CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

4 MIN

Audi dice adiós al Mundial de Resistencia con un doblete en Bahréin

Eloy Entrambasaguas | 19 Nov 2016
WEC Bahrain 2016
WEC Bahrain 2016

Como en un cuento de hadas, la larga historia de Audi Sport en resistencia se ha cerrado con un final razonablemente feliz. No había títulos que celebrar pues los pilotos de Porsche Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb llegaba con el campeonato de pilotos medianamente encarrilado a Sakhir, pero al menos la marca de los cuatro aros pudo desquitarse de la multitud de problemas arrastrados durante la temporada 2016 con un doblete de sus R18.

Después de una prestación muy discreta en Shanghái, en Audi Sport estaban dispuestos a darlo todo para su última carrera en el Mundial de Resistencia, sin gran cosa que perder a nivel de campeonatos, y ya en clasificación sus LMP1 brillaron para copar la primera fila de la parrilla, siendo la pole para el coche de Di Grassi, Jarvis y Duval. Entre los Audi R18 se coló el Porsche 919 #1 que tanto ha destacado desde Le Mans, mientras que Toyota no dio buenas sensaciones de cara a conservar sus escasas opciones de título de pilotos, saliendo sus TS050 desde la tercera fila.

Aún así esas opciones se inflaron desde el inicio de la carrera, pues tras un inicio más arriesgado de lo que cabría esperar por parte de Neel Jani, el suizo se tocó con un GT y sufrió un pinchazo en su Porsche 919 LMP1, relegándolo al último puesto entre los prototipos híbridos. Eso sí, mientras Toyota no alcanzara la victoria y el coche #2 de Porsche viera meta todo seguía bajo control.

Aunque Porsche lo intentó en los compases iniciales, según avanzó la prueba fue quedando claro que ésta no se le podía escapar a Audi y el doblete de los R18 iba a ser inevitable. Y así fue, con los polemen llevándose el triunfo con unos veinte segundos de ventaja sobre sus compañeros de equipo. El podio lo completó el Porsche #2 de Timo Bernahrd, Brendon Hartley y Mark Webber en la última carrera profesional del australiano. Y aunque no se han subido al podio en toda la temporada, la discreta actuación de Toyota y su sexto puesto final dieron la corona mundial a Dumas, Jani y Lieb. Por segunda carrera consecutiva ByKolles batió a los LMP2, pero esta vez no fue suficiente y también Rebellion se despidió de LMP1 con una victoria, entre los privados eso sí.

En LMP2, donde el título ya estaba en manos de Signatech Alpine y sus pilotos, se vivió la tradicional guerra total en esta categoría tan igualada y la victoria terminó siendo para el vehículo de G-Drive pilotado por Roman Rusinov, René Rast y Alex Brundle por delante de los mexicanos de RGR Sport y los campeones. Roberto Merhi regresó al Mundial de Resistencia con un séptimo puesto, compartiendo coche con Julien Canal y Roberto González. Lo cierto es que el castellonense ha vivido días mejores que el de hoy, llegando a protagonizar un trompo.

En GTE-Pro la jornada no pudo ser mejor para Aston Martin, pues una victoria de Nicki Thiim y Marco Sorensen dio automáticamente el título de pilotos a la pareja danesa. Sin embargo a Aston Martin se le escapó la corona de marcas después de que su otro coche perdiera una rueda mediada la prueba, dejándose una vuelta en el camino y acabando en un quinto puesto insuficiente. Al acabar los dos Ferrari 488 de AF Corse en los otros dos cajones del podio el título va a parar a Maranello.

En GTE-Am todo estaba más o menos claro en lo que respecta a la lucha por el título y quedó resuelto al abandonar por problemas de motor el Aston Martin #98, siendo así el campeonato para François Perrodo, Emmanuel Collard y Rui Águas, terceros en Sakhir tras los Porsche de Abu Dhabi-Proton Racing y KCMG.

Foto | Audi Sport