Toma de contacto con el nuevo Suzuki Baleno, ¿el rey de la relación calidad-precio?

 |  @sergioalvarez88  | 

Se acaba de poner a la venta en nuestro país el nuevo Suzuki Baleno. Aunque la denominación estuvo ausente unos años, durante los 90 gozó de gran esplendor en nuestras fronteras. Este utilitario fabricado por Suzuki en India es una propuesta diferente en un segmento B dominado por marcas europeas con puño de hierro. El Suzuki Baleno es una alternativa muy interesante a los conocidos Opel Corsa, Renault Clio, SEAT Ibiza y Peugeot 208. Es más, diría que es uno de los reyes de la relación calidad-precio. Sólo le hace falta darse a conocer, y para ello hemos realizado esta prueba.

¿Qué es el Suzuki Baleno? ¿Qué pasa con el Suzuki Swift?

El Suzuki Baleno sólo se ofrecerá en carrocería de cinco puertas, y no se venderá en nuestro mercado con motores diésel.

Yo también tenía esa pregunta. Desde el principio dudaba acerca de su posicionamiento, pero los responsables de comunicación de la marca nos lo dejaron claro. El Suzuki Baleno es un utilitario del segmento B, con 3,99 metros de longitud. Diseñado como coche principal para una familia. La diferencia con el Suzuki Swift está en el carácter más lúdico, más secundario de este último. El Suzuki Baleno ha sido diseñado como herramienta práctica de transporte, y sus prioridades principales son el máximo aprovechamiento de interior y espacio de carga.

Su diseño es completamente nuevo. El frontal es la zona con más personalidad, con una calandra curiosa y unas ópticas rasgadas, con LEDs como luces diurnas. Sus pasos de rueda están abultados, y en directo da la impresión de que sus llantas de 16 pulgadas se quedan un tanto pequeñas en relación a su perfil. La zaga es quizá la parte más anodina de este utilitario, que si bien no arriesga en diseño, tampoco polariza a sus compradores. Es un coche de compra extremadamente racional. ¿Será su talón de Aquiles?

El Suzuki Baleno destaca por el maletero de mayor capacidad del segmento B, con 355 litros de volumen máximo.

Porque sobre el papel, y si tenemos en cuenta sólo espacio interior, Suzuki nos asegura que es líder en su segmento. Para empezar, su maletero tiene la friolera de 355 litros de capacidad. Es el maletero más grande del segmento B, y es más grande que el de coches como un BMW Serie 1. Tiene un doble fondo que eleva la superficie de carga para un mejor acceso, quedando su capacidad en 320 litros en su punto superior. Un maletero cavernoso, al que sólo el Skoda Fabia y el Hyundai i20 se acercan en cuanto a volumen de carga.

Sus dimensiones interiores también son líderes en el segmento con respecto a su competencia. Es considerablemente más grande que sus competidores y sorprende que un adulto pueda viajar con comodidad en sus plazas traseras, sin limitaciones longitudinales o verticales de espacio. El habitáculo no destaca por su diseño: es sobrio y funcional hasta el extremo. Está construido íntegramente en plástico duro de buenos ajustes, aunque algunos detalles se nota que han escatimado demasiadas rupias: los guarnecidos de maletero o puertas son mejorables.

Suzuki no ha sido demasiado imaginativa con el diseño interior del nuevo Baleno.

Su instrumentación tiene un display a todo color y muy buena lectura, así como unos pequeños gádgets: medidor de fuerzas G, potencia y par disponibles en tiempo real o un ordenador de a bordo muy detallado – en la versión GLX. Se agradece igualmente que disponga de un indicador de temperatura del agua, un indicador que muchos fabricantes ya consideran superfluo. Sí le falta una rueda de repuesto completa. Sobre sus versiones y equipamiento os hablaré un poco más adelante. Ahora es el momento de ponernos al volante de este utilitario.

Al volante del nuevo Suzuki Baleno

El Suzuki Baleno se pone a la venta con una gama de motores exclusivamente de gasolina. El motor de acceso es un 1.2 atmosférico Dualjet de 90 CV, seguido por una curiosa versión mild-hybrid basada en el mismo motor, con idéntica potencia para el motor térmico, asistido por un pequeño motor eléctrico. El tope de gama es el nuevo motor 1.0 BoosterJet. Me pongo en primer lugar a su volante. Se trata de un tricilíndrico sobrealimentado por turbo, con una potencia máxima de 111 CV y un par de 170 Nm entre las 2.000 rpm y las 3.500 rpm.

La respuesta del motor 1.0 BoosterJet, incluso a bajo régimen, sorprende para su potencia de 111 CV.

Al ralentí es un motor muy silencioso, al menos desde dentro del habitáculo, de muy finas vibraciones. Lo he probado con la caja manual de 5 relaciones, y sorprende por lo instantáneo y contundente de su respuesta. Sobre el papel, hace el 0 a 100 km/h en 11,0 segundos, y su peso en orden de marcha es de sólo 905 kilogramos en la versión manual. Un peso pluma, posible gracias a una plataforma completamente nueva, intensiva en el uso de acero de alta resistencia. Con el motor 1.2 de acceso, su peso arranca en sólo 865 kilos.

No me extraña que el coche se sienta ligero, y cambie de dirección con gracilidad. Suzuki siempre ha puesto muy bien a punto sus coches, y si bien es un coche orientado al confort, es razonablemente divertido en una carretera de curvas, con una dirección que ofrece un buen tacto y balanceos de carrocería contenidos. El recorrido de pruebas se saldó con un consumo de unos 6 l/100 km, sin tener mimo ni tacto con el pedal derecho. Tras una comida opípara, era hora de volver a Madrid, probando otra motorización.

El motor 1.0 BoosterJet no dispone de sistema Stop & Start, ni siquiera de forma opcional.

El interesante Suzuki Baleno 1.2 SHVS. Su motor 1.2 Dualjet atmosférico de gasolina desarrolla 90 CV, y está apoyado por un pequeño motor eléctrico de 3,7 CV de potencia. Extrae su energía de una batería de iones de litio de 0,36 kWh de capacidad, situada bajo el asiento del conductor. La asistencia del motor eléctrico es sólo perceptible al iniciar la marcha, y es donde contribuye a aliviar el consumo medio del coche – la homologación media pasa de 4,2 l/100 km a 4,0 l/100 km con respecto al motor 1.2 atmosférico de 90 CV.

Es un sistema semihíbrido, es decir, no puede funcionar en modo 100% eléctrico. Como detalle curioso, es un coche de cambio manual. Hasta el momento, sólo los Honda CRZ y el Honda Insight de primera generación han disfrutado de un tren híbrido con caja de cambios manual. El peso del sistema híbrido es muy reducido, sólo 13,2 kilogramos extra con respecto al atmosférico. La ventaja es que está homologado como híbrido, lo que aporta ventajas significativas por ejemplo en las tarifas a la hora de aparcar en Madrid.

A igualdad de equipamiento, el Baleno 1.2 SHVS es 300 euros más barato que el 1.0 BoosterJet. Es el híbrido más barato del mercado.

Con este motor, obtuvimos una media de 4,9 l/100 km en conducción mixta, superior a la cifra mixta, pero sin un desfase excesivo. No se aprecian diferencias significativas con el atmosférico, sólo una mayor suavidad en las arrancadas y un ligero – muy ligero – repunte de par motor acelerando con intensidad. Teniendo en cuenta que el motor 1.2 Dualjet desarrolla sólo 120 Nm de par máximo a 4.400 rpm, toda ayuda es bienvenida. En resumen, se conduce como cualquier otro Baleno, pero gasta un poco menos, y paga menos impuestos.

Gama y precios: desde 10.905 euros

El Suzuki Baleno se ofrece con tres acabados: GL, GLE y GLX. El acabado básico incluye manos libres Bluetooth, volante multifunción forrado en cuero, llantas de acero de 15 pulgadas, aire acondicionado, sensor de luces u ordenador de a bordo. Una dotación muy completa, a la que el acabado GLE simplemente añade unas llantas de aleación de 16 pulgadas. El acabado GLX lleva el equipamiento del Baleno a un estátus difícil de alcanzar por sus competidores. Por ejemplo, dotándolo de control de crucero adaptativo.

Ayuda a la frenada de emergencia, una pantalla en color para el ordenador de a bordo o una pantalla central en la consola, de siete pulgadas de diámetro, táctil, con navegador y cámara de marcha atrás incluida. El precio del Suzuki Baleno arranca en 10.905 euros para una versión 1.2 GL, financiada y aplicando el Plan PIVE. Si no financiamos ni tenemos derecho a plan PIVE, su precio es de 12.655 euros. Aplicando el máximo descuento, un Suzuki Baleno tope de gama con cambio automático de seis relaciones se queda en 15.305 euros.

Creemos que es una excelente relación calidad-precio, habida cuenta de su equipamiento abundante y concentrado de espacio interior.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Suzuki quiere reconquistar Europa con el nuevo Baleno, ¿son sus argumentos convincentes?

Solicita tu oferta desde 11.655 €
  • TeboMazda

    El Baleno “antiguo” era un sedan.. este como que no le veo el nombre Baleno.. pero en fin.. es bien poco agraciado..

    Nota: Porque ya no aparece el enlace a competición en la pagina principal?. en el menú…

  • JaumeRuizRuanoMarcos

    como se nota que es made in India

  • JrgExp

    Es feo FEO la verdad.
    Pero con ese precio y viendo que apuestan por la reducción (y muy importante) de peso. Me parecería interesante de cara a alguien que necesite un coche para la familia.

    Eso sí, me parece aberrante, hablar de un segmento B de 4 metros de largo. No por quien escribe, sino por el mercado en sí. Si hace no tanto un León, un Golf, Focus… No llegaban a los 4,20…

    Recalco lo importante que me parece que las marcas estén apostando (o eso parece) en la reducción de peso. Así si que se consiguen consumos, y no con el downsizing.

  • may0013EREV

    Me parece una pasada que logren sacar un coche tan barato, tan ligero y con consumos tan reducidos. El tricilíndrico turbo tiene que ser divertido y económico.
    Pero lo más, es que ya tengan en el mercado un híbrido con un pequeño motor eléctrico que apoya en salidas y aceleraciones fuertes y para ahorrar combustible. Y por 13.000 eurillos.
    Renault lo va a sacar en el megane nuevo y da fechas de finales de 2017, creo.

  • Rotodos Shur

    Si no fuese tan feo seria buen coche.