Audi rompe su maldición en Norisring

 |  @eloy_eg  | 

La cita del DTM 2016 en uno de sus escenarios más icónicos, el trazado urbano de Norisring, sirvió para que Audi pusiera fin a una sequía de catorce años sin triunfos en este circuito. Y lo hizo a lo grande, pues dos de sus pilotos se repartieron los triunfos este fin de semana: Edoardo Mortara y Nico Müller. Sin embargo siguen sin alcanzar el liderato del campeonato, siendo líder Marco Wittmann.

Como cabía esperar en un trazado tan corto y simple como el de Nüremberg, toda la parrilla quedó separada por un suspiro tras la primera sesión de clasificación: 43 centésimas separaron a los 24 coches, llevándose la pole Christian Vietoris. Pese a no llevarse la pole, con cinco RS5 en los diez primeros puestos Audi fue convenientemente castigada con lastres tras esta sesión. Miguel Molina saldría 18º y Dani Juncadella 22º.

La carrera corta del fin de semana quedó marcada por la monumental metedura de pata de Mattias Ekström. El sueco, segundo en parrilla, atacó en la primera vuelta a Vietoris, pero no tuvo éxito y vueltas más tarde se vio superado por Robert Wickens. Ekström intentó devolvérsela posteriormente y ahí llegó el desastre, al cargarse al líder de la carrera y al canadiense. A su vez abrió la puerta a que Edoardo Mortara se pusiera en cabeza, logrando el triunfo por delante de Jamie Green y Paul di Resta. Los españoles se quedaron lejos de los puntos, con Molina 17º y Juncadella 19º.

El sueco volvió a destacar en la mañana del domingo, aunque por motivos más agradables. Marcó el mejor crono en clasificación pero al arrastrar una sanción de tres puestos en parrilla la pole fue para Tom Blomqvist, por delante de Paul di Resta y Nico Müller, los otros beneficiados por la penalización a Ekström. El fin de semana de los españoles seguía sin mejorar, con Dani Juncadella 19º en parrilla y Miguel Molina 22º.

Bajo cierta amenaza de lluvia que jamás llegó a cumplirse se dio inicio a la carrera larga del fin de semana en Norisring y esta se convirtió casi de inicio en un bonito duelo entre Tom Blomqvist y Nico Müller. Con Mattias Ekström fuera de combate a las primeras de cambio por un encontronazo en la salida y Paul di Resta optando por ser de los primeros en entrar a boxes, los jóvenes de BMW y Audi alargaron sus paradas hasta ser los únicos capaces de huir del tren que venía formando Di Resta tras él. Y en boxes se decidió la prueba, con Nico Müller manteniendo la posición a la salida del pitlane tras parar más tarde que Blomqvist.

Tras Di Resta la carrera fue un festival de toques y trompos del que tan sólo escapó Maxime Martin para ocupar el tercer escalón del podio. Entre los más protagonistas por las razones equivocadas estuvo António Felix da Costa, topándose en uno de sus múltiples enfrentamientos con Dani Juncadella, un lance a pocas vueltas del final que acabó con sus carreras y forzó la salida del Safety Car, que pese a todo no cambió gran cosa el orden hasta la bandera a cuadros. Miguel Molina venía ganando algunos puestos en la parte final de la carrera tras retrasar su parada cuando se encontró con un toque entre Rockenfeller y Scheider justo delante, finalizando 14º.

En la general del campeonato Marco Wittmann (cuarto y sexto en Norisring) aventaja en dos puntos a Edoardo Mortara (octavo el domingo) y en cinco a Paul di Resta. Audi Sport Team Abt Sportline toma el liderato por equipos y BMW encabeza la clasificación de marcas. La próxima cita del DTM 2016 tendrá lugar en Zandvoort a mediados de julio.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: Aldo Costa tiene un sueño: pilotar el Mercedes W07