Nissan no competirá con los Toyota GT 86, pero las sagas Z y GT-R nunca morirán

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace tres años, Nissan sorprendió en el Salón de Tokyo con los IDx Concept. Dos deportivos de aspecto retro, con tracción trasera y ganas de ponerles las cosas complicadas a los Toyota GT 86. Tenemos malas noticias para vosotros: estos homenajes rodantes a los fantásticos Datsun 510 de los setenta nunca llegarán a producción. ¿El motivo? El enorme coste asociado al desarrollo de una nueva plataforma de propulsión y pequeñas dimensiones. Pero no desesperéis, aún hay esperanza para los vehículos deportivos en Nissan.

El coste de desarrollo sería muy alto en relación a las ventas esperadas. ¿De qué me suena esta historia?

En una entrevista con AutoExpress, Shiro Nakamura – vicepresidente y director creativo en Nissan – ha confirmado que Nissan no competirá con el Toyota GT 86. Por mucho que les guste la idea de un pequeño coupé de propulsión, su desarrollo sería demasiado caro y hacerlo de tracción delantera sería una traición a sus principios. No se les puede negar que son consecuentes, hay que admitirlo. ¿Pero y qué hay de la plataforma del nuevo Alpine, ya desarrollada? “Nissan no es un fabricante de vehículos de motor central”.

De nuevo, un jarro más de agua fría, pero imposible negar que en línea con su tradición. En esta línea, Nakamura admite que Nissan debe renovar su estrategia de plataformas, o al menos repensarla – da la impresión de ser caótica, o al menos, de necesitar una simplificación. La importancia de las plataformas es hoy en día capital, y todo fabricante o consorcio tiene o está implantando plataformas comunes modulares, con el objetivo de reducir costes de desarrollo. Nissan también lo está haciendo, que quede constancia.

Donde el señor Shiro Nakamura no tiene dudas es en el futuro de su gama de deportivos. Las sagas Z y GT-R seguirán en Nissan “para siempre”, por lo que podemos respirar tranquilos: algunos temían la muerte de los Z con el 370Z. Lo que parece claro es que los Z se pasarán a la turboalimentación – el Infiniti Q60 debería darnos ciertas pistas sobre futuros motores – y el sucesor del actual Nissan GT-R posiblemente tenga algún tipo de tecnología híbrida en sus entrañas. Vivimos tiempos de cambio.

Fuente: AutoExpress
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Te ha gustado el nuevo audi R8 Spyder? Al acabar el verano podrás tenerlo en tu garaje

  • ADN

    Las bajas ventas del Toyot GT86 y el Subaru BRZ demuestran que es una decisión acertada. Incluso BMW está por abandonar su plataforma compacta de tracción posterior.
    Es una pena que ese mercado sea tan poco prometedor, pues en el pasado hubo una oferta amplia y de lo más interesante.

  • .Motorhome.

    Normal que Nissan no quiera adentrarse en el segmento teniendo en cuenta el sonoro fracaso de Toyota y Subaru, un coche de baja calidad, diseño anticuado y que dinamicamente tenia que montar unas gomas de bajo agarre para que fuera posible deslizar su tren posterior.

    • EL MAS INCOGNITO

      Alguien con sentido comun… MUY deacuerdo contigo.

  • nuevoenesto

    ¿Y por qué no utilizar la plataforma de los Z?

    • Tienes razón, pero en ese caso deberían acortarlo para que pueda tener sentido. Aunque se debería ver otros factores como el peso en vacío, la posición del motor etc. Mazda/Fiat/Abarth están con todo ahora, el Toyobaru andan solitos en el mercado.