El efecto Quattroporte duplica las ventas de Maserati en 2013

 |  @davidvillarreal  | 

Maserati ha comenzado su remontada ascendente y de qué manera. 2013 fue un año de récord para Maserati, con 15.400 ventas en todo el mundo. Lo que supone un incremento del 148% respecto a los años anteriores, en los que la marca del tridente estaba en cifras en torno a las 6.000 unidades. Y el responsable de este crecimiento tan acusado no es otro que el Maserati Quattroporte, la berlina de lujo de la casa que tras renovarse y recibir nuevos motores, incluido un diésel, experimentó el efecto novedad y cerró 7.800 ventas.

Pero esto no es más que la punta del iceberg. Con el lanzamiento de octubre del Maserati Ghibli apenas hubo tiempo para que la nueva berlina de acceso de la marca tuviera efecto en los resultados. El primer modelo concebido para alcanzar cifras nunca antes vistas por los italianos, ya nos mostró la buena acogida del mercado y en poco más de dos meses cerró 2.900 ventas. Con lo cual, podemos intuir que en 2014 la marca seguirá creciendo exponencialmente y que el objetivo de alcanzar las 60.000 ventas en 2015 sigue siendo factible.

Maserati estuvo presente por primera vez en la Super Bowl con un evocador anuncio del nuevo Ghibli.

Para Maserati, su mercado predilecto sigue siendo el de Estados Unidos, que cerró el año con 6.900 ventas, el doble que el año anterior. No es casualidad que Maserati pusiera toda la carne en el asador y quisiera estar presente en en el escaparate publicitario más importante del año, la Super Bowl. Mientras sus rivales británicos de Jaguar estuvieron durante semanas creando expectación ante su esperado anuncio, la niña de los ojos de la nueva FIAT Chrysler Automobiles escondió sus cartas hasta el último momento, con uno de esos anuncios que apelan a los sentimientos del telespectador y no muestran el coche – el Maserati Ghibli – hasta la catarsis final.

El segundo mercado más importante para la marca, China, cerró con 3.800 operaciones, un incremento del 334% respecto al año anterior, un dato realmente esclarecedor de lo importante que resulta el nuevo Quattroporte para los intereses de la marca en el Gigante Asiático.

Para alcanzar el objetivo de 60.000 ventas anuales, en 2014 y 2015 deberían seguir duplicando sus ventas. El efecto Ghibli y Levante se encargarían de ello.

Pero lo más importante está aún por llegar. 2014 será el primer año completo de comercialización del Maserati Ghibli, un modelo con suficiente potencial como para lograr multiplicar por diez las ventas en un periodo de poco más de tres años. Aunque en cualquier caso, para alcanzar tales registros aún habrá que esperar al tercer modelo en discordia, el Maserati Levante, un SUV compacto “deportivo” que debería iniciar sus ventas en poco más de un año.

Y sinceramente creemos que Maserati está en disposición de cumplir sus expectativas, lo que situaría por primera vez a la marca en el escalafón de los fabricantes de gran volumen, muy lejos del constructor artesano italiano que había sido hasta la fecha. Pensemos que, de cumplirse sus expectativas, a partir de 2015 estaríamos hablando de grandes números, los suficientes como para codearse de tú a tú con otra marca que ha crecido imparable durante los últimos años.

Los británicos Jaguar cerraron el pasado año con más de 76.000 ventas, aunque ellos también tienen escondidos varios ases en la manga para seguir creciendo y evitar que los de Modena les pisen los talones. Se avecina una bonita batalla.

Fuente: Maserati
En Diariomotor: Maserati doblará su red de concesionarios para multiplicar por diez sus ventas

Lee a continuación: Pequeño repunte de las matriculaciones en enero y optimismo de cara a 2014

Toda la información que necesitas sobre el modelo Maserati Quattroporte: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

  • Mike Gonzalez

    me alegro por Maserati, aunque sus ultimos diseños no me agraden en absoluto

  • Sergio Rincón

    Me parto de risa al oír las palabras “el Maserati Levante, un SUV compacto deportivo”, si un SUV y un deportivo son cosas muy diferentes, me atrevo a pensar que incluso mutuamente excluyentes. En fin, el mercado, la moda y sus -en ocasiones- inexplicables tendencias.

    • Tienes toda la razón. Lo entrecomillo porque el apelativo es desafortunado y confuso. Cuando lo escribía tenía en mente en que el Levante en el fondo quiere estar en la línea del Macan de Porsche.

      • Sergio Rincón

        Yo no tengo ningún problema con que así lo hayas redactado, pues así es como lo quieren presentar los dueños de la marca, que se atreven a llamar ‘deportivo’ a cualquier contenedor con ruedas que tiene tal o cual rasgo ‘deportivo’, que no prestaciones y luego te quieren cobrar una fortuna por el engendro aquel.
        Aunque eso queda para quien se deja embaucar con semejantes argumentos tan fútiles.