eje delantero de doble triángulo con pivote desacoplado, una solución que garantizará una mayor estabilidad en carretera y un buen control del balanceo. Ambas contarán con dirección electro-hidráulica de tipo piñón-cremallera.

Otro de los puntos en los que se aprecia la evolución de la berlina de Peugeot es en el habitáculo. Sendas unidades que se nos mostraron en París contaban con el mejor acabado que se ofrecerá en la gama 508, una de ellas con chasis convencional y otra con chasis GT. Ambas contaban con tapizados de piel de gran calidad tanto para los asientos como para los paneles de las puertas, combinados con plástico e incrustaciones cromadas.

En el puesto de conducción destaca un nuevo volante, ahora mucho más complejo y cargado de botones para cubrir casi todas las funciones del climatizador, navegador, equipo de sonido, control de crucero, manos libres, etc… sin necesidad de retirar las manos del volante. El asiento del conductor cuenta con ajustes electrónicos y dos memorias, así como una extensión de la base para el ajuste de las piernas. Ambos asientos delanteros cuentan con un buen soporte lateral. El arranque por botón y sin llave se encuentra a la izquierda del volante, donde también se ha integrado el activador eléctrico del freno de mano.

En la parte superior del salpicadero se ha incrustado un navegador fijo, más elevado de lo que está en los actuales Peugeot 407 y sin sobresalir del salpicadero como en los Peugeot 308 y RCZ. Otro de los sistemas que se ha integrado es un Head Up Display, o en otras palabras, un indicador del velocímetro que se proyecta sobre una pequeña superficie negra en el parabrisas, de forma que podamos ver la velocidad a la que circulamos sin necesidad de desviar la mirada de la carretera.

La amplitud de las plazas traseras es correcta, tanto en espacio para las piernas como en altura. La altura de hecho es ligeramente superior a la de las plazas traseras de berlinas como el Opel Insignia, dado que en este caso Peugeot no ha optado por suavizar tanto la caída del techo. Las tres plazas cuentan obviamente con tres reposacabezas y una plaza central cuyo respaldo sobresale ligeramente y está menos mullido que el resto.

Una de las novedades que incorpora el Peugeot 508 es el climatizador de cuatro zonas con dos difusores de aire para la fila trasera de asientos cuya temperatura se puede configurar de forma independiente.

Peugeot espera vender más de 200.000 unidades del nuevo Peugeot 508 en su primer año de comercialización. Para entonces, ya bien entrados en 2012 se lanzaría el esperado Hybrid4, que con un motor diésel delantero y otro eléctrico en el eje trasero dispondría de una potencia conjunta de 200 CV con la vista puesta sobretodo en las prestaciones pero también en los consumos y las emisiones, de hecho el objetivo que se han marcado es el de situarse en los 99 g/km de CO2.

Peugeot 508

15
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Peugeot 508 y 508 SW 2011 | “5 by Peugeot”, el adelanto del nuevo Peugeot 508