El Ford Ka desaparecerá para centrar la atención en una nueva gama de SUV y crossover

 |  @davidvillarreal  | 

De nada sirve que los pequeños turismos se estén reivindicando como la alternativa ideal en estos tiempos en que la austeridad y el ahorro se imponen sobre los valores que hasta hace poco predominaban en la industria del automóvil europea. El tamaño, sí importa, pero aún más el hecho de que vivamos en una industria cada vez más global que no se puede permitir el lujo de desarrollar modelos en exclusiva para un único mercado, por importante que sea este.

Europa es el feudo inexpugnable del segmento A, pero entre italianos y franceses Ford se ha percatado de que su apuesta por el Ford Ka de segunda generación no ha tenido tanto éxito como lo tuviera aquella primera versión que fraguó su éxito plantándole cara al Renault Twingo I. Lo importante ahora es producir automóviles con un buen volumen de ventas a uno y otro lado del Atlántico, pues de otra forma no tendría sentido perpetuar un Ford Ka con plataforma Fiat que recordemos que a día de hoy se fabrica en Tychy (Polonia), junto al 500, el Panda y el Lancia Ypsilon.

Ford centrará su estrategia en Europa en los nuevos SUV

Actualmente por cada Ford Ka matriculado en España se venden cicon Ford Kuga.

Ford prefiere ampararse en el éxito del SUV y el crossover para potenciar su nuevo Ford EcoSport, que en principio tiene visos de best seller en el nuevo y el viejo continente. Para muestra un botón, por cada Ford Ka que se vendió en España este año se matricularon cinco Ford Kuga. Con un precio competitivo y el halo que rodea a este tipo de turismos sobre-elevados, de entre los cuales el Nissan Juke (y su hermano mayor el Qashqai) sigue siendo la referencia, está claro que Ford podría salvar los muebles en Europa.

Con más pena que gloria el Ford Ka pasaría a mejor vida y eso que los prototipos que pretendían ser un adelanto del nuevo modelo se las prometían felices, véase el Ford Start Concept. Sinceramente creo que Ford podría haberlo hecho mucho mejor y hacer del Ka un super-ventas, a las cifras de Fiat o Renault en Europa me remito, pero está claro que la vuelta a la rentabilidad en el continente europeo pasa por decisiones drásticas como esta.

Fuente: Autocar.co.uk
En Diariomotor: Ford prepara un nuevo y diminuto crossover global | Ford EcoSport: un Kuga en miniatura para Europa en 2014

Lee a continuación: Prototipo clásico: Ghia Saetta (1996), los orígenes del Ford Ka

Solicita tu oferta desde 7.690 €
  • AB

    Pues debe ser cierto que no ha tenido mucho exito, la verdad es que no recuerdo haber visto ninguno por la calle.

    • alicia

      Pues tu no habrás visto ninguno en la calle, pero yo en Valencia me cruzaré todos los días con 10 o 15….

      • Se ve, pero no es tan común como el Fiat Panda o el 500 que venden muchísimo. De todas formas en España el segmento A no es tan popular como en otros países europeos. Incluso el Twingo tiene unas ventas bastante modestas.

      • Rest

        To tb veo bastantes, y d la primera generación, como dice el artículo, aún más.

  • Podrían publicar un artículo sobre el Ford Explorer? El mejor SUV que existe…o no lo conocen en Europa?

    • El Ford Explorer, como tal, no lo conocemos en Europa salvo de oídas y de la información que tenemos del modelo de Estados Unidos ;)
      Aquí van a introducir el EcoSport y el Edge y el Escape norteamericano llega ahora, aunque aquí su nombre es Kuga.

  • ADN

    El primero hizo su hueco en el mercado por la gran personalidad que había en su diseño. Este es demasiado genérico, el diseño podría ser de cualquier marca, no tiene identidad. De relanzarse, Ford tendría que hacer un diseño que logre el mismo impacto que el primero, o sacar un reemplazo con otro nombre.

  • nombre

    es que este coche es una birria, pequeño e inutil

  • mario

    Lo que mas llama la atencion es que Fiat consiga muchas ventas, y Ford no, con un modelo que es exactamente el mismo, pues comparten plataforma y motores. Pienso que lo que fallan son los compradores, que tienen una imagen de marca con la que Ford no puede competir. La gente prefiere gastarse 15.000€ en un Fiat500, que 9.000€ en lo mismo pero con logotipo Ford.