Citroën-Peugeot y Opel "cambian cromos" para fabricar sus nuevos modelos

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

París y Rüsselsheim nunca habían estado tan cerca. Y ya no hablamos de las escasas 5 horas en coche que separan los centros neurálgicos de PSA (Citroën-Peugeot) y Opel, si no de la nueva estrategia de colaboración franco-germana que se traducirá en varias plataformas compartidas y una reestructuración del proceso industrial. Dicen que la unión hace la fuerza, una máxima que cada vez que dos grandes de la industria se alían queda aún más patente.

El “intercambio de cromos” se ha iniciado y Citroën-Peugeot y Opel ya negocian para concretar de qué plataforma se encargará cada uno y como se redistribuirá la producción. Este interesante movimiento pretende mejorar la competitividad de ambas marcas conservando sus tecnologías y haciendo un reparto justo de plataformas que permita que ambos cuenten con lo mejor de cada casa. El futuro Citroën C5 será fabricado por Opel en Alemania y el próximo Opel Zafira correrá a cargo de PSA en Francia. Muy probablemente los nuevos Opel Corsa y Citroën C3 también se asentarán sobre la nueva plataforma de PSA.

Opel Zafira Tourer

El acuerdo entre Citroën-Peugeot y Opel ya está firmado, a falta de concretar los modelos que se producirán en las factorías de cada marca.

Se confirma que Citroën delegará en Opel para el sucesor del actual C5, cuyo proyecto aún sigue escondido bajo el pseudónimo X8. Se desconoce qué factoría de Opel se encargará del trabajo, pero todo apunta a que Rüsselsheim sería la elegida por dos razones: actualmente allí se ensambla el Opel Insignia y de alguna forma tendrán que compensar el traslado del Opel Zafira a Francia.

Opel ya ha descartado que sus nuevos planes para con Citroën y Peugeot impliquen la pérdida de puestos de trabajo en Alemania. Por su parte todo apunta a que en Opel están dispuestos a aprovechar el desarrollo común de dos plataformas clave para sus intereses a largo plazo, para la línea de producto que llegará a los concesionarios a partir de 2016. Estas serían las del segmento B y D, que afectarían a los nuevos Opel Corsa y a un monovolumen y un SUV de gran tamaño.

Fuente: Autonews (I) y (II)
En Diariomotor: General Motors y Peugeot-Citroën ya bailan al mismo son | General Motors está a punto de comprar una parte de Peugeot-Citroën

Lee a continuación: Opel Adam, un nuevo urbanita chic, premium y personalizable

Ver todos los comentarios 10