Peugeot RCZ R, todos los detalles y primeras impresiones desde el Jarama

 |  @HerraizM  | 

Desde su llegada a los concesionarios se han vendido 55.000 RCZ en todo el mundo. En España, 1.150.

En el Salón de Frankfurt de 2013 Peugeot elevaba a un nuevo nivel a su coupé, al Peugeot RCZ, presentándonos un Peugeot RCZ R desarrollado con todo el mimo de Peugeot Sport, con lo que ello implica. 270 caballos, una puesta a punto firmada por la división deportiva de Peugeot, un diferencial mecánico Torsen, 1.280 Kg y la atractiva estética de siempre aderezada ahora por nuevos, aunque discretos, detalles. Estamos ante la apuesta más deportiva de Peugeot en mucho tiempo… y es el momento de ponernos tras su volante.

Primera hora en el madrileño circuito del Jarama. Una fila de cuatro RCZ R nos espera ya en el pit lane. Desde la sala del briefing, situada justo encima, se ve ancho, luciendo ese bonito techo de doble burbuja tan característico.

Tiene una buena planta, sobre el papel pinta realmente bien, pero ¿qué tal se portará sobre el asfalto del Jarama?

Acompáñanos y conoce todos los detalles del Peugeot RCZ R. Los cambios estéticos y en su interior respecto a una alternativa normal, la puesta a punto de su motor y de su parte ciclo por parte de Peugeot Sport, su dinámica y los rivales de este coupé deportivo francés.

Su diseño exterior: pequeñas pinceladas para sacar a relucir su lado más deportivo

Presentado en 2007 como concept y llevado a producción en 2010, el RCZ recibió en 2013 un lavado de cara.

Al semblante característico del Peugeot RCZ se le han añadido unas nuevas pinceladas estéticas para realzar el lado más deportivo del coupé francés. Comenzando por su frontal, hay una parrilla específica con la R y el logotipo de “Peugeot” acabado en rojo.

Su altura respecto al suelo se ha reducido en 10 mm y aparecen unas nuevas llantas en 19 pulgadas con un acabado bitono y diseño específico para el RCZ R tras las que aparecen, además de unos discos sobredimensionados, unas pinzas acabadas en rojo. Estas llantas cuentan también con el distintivo de la R en su perfil.

El mayor aporte estético está en su zaga con el difusor y el alerón fijo.

Su zaga es el mayor reclamo estético del Peugeot RCZ R quedando en manos de un difusor en el que se integra la doble salida de escape y un alerón que aún no sobresaliendo demasiado en altura goza de unas buenas dimensiones, aunque queda bien integrado.

Este alerón lejos de ofrecer “sólo” un condimento estético aporta al conjunto una reducción de peso de 17 kg con la desaparición del automatismo del alerón móvil original, además de un apoyo aerodinámico extra a la zaga a ritmos altos.

El Peugeot RCZ tiene una longitud de 4.294 mm, con una anchura con los retrovisores desplegados de 2.107 mm y una altura de 1.352 mm y una distancia entre ejes de 2.612 mm. Su peso es de 1.280 kg, logrando así una relación de peso/potencia de 4.7 kg/CV.

Está disponible en 4 colores, en Rojo Erythrée, Negro Perla Nera, Gris Sidobre y Blanco Opale. Además como opcionales de personalización se ofrece un techo cona cabado en carbono brillate o satinado, carcasas para los retrovisores en negro o adhesivos para la carrocería entre los que encontramos una franja para la parte inferior lateral.

Personalmente me parece totalmente acertada la estética del RCZ R. Tiene los aditivos justos y necesarios para reafirmar su condición deportiva y no recae en los excesos. Quizá algún aditivo más en su frontal, como un splitter, no hubiera estado de más, pero en líneas generales ofrece un buen trato a la discreción dentro de la deportividad de este modelo natural de este modelo.

El techo de doble burbuja me sigue pareciendo todo un acierto.

Su habitáculo: una pareja de asientos deportivos como principal reclamo

Costuras y detalles en rojo, umbrales de las puertas, insignias… pero sobre todo una pareja de asientos de lo más deportivo ponen el toque “R” en su interior.

Al abrir la puerta nos encontramos a modo de recibimiento con unos imponentes asientos deportivos acabados en Alcántara con el reposacabezas integrado y que destaca por una importante dotación de refuerzos laterales además de encontrarnos con el emblema de la R en la parte superior.

Sentados en ellos nos encontramos a nuestro alrededor con una buena dotación de cuero en un acabado negro contrastado por costuras en rojo, extendiéndose a nuestro alrededor por el salpicadero, los guarnecidos de las puertas, la consola central e incluso las alfombrillas.

Ante nosotros un volante de base achatada con costuras en rojo rematado además con una placa inferior donde aparece la inscripción “RCZ”. El diseño general del volante se ve algo anticuado ya, pero desde luego se lo perdonas una vez estás en marcha con el RCZ. Para su instrumentación, un conjunto sencillo de cuatro esferas con dos esferas principales a los lados, que recogen el velocímetro y el cuentarevoluciones y dos esferas secundarias con el nivel de combustible y la temperatura, además de un display central a modo de ordenador de a bordo y un segundo display en el velocímetro ejerciendo de odómetro.

Entre los aireadores centras un reloj analógico con mucha clase.

Sobre la consola central nos encontramos la pantalla del navegador, seguida a continuación por la parte inferior de los controles del sistema de sonido y el climatizador bizona. En el puente central aparece una palanca de cambios con un acabado en aluminio por la parte superior y un remate en rojo por el centro además de una placa con la R que nos vuelve a recordar que este RCZ no es un RCZ cualquiera.

En líneas generales ofrece un buen acabado, sobre todo a destacar sus asientos, cómodos, con un buen nivel de agarre, bonitos y terminados en Alcantara, pero también nos encontramos con buenos ajustes y presencia por todo el salpicadero, aunque adolece el encontrarnos en la misma gama con un Peugeot 208 y Peugeot 308 que marcan una nueva generación para la marca y por tanto una nueva evolución interior.

Su motor: con 270 caballos es el motor de producción más potente de la marca

Peugeot Sport asegura también una mejora en la fiabilidad mecánica del RCZ aún habiendo mejorado sus prestaciones, quedando garantizado para más de 200.000 km.

Bajo el capó del Peugeot RCZ R nos encontramos con un bloque de 4 cilindros y 1.6 litros gasolina sobrealimentado que desarrolla una potencia de 270 caballos a 6.000 rpm. Aunque actualmente la referencia en motores sobrealimentados la pone el Mercedes A 45 AMG con 180 caballos por litro el Peugeot RCZ R logra con el motor THP 270 una potencia específica de 170 caballos por litro. Su par es de 330 Nm disponible desde los 1.900 rpm hasta las 5.500 rpm.

El bloque, con código EP6CDTR, cuenta con un buen número de piezas reelaboradas, contando con un tratamiento térmico específico para mejorar así su resistencia. Además el sistema de turbo Twin Scroll ha sido desarrollado de manera específica. Nos encontramos también con un nuevo colector de escape en acero, nuevos pistones con una relación de compresión de 9,2:1 encargados a Mahle Motorsport (quienes también suministrar a la Fórmula 1) y cuenta con un nuevo sistema de refrigeración.

El motor ha sido construido en Francia y es el bloque más potente de producción desarrollado por la marca.

Las bielas también son de nueva factura, así como la línea de admisión, la línea de escape y los desarrollos de la caja de cambios de 6 velocidades.

Prestacionalmente el Peugeot RCZ marca un 0 a 100 km/h de 5.9 segundos, recorriendo 1 kilómetro desde parado en 25.4 segundos. Su velocidad máxima es de 250 km/h limitada electrónicamente y ofrece una recuperación de 80 km/h a 120 km/h en sólo 6.8 segundos. Por consumos registra un consumo mixto de 6.3 l/100 km, un consumo extraurbano de 5.1 l/100 km y un consumo urbano de 8.4 l/100 km. Su depósito de combustible es de 55 litros y sus emisiones de CO2 son de 145 g/km.

Su parte ciclo: frenos mejorados, nuevos reglajes para la suspensión…

Los discos de freno además de estar sobredimensionados tienen una mejor refrigeración, heredada de los WRC.

Más allá de los cambios estéticos de su exterior y los nuevos detalles y acabados de su habitáculo y en sintonía con la evolución de su motor, que recordemos entrega 270 caballos, nos encontramos con una nueva puesta a punto para la suspensión, reduciéndose su altura en 10 mm, sus frenos, neumáticos y barras de torsión.

Sus reglajes han sido configurados por los pilotos de Peugeot Sport, buscando no sólo una buena respuesta en pista, sino un equilibrio comprometido también con el uso diario.

Thierry Chauvet, de Peugeot Motorsport es el encargado de hablarnos de como se han involucrado los miembros de la división deportiva de Peugeot en el desarrollo del RCZ R señalándonos además de las claves del motor que acabamos de repasar.

Para las suspensiones se confía en unos muelles más duros, mientras que su reglaje, en vías, caídas y convergencia también han sido revisados.

La capacidad de frenado del Peugeot RCZ R queda patente con un 130-0 km/h en 61 metros.

A las anteriormente mencionadas llantas de 19 pulgadas desarolladas en aleación y de diseño específico le acompañan unos frenos sobredimensionados con discos de 380 mm de diámetro y 32 mm de grosor, estando además mejor refrigerados y unos neumáticos Goodyear Eagle F1 Asymmetric específicos en medidas de 235/40 R19. Además el ESP recibe un nuevo tarado, contando con la posibilidad de ser desconectado totalmente.

Por supuesto no nos olvidamos del diferencial autoblocante mecánico firmado por Torsen, siendo la primera vez que PSA monta un diferencial de este tipo.

En movimiento: sorprende con un grato paso por curva

Hechas las introducciones y repasados los cambios de cada uno de los puntos del Peugeot RCZ R, de los aderezos que completan su exterior y su habitáculo y del trabajo de Peugeot Sport en su motor y chasis, es el momento de ponernos tras su volante en una breve pero intensa toma de contacto en el circuito del Jarama que dicho sea de paso da buena cuenta ya en sus accesos de las obras de remodelación a las que se está viendo sometido. Da gusto pasar por el túnel de acceso y ver el nuevo asfalto del Paddock o los nuevos revestimientos de las paredes.

En los boxes del Jarama nos esperan 4 unidades del RCZ R. Es primera hora de la mañana pero el sol y una buena temperatura ya nos acompañan. Arrancamos, nos enfundamos los guantes y el casco y recorremos los últimos metros del pit lane… ¿de qué es capaz el Peugeot RCZ R en circuito?

Afrontamos el primer tramo antes de llegar a la curva de final de recta del trazado madrileño y lo hacemos en compañía de un bonito y grave sonido. No es algo exagerado ni radical, pero encaja a la perfección con ese equilibrio entre deportividad y uso diario que remarcan desde la firma… y tras probarlo y aunque la prueba ha sido en circuito es lo que me ha transmitido este RCZ.

Jugueteamos a 5.000 revoluciones con una entrega sin sobresaltos en las que más que por la entrega de su potencia sobresale por como se transmite al asfalto. Seguro que muchos al ver que el RCZ R dispone de 270 caballos entregados a las ruedas delanteras esperaban comentarios sobre subvirajes y pérdidas de tracción… pero creedme que el RCZ R sorprende muy positivamente en este apartado.

Ofrece una gran estabilidad y aunque como hemos visto los muelles son más duros que de serie no es excesivamente seca la suspensión (aunque obviamente estamos en un circuito). Tracciona realmente bien y aunque transmite ciertas vibraciones al volante en cada giro estos no se traducen en subvirajes.

El diferencial hace un excelente trabajo e incluso lejos de los subvirajes nos encontramos con un leve aporte de la zaga en las curvas, dentro obviamente de su condición de delantera. Correcta la frenada y el tacto de la dirección, así como un buen trabajo también de los refuerzos laterales de los asientos que nos mantienen bien en el sitio.

Trabajos ligeramente por encima de los 210 km/h al aproximarnos al final de recta, última vuelta para refrigerar y vuelta a boxes. Desde luego me quedo más que satisfecho con como asume el RCZ R su condición de delantera deportivo. El Torsen hace un enorme trabajo y nos ofrece un grato paso por curva. Un Audi TTS, y qué decir ya de un RS, ofrece un paso por curva mucho más refinado sí, pero aquí no contamos con una tracción quattro y el resultado es muy bueno.

La respuesta del propulsor es buena y el cambio ofrece un tacto correcto, pero sin duda los principales elogios deben irse para la puesta a punto del chasis.

Precio y rivales: en España desde 42.900 euros

El Peugeot RCZ R tiene un precio en España sin promociones de 42.900 euros.

El Peugeot RCZ R llega finalmente al mercado español con un precio de 42.900 euros. Este precio lo sitúa 9.350 euros por encima del Peugeot RCZ de 200 caballos, algo comprensible si tenemos en cuenta la puesta a punto, el extra de potencia y los cambios tanto en su exterior como en su interior y en su equipamiento que recibe esta versión.

Con la llegada del RCZ R, ya disponible en los concesionarios, la gama RCZ queda articulada más allá del R por el THP de 155 caballos desde 30.600 euros y su versión automática, desde 32.500 euros, el THP de 200 caballos desde 33.500 euros y la alternativa diésel HDI de 160 caballos por 33.550 euros.

Es difícil pensar en un rival directo para el RCZ R. Podemos pensar en el Audi TT, pero no hay ninguna versión en igualdad mecánica-precio.

Podemos pensar en dos tipos de rivales para el RCZ R. Por un lado compactos deportivos. Por otro coupés deportivos. En el primer caso nos encontramos con la alternativa del Renault Mégane RS, con 265 caballos y un precio de partida de 28.500 euros o el nuevo SEAT León Cupra, con 280 caballos con un precio de partida de 32.040 euros e incluso dado el precio del Peugeot RCZ R podemos irnos a una alternativa con más potencia y tracción total como el Volkswagen Golf R, con 300 caballos entregados a las 4 ruedas por un precio de 39.230 euros… pero estos no juegan del todo en la liga del RCZ R al ser compactos. Son aptos para un trackday y para el día a día, no podemos dudar de su deportividad… pero no nos ofrecen la línea del RCZ.

Dejando a un lado los compactos y adentrándonos en los coupés podemos pensar como rival más directo al Audi TT, con una nueva generación pendiente de llegar a los concesionarios. La generación saliente nos ofrece la oportunidad de hacernos con un Audi TT 2.0 TFSI de 211 caballos, cambio manual y tracción delantera por 39.000 euros, mientras que la versión de tracción total, asociada al cambio S tronic asciende hasta los 46.110 euros. Con 272 caballos y tracción quattro está el Audi TTS, pero su precio asciende hasta los 56.845 euros, muy por encima del precio del RCZ R.

Tracción trasera y con 328 caballos está el Nissan 370Z, con un precio de partida de 46.600 euros. Desde 35.140 euros estaba antes disponible el Volkswagen Scirocco R con 265 caballos, ahora en el último lavado de cara ha llegado hasta los 280 caballos, pero aún no se ha anunciado su precio.

Bonus track: dos vueltas al Jarama “on board” con el Peugeot RCZ R

En Diariomotor: Como era de esperar, el Peugeot 308 R está dispuesto a llegar a producciónPeugeot Sport Headquarters: aquí se fabrican las victorias en competición| Peugeot RCZ R, prestaciones de órdago para el Peugeot más rápido de la historia

Lee a continuación: Peugeot RCZ R, en España por 39.900 euros

Toda la información que necesitas sobre el modelo Peugeot RCZ: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 4
  • nombre

    El interior no hace ninguna justicia con el exterior.

    • Mario Herraiz

      La verdad es que se ve algo anticuado bajo mi punto de vista si tenemos en cuenta los diseños del 208 y 308

  • 7788

    Cada vez lo veo más acertado este RCZ R. Gran coche el que ha sacado Peugeot.

Toda la información que necesitas sobre el modelo Peugeot RCZ: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.