comscore
MENÚ
Diariomotor
Toyota

3 MIN

Lo que ganan los fabricantes alemanes con cada coche vendido

Nadie duda de que la industria automovilística alemana es la más potente de Europa, además de figurar en los puestos de cabeza a nivel mundial. Tras el bache sufrido durante estos dos últimos años parece haber recuperado su buena velocidad de crucero, habida cuenta de que producen a buen ritmo e incluso algunos modelos empiezan a ver como se estira la lista de espera a la hora de comprarlo.

Además de cifras de ventas, cuotas de mercado, crecimiento en países emergentes y otros números propios de las estadísticas anuales que suelen aparecer en esta época del año, resulta interesante encontrar un dato que no se suele ver con frecuencia: el dinero que ganan los fabricantes con cada coche que venden.

El estudio ha sido llevado a cabo por el experto alemán Ferdinand Dudenhöffer, mostrando claramente la rentabilidad de las marcas germanas, que en estos momentos tienen sus listas de pedidos a rebosar. Como dice Dudenhöffer: “los fabricantes de coches germanos son unos pilares económicos fundamentales del país. Sin Mercedes y compañía, Alemania sería mucho más pobre”. Pero veamos las cifras:

El mayor consorcio automovilístico europeo, Volkswagen, viene ganando una media de 683 euros en cada coche vendido, con un precio medio de 14.000 euros por coche. Si el VW en cuestión es vendido en China (un mercado cada vez más importante para el gigante alemán) el beneficio asciende hasta los 968 euros.

Mercedes obtiene una ganancia media por coche nuevo de 3.395 euros, teniendo en cuenta que el precio medio de venta de los coches de la estrella se sitúa en los 42.000 euros. BMW obtiene, por su parte, un beneficio medio de 2.300 euros en cada coche, con un precio medio de venta de 36.300 euros. Una cifra muy parecida, 2.346 euros, es lo que consigue Audi con cada venta. Sin embargo, en terminos relativos es más rentable que BMW, ya que el precio medio de venta para los modelos de los cuatro aros es de 27.000 euros.

A pesar de que son cifras envidiables, sobre todo para los tiempos que corren, lo cierto es que palidecen si las enfrentamos con los resultados del que es, de lejos, el fabricante alemán más rentable de todos. Las cifras de Porsche son de las que dejan con la boca abierta, ya que el constructor alemán consigue, con un precio medio de venta de 95.200 euros, nada menos que 14.478 euros de beneficio por cada unidad vendida.

Para poner en contexto la elevada rentabilidad de los constructores alemanes (especialmente los de categoría premium), baste con comparar sus cifras con las del mayor fabricante del mundo: Toyota obtiene un beneficio medio por coche de 306 euros, con un precio medio de venta de 20.900 euros.

Vía: bild.de En Diariomotor: La Comisión Europea lleva años vigilando los precios de los coches | A vueltas con los precios de los coches en Europa | Los inmensos SUV americanos (y, por supuesto, sus precios)