CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

3 MIN

Royal Enfield Continental GT: la café racer desconocida viene de la India

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 9 Mar 2015
royal-enfield-continental-gt-portada
royal-enfield-continental-gt-portada

Royal Enfield es una de las empresas de motocicletas más antiguas del mundo. Fundada en 1893 en Reino Unido, pasó por un proceso similar a Triumph, quebrando a principios de los años 70 y siendo resucitada a finales de los años 90 por un grupo inversor que ha descentralizado su producción a la India. Aunque se produce en Chennai, sería injusto desligar la India de Royal Enfield, donde desde 1955 se producían bajo licencia en grandes números. Las Bullet suponían la práctica totalidad de ventas de Royal Enfield, pero ante el éxito de sus nuevas versiones de inyección, Royal Enfield ha relanzado la muy interesante Continental GT.

La café racer india de la que nos habías escuchado hablar.

Estética sesentera y aspiraciones deportivas

La Bullet de Royal Enfield lleva en producción desde 1931, sólo con actualizaciones mecánicas, reteniendo el mismo diseño.

¿Por qué os hablo de repente de la Royal Enfield Continental GT? No es una moto nueva, pero el lanzamiento de una edición especial Black me ha parecido una ocasión ideal para hablaros de una moto que no había antes pasado por Diariomotor. Lo que más nos llama la atención es su diseño 100% café racer. Un asiento corto, monoplaza y elevado hacia delante, igual que el modelo sesentero original. Guardabarros cortos, y escapes cromados, con una peculiar forma para el depósito de combustible. Aunque las café racer tuviesen depósitos de un tamaño realmente contenido, no parece el caso de la Continental GT, cuyo depósito es capaz de albergar la friolera de 13,5 litros. Pero no seamos quisquillosos.

Preferimos recrearnos en los detalles de esta preciosidad retro, con llantas de radios de 18 pulgadas o pequeños espejos retrovisores situados debajo de los puños, detalle 100% retro. Su estética única también se complementa mediante el doble amortiguador trasero con muelles en color amarillo, regulables y firmados por Paioli. Al contrario que las Royal Enfield Bullet 500 - hasta hace apenas un año único modelo de la marca y récord de fabricación continua en el mundo de la moto - las Continental GT tienen una completa instrumentación deportiva con tacómetro. La parte ciclo también mejora muy ligeramente con respecto a la incombustible Bullet.

El motor sigue siendo el conocido monocilíndrico de inyección electrónica Keihin - la misma que emplean las Triumph Bonneville, sin ir más lejos - y medio litro de cubicaje. Un motor refrigerado por aire y de vibraciones contundentes, pero sólido y nada complicado mecánicamente. No esperemos prestaciones fulgurantes: genera únicamente 29,1 CV a 5.100 rpm, pero con un sano par máximo de 44 Nm a 4.000 rpm. Este torrente de par motor será suficiente para que las recuperaciones y aceleraciones sean más que correctas, pasando toda la potencia a la rueda trasera mediante una cadena conectada a una caja de cambios de cinco relaciones.

Una pinza Brembo de dos pistones abraza al único disco de freno delantero, de 300 mm de diámetro. El eje trasero equipa freno de disco, una mejora con respecto a las Bullet, que montan aún un freno de tambor. La moto pesa 184 kg en orden de marcha y es distribuida por Motorien en España, quien acaba de presentar su edición especial Black, que pinta de oscuro todos los elementos del carenado, así como el chasis. La Royal Enfield Continental GT - un nombre con mucha pompa - está disponible por un precio que arranca en los 6.650 euros.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Masmoto.net | Motorien En Diariomotor: Royal Enfield Bullett 500, vuelta al pasado con aires clásicos