CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

2 MIN

Ningún piloto ganador de Le Mans 2015 defenderá corona con un LMP1 en 2016

Eloy Entrambasaguas | 28 Nov 2015
Podio Le Mans 2015
Podio Le Mans 2015

La de anoche fue sin duda una noche movidita en lo que al mundo de la resistencia respecta. Primero Audi presentó su nuevo Audi R18 e-tron quattro; luego reveló un acuerdo entre Audi y Porsche para acudir con sólo dos LMP1 a las 24 Horas de Le Mans 2016, terminando así con una manera clásica de entender la resistencia; y finalmente Porsche confirmó que sus seis pilotos del Mundial de Resistencia 2015 seguirán la próxima temporada: es decir, ninguno de los ganadores de las 24 Horas de Le Mans 2015 pilotará un LMP1 en la próxima edición.

La ausencia de Nico Hülkenberg entraba dentro de lo posible debido a la coincidencia del Gran Premio de Europa en Bakú con la clásica de resistencia, pero que dos pilotos con contrato en Porsche como Nick Tandy y Earl Bamber vayan a tener que renunciar a defender su corona en la carrera más importante de la especialidad sólo puede ser calificado de inexplicable.

Así, los campeones del mundo Bernhard, Hartley y Webber en un coche y Dumas, Jani y Lieb, que se rumoreaba que podía salir del equipo para entrar en el staff del equipo, defenderán los honores de Porsche durante toda la temporada 2016 y Tandy y Bamber, como el resto de pilotos de fábrica con los que cuenta la marca alemana deberán distribuirse entre el programa GTLM en IMSA, lo que quede del proyecto GTE en el Mundial de Resistencia y el desarrollo de su nuevo GT3.

Desde 1999 al menos uno de los ganadores salientes había tenido la oportunidad de defender su corona en Le Mans al volante de un coche de la categoría reina. En 1998 Michele Alboreto, Stefan Johansson y Tom Kristensen pilotaron LMP1 siendo el ganador un GT1 y en 1997 se ausentaron los tres vencedores del año anterior, Davy Jones, Manuel Reuter y Alex Wurz.

P.S: siempre queda la posibilidad de que Toyota o Nissan den una sorpresa. Pero si los japoneses alinean dos coches cada uno, hay poco margen de maniobra. En Toyota se espera que Kamui Kobayashi sustituya a Alex Wurz y que Sam Bird reciba algún puesto dentro del organigrama del proyecto LMP1, mientras que en Nissan ahora mismo sobran pilotos al pasar de tres a dos coches en Le Mans.

Foto | Porsche