El Citroën C5 es la berlina de tamaño medio de Citroën. Se trata de un modelo que fue presentado en el año 2008 y que ha recibido diferentes actualizaciones a nivel de equipamiento, motorizaciones y precio.

Sus rivales de corte generalista como el Peugeot 508, el Opel Insignia o el Ford Mondeo son por lo general modelos más modernos o, por lo menos, han sufrido actualizaciones de mayor importancia para mantenerse como alternativas actualizadas. El Citroën C5 cuenta en estos momentos con una política donde encontrar una buena relación calidad/precio en cuanto a equipamiento y propulsores, aunque la oferta mecánica disponible y el grado de personalización es reducido.

Motorizaciones del Citroën C5

La gama del Citroën C5 se reduce a dos únicas posibilidades diésel basadas en el mismo motor 2.0 HDI, quedando descartada cualquier posibilidad de asociar al Citroën C5 con una mecánica gasolina.

El motor 2.0 HDI está disponible en potencia de 150 CV y cambio manual de 6 velocidades, o potencia de 180 CV y cambio automático de 6 velocidades EAT6. En ambos casos encontramos de serie la función Stop&Start y el sistema SCR con inyección de AdBlue para reducir consumos y emisiones.

Gama y equipamiento del Citroën C5

La gama Citroën C5 cuenta con dos carrocerías, una versión berlina con cuatro puertas y maletero de 440 litros y una versión familiar denominada C5 Tourer con cinco puertas y maletero de 505 litros. Existe además una variante de la carrocería familiar denominada XTR, pensada para un uso ocasional por caminos no asfaltados pero sin grandes cambios que ofrezcan mejores cualidades todocamino.

Los niveles de acabado en el caso del Citroën C5 berlina son tres: Feel, Feel Edition y Shine. En el caso del Citroën C5 Tourer sólo encontramos dos niveles de acabado: Feel Edition y Shine Tourer XTR.

Dada la veteranía del Citroën C5 su oferta de equipamiento cuenta con algunas carencias si lo comparamos con sus más directas alternativas. A pesar de ello, la gama C5 cuenta con hasta 7 airbags, control de crucero, faros Bi-Xenon con función direccional y sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7" y compatibilidad como MirroLink y Apple Car Play.

Como elemento diferenciador y que sólo puede instalar el Citroën C5 en sus versiones tope de gama, nos encontramos con la suspensión hidroneumática Hidractiva III+. Se trata de una tecnología exclusiva de Citroën que ofrece un muy alto nivel de confort y una estabilidad sin rival. Es un sistema peculiar especialmente interesante para los que valoren el confort al volante o vayan a realizar un gran kilometraje.

¿Por qué escoger el Citroën C5?

La oferta del Citroën C5 nos dibuja una berlina o familiar de diseño sobrio, enfocada a un público objetivo que busque una buena relación calidad/precio, un motor diésel polivalente y de bajo consumo y una lista de equipamiento que no se nutre de los últimos avances.

Hablamos por lo tanto de una opción a tener en cuenta para aquellos que no buscan lo último del mercado, pero sí pretenden hacerse con un coche diésel, espacioso, confortable y a buen precio.

Citroën C5