Una de cal y otra de arena para Andy Soucek en el espectacular arranque de las Blancpain GT Series

 |  @eloy_eg  | 

Con casi cuarenta coches en pista arrancaron las Blancpain GT Series 2016 este fin de semana, celebrando su primera cita al sprint en el trazado italiano de Misano Adriático. Y la extensísima y variada parrilla cumplió con lo que prometía, ofreciendo dos divertidas carreras en las que además fue protagonista el único español presente: Andy Soucek se llevó el triunfo junto a su compañero Maxime Soulet en la carrera de clasificación, pero vieron cómo perdían toda opción en la principal tras un toque.

En un trazado revirado como el de Misano era lógico pensar que los numerosos Audi R8 dieran mucha guerra frente a ‘barcos’ como los Bentley, Nissan o BMW M6 y la sesión de clasificación no hizo sino refrendar esa sensación, dando la pole al Audi #1 de Laurens Vanthoor y Frédéric Vervisch, seguidos de modelos también adaptados a este tipo de circuitos como uno de los McLaren 650S de Garage 59 o el Ferrari 458 de Rinaldi, que no pudo estrenar aquí el nuevo 488. Pese a ello, Soucek y Soulet situaron su Bentley Continental GT en la novena posición de la parrilla.

Sin embargo esta sesión de clasificación tuvo una incidencia limitada en la carrera de clasificación nocturna, pues la lluvia hizo acto de presencia durante la tarde y creó un enorme quebradero de cabeza a la hora de decidir la monta de neumáticos idónea. Y en esas circunstancias en Bentley decidieron arriesgar y montar slicks, sufriendo Andy Soucek en los primeros compases de la prueba y hundiéndose en el pelotón hasta que el carril seco empezó a formarse. Entonces empezó una remontada que quedó refrendada cuando un periodo de Safety Car Virtual por restos en la pista se solapó con la ventana de paradas obligatorias.

Así se colocó en cabeza el Bentley del español y el belga Soulet, quien se encontró como mayor rival al BMW M6 GT3 de Eng y Sims, autores de una remontada aún mayor si cabe, mientras que descolgado definitivamente quedaba el Audi de Vervisch y Vanthoor, muy crítico tras la carrera con el efecto del Safety Car Virtual. En una pista donde se sucedían los accidentes Soulet y Eng protagonizaron un bonito duelo en el que se inmiscuyó Daniel Zampieri intentando desdoblar su Lamborghini, pero el delicado estado de la pista terminó ayudando a que el Bentley defendiera su posición.

Triunfo por tanto para el equipo oficial Bentley en su estreno en Sprint Cup (el año pasado estuvo representado por HTP, campeones que han regresado este año con Mercedes), pese a que una irregularidad en su parada amenazó la victoria: finalmente los comisarios se limitaron a imponer una sanción económica por no cambiar la rueda trasera izquierda al estar bloqueada. Kessel Racing se impuso en Pro-Am con Piccini y Broniszewski y en la Silver Cup el triunfo fue para los jóvenes Luca Stolz y Michele Beretta.

La fortuna no acompañaría de igual manera a Bentley en la carrera principal del día siguiente. El BMW M6 GT3 de ROWE Racing le robó la cartera a Maxime Soulet en la salida y poco más tarde un Dries Vanthoor algo pasado de vueltas se llevó por delante el coche británico, que hizo un trompo y quedó relegado a las últimas posiciones. Lo cierto es que todos los Audi de WRT fueron muy agresivos en este inicio de carrera y en el fondo es que esa es la única manera que tienen de luchar de tú a tú con coches bastante más grandes. Así fue cómo vimos maniobras de adelantamientos bastante espectaculares por parte de Will Stevens en el pelotón o cómo el número 1 de Vanthoor y Vervisch recuperó la hegemonía del fin de semana, imponiéndose en un bonito duelo a tres bandas entre Audi, BMW y uno de los Mercedes-AMG GT3 de HTP Motorsport, que empiezan a carburar.

Así, la pareja belga de WRT se hizo con el triunfo por delante del Mercedes de Buhk y Baumann y el BMW de Eng y Sims, que se vino abajo en la segunda mitad de la carrera. Al final vimos cuatro marcas en los seis primeros puestos gracias al cuarto puesto del McLaren de Parente y Bell y el sexto del Ferrari de Siedler y Seefried. El Bentley de Soucek y Soulet se quedó a las puertas de los puntos al finalizar en undécima posición. Kessel Racing repitió triunfo en categoría Pro-Am y en Silver Cup la victoria fue en esta ocasión para el Audi de Phoenix Racing, pilotado por Pommer y Moller-Madsen. El danés se rehizo así tras ser protagonista involuntario el sábado: cruzó la línea de meta de la carrera de clasificación en medio de una serie de seis trompos por la hierba que dio pie a numerosas bromas.

La próxima cita de las Blancpain GT Series tendrá lugar dentro de dos semanas en Monza, escenario de la primera carrera de Endurance Cup, mientras que el próximo compromiso de la Sprint Cup está previsto para el 7 y 8 de mayo en el trazado de Brands Hatch.

Foto | Blancpain GT Series – Vision Sport Agency

Lee a continuación: Un problema mecánico de Xevi Pons facilita el triunfo de Nani Roma en Navarra

  • Ferran Pistola

    No entiendo porque WRT no ha mantenido a Frinjs y a Laurents Vanthoor en el mismo coche.

    • Eloy E.G.

      No lo sé a ciencia cierta, pero recuerda que Frijns tiene también Fórmula E y como mínimo le coinciden una cita al sprint y otra de resistencia, a la espera de que salga el calendario 2016-2017 de los monoplazas eléctricos.

  • Slim Charles

    Que manera de joderle la carrera al Bentley. Hubiese estado muy bonito verlo luchando hasta el final con el audi de WRT, el mercedes de HTP y el bmw de rowe (bastante suerte han tenido, primero, el mercedes que estaba apunto de adelantarle se encuentra un doblado y luego cuando lo adelanta abandona).

    PD: El Huracan, que creo que es el más pequeño, parecía de juguete cuando pasaba por al lado la barca con ruedas.

  • Oscar Garcia

    Visto lo visto en Daytona, Sebring y Mugello, este año en el trofeo Troll los Lamborghini y sus pilotos parecen imbatibles.

  • Pingback: Antonio García correrá en Blancpain Endurance Cup con WRT y Audi()