CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

8 MIN

5 razones por las que el Alfa 4C es un deportivo único y merece la pena que pagues 60.000 euros por él

David Villarreal | @davidvillarreal | 11 May 2013

El mes pasado mi compañero Mario os ofrecía un buen análisis de algunos pequeños deportivos que por potencia y precio bien podrían ponerle las cosas muy difíciles a este nuevo Alfa Romeo. El Alfa 4C llegará a un selecto grupo de clientes y concesionarios con un precio inicial de 60.000 euros para el denominado Launch Edition, bien equipado y distinguido, y más adelante con una versión accesible por debajo de los 50.000 euros.

Eso significa que el Alfa 4C estará en precios similares a los de un Porsche Cayman (y Boxster) o un Lotus. Incluso te podrías comprar algunos descapotables biplazas como el BMW Z4 o el Mercedes SLK, por no hablar de otros coupés más modestos como el Audi TT por un precio más accesible. Pero obviamente el espíritu del Alfa 4C es más propio de un Lotus que de cualquier otro deportivo premium que mencionemos.

¿Por qué razones el Alfa 4C apenas tendrá rivales? ¿Por qué se convertirá en uno de los modelos más deseados de cuantos haya construido Alfa Romeo?

1. La razón con más peso: el Alfa 4C como deportivo ligero

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El Alfa 4C será más ligero que un Fiat Panda, por lo que entraría a competir con deportivos de la talla de Lotus.

La obesidad es sin lugar a dudas el mayor problema de los deportivos de este siglo. Por razones de fuerza mayor, cualquier automóvil fabricado actualmente debe concebirse bajo unas estrictas medidas de seguridad que impliquen protección pasiva ante impactos – es decir – que la carrocería absorba la fuerza del choque y se deforme controladamente y toda una serie de sistemas que de una forma u otra implican un peso añadido extra. Por supuesto que muy pocos – aunque no todos – estarían dispuestos a prescindir de climatizador, avanzados equipos multimedia y asientos confortables que garanticen una conducción más cómoda y placentera.

Por esa misma razón aquellos deportivos que no llegan a la tonelada, son una auténtica rareza. Si buscamos algo medianamente práctico, tenemos un Lotus, de otra forma ya tendríamos que pasar a deportivos mucho más radicales como un Caterham o un KTM X-Bow. Estos dos últimos jugarían en otra liga.

El Alfa 4C estará por debajo de los 900 kilogramos, con menos de 4 kilogramos por cada CV. A su lado un Porsche Cayman con algo más de 1.300 kilogramos jugaría, también, en otra liga diferente, la de los deportivos de motor central, pero jamás en la de los deportivos ligeros.

2. El punto tecnológico: un chasis monocasco de fibra de carbono

Alfa 4C

La industria del automóvil deportivo mira a este Alfa 4C de reojo. Si Alfa Romeo ha podido lanzar un deportivo con chasis monocasco de fibra de carbono con precio de mercado, ¿por qué no lo hemos hecho nosotros antes?

Para lograr la hazaña de rebajar su peso hasta las cifras que ya os hemos ido mencionando en los últimos meses, el Alfa 4C se ha construido utilizando un monocasco de fibra de carbono, una solución similar a la empleada por superdeportivos de la talla de LaFerrari, el Lamborghini Aventador o el Pagani Huayra. Como podrás imaginarte la expectación que ha generado Alfa Romeo con esta decisión, no solo ha fascinado a futuros compradores y entusiastas de los deportivos en general, la propia industria del automóvil ha recibido con asombro que el Alfa 4C vaya a comercializarse con un chasis monocasco de fibra de carbono y un precio que – a priori – nos puede resultar algo caro, pero que en esencia está en un precio de mercado lógico.

Las únicas piezas metálicas que tendrán alguna función estructural, y serán de aluminio, las encontraremos en las puertas y los sub-chasis delantero y trasero. El coste de esta tecnología limitará su producción y, suponemos, también conllevará cierta problemática a la hora de reparaciones tras accidentes o detalles tan curiosos como el aparecido en el número de mayo de la revista británica EVO. Por lo visto el capó delantero, aunque parezca practicable para acceder a un pequeño maletero, en realidad es fijo y desmontarlo no será nada sencillo por lo que su uso como un maletero al uso queda completamente descartado. En la zaga sí que contará con un pequeño maletero junto al motor.

Los paneles de la carrocería se han construido en un material compuesto de baja densidad, más ligero incluso que la fibra de carbono del monocasco y muy resistente a la corrosión.

3. El valor de tener un futuro clásico en tu garaje

Alfa 4C

El proceso de construcción de un chasis monocasco de fibra de carbono es tan complejo que Alfa Romeo no podrá fabricar más de 2.500 unidades al año. Futuro clásico a la vista.

Desde el primer momento Alfa Romeo entendió a su nuevo deportivo como una pieza exclusiva y un alarde tecnológico que exigía una tirada muy limitada. Desconocemos si el monocasco de fibra de carbono es causa o consecuencia de que apenas se vayan a construir 2.500 unidades al año. Lo único seguro es que la peculiaridad de construir un monocasco en fibra de carbono exige un volumen de producción muy limitado. En Europa no se comercializarán más de mil coches al año.

En definitiva la conclusión a la que podemos llegar es que no solo estaremos accediendo a una pieza tecnológica que hoy por hoy apenas tiene rivales en el mercado, sino también a un automóvil que está destinado a ser un futuro clásico.

Por otro lado, sus afortunados propietarios podrán presumir de haber adquirido un flamante deportivo con motor trasero central y fabricado en Módena. El ensamblado del Alfa 4C se llevará a cabo en la fábrica de Maserati. No nos olvidemos también de que su lanzamiento se producirá con la llegada de las mil unidades del Launch Edition, cada una por aproximadamente 60.000 euros. Pero más adelante también se comercializará con una versión más modesta por algo menos de 50.000 euros.

4. Cuore, ¿qué es el cuore?

Alfa 4C

Es cierto que el diseño de faros es muy discutible, personalmente como a casi toda la gente con la que lo he discutido, no me gusta. ¿Cuánto tardarán en corregirlo o en aparecer soluciones aftermarket?

No sería nada profesional por mi parte aludir a los lemas publicitarios de la marca para convencer a alguien de que este Alfa 4C es una oportunidad única de disfrutar de un deportivo muy especial, pero el 4C tiene cuore. Eso que los italianos llaman corazón y que en este caso se traduce en uno de los diseños más bellos de cuantos hayamos visto en los últimos años. Y mucho ojo, que en nuestro primer encuentro con el Alfa 4C en el Salón de Ginebra casi nos caemos de espaldas al ver el diseño de faros que se ha escogido para este modelo definitivo.

Aparentemente la solución de faros bi-led, con Xenon y cinco proyectores LED, se escogió por ser la que ofrecía una mejor relación de coste y ahorro de kilogramos. Me temo que será la primera pieza susceptible a modificaciones en futuras versiones y que algún preparador aftermarket ya estará pensando en un diseño alternativo.

5. Y por último pero no por ello menos importante… sus prestaciones

Alfa 4C

Y con todo lo dicho anteriormente, prácticamente nos habíamos olvidado de sus prestaciones. Para empezar la dinámica de este Alfa 4C está fuera de toda duda, primero por su construcción ligera y segundo por su excelente distribución de peso. La mayor parte de la masa se concentrará en el tren trasero (un 62% frente a un 38% en el delantero), reduciéndose además la masa suspendida fuera del espacio delimitado por ambos ejes gracias a su motor trasero central, lo que garantiza que será – probablemente – un deportivo exigente con el conductor y divertido, muy divertido. Las llantas traseras serán de un diámetro mayor que las delanteras, habiendo dos opciones: 18” y 17” o 19” y 18”.

El Alfa 4C superará los 250 km/h de velocidad máxima y el 0 a 100 km/h lo realizará en solo 4,5 segundos, con un motor de cuatro cilindros, 1.750 cm3 y solo 240 CV de potencia. El intermediario entre el motor y el tren trasero será un cambio TCT de doble embrague, sincronizado con los modos de conducción DNA y un Launch Control. Su aceleración, por establecer algún paralelismo, sería equiparable con la de un Audi R8 2013 con motor de ocho cilindros.

Aún no se ha hablado de consumos, algo tan infame como preguntarle a una dama por su edad. Pero con un motor de su cilindrada y una construcción tan ligera, ¿alguien duda de que este Alfa 4C se situará en un nivel de consumos y emisiones realmente sorprendente para sus prestaciones?

¿Refrendaremos todo lo dicho cuando tengamos ocasión de echar el guante a este deportivo y conducirlo? Quién sabe…

El Alfa 4C en Diariomotor: Todos los detalles | Repaso a los rivales | ¿Qué sucede con tus faros?

Alfa 4C