Después de tiranizar al WRC, Volkswagen aplasta rivales en el rallycross

 |  @fernischumi  | 

Hace menos de un año, Vokswagen Motorsport decidía abandonar el Mundial de Rallyes debido al cambio de filosofía del Grupo VAG, un movimiento que vendría seguido de las salidas de Audi Sport y de Porsche Motorsport del WEC, con la decisión de que ambas se centren en un futuro en sus respectivos programas en la Fórmula E. Con la decisión de no gastar dinero en homologar el nuevo Polo R WRC 2017 para que lo utilizaran equipos privados, parecía que la etapa de Volkswagen en la disciplina de los tramos había llegado completamente a su fin. Nada más lejos de la realidad, ha quedado un pequeño germen en el RallyCross.

Y lo cierto es que la contundencia y tiranía con la que han dominado el Mundial de Rallyes durante las cuatro últimas temporadas, consiguiendo todos los títulos y 43 victorias en un lustro, heredando la racha de éxitos cosechada por Citroën Racing durante el inicio del Siglo XXI, se ha mantenido. Ya no es sólo es lo referente al Mundial de RallyCross, donde Volkswagen Motorsport ha creado un Polo GTI Supercar hecho con retales de antiguos World Rally Cars y el motor del Beetle del GRC, el cual se adapta a la perfección al pilotaje de sus dos pilotos titulares, Johan Kristoffersson, actual líder del Mundial, y Petter Solberg.

El sueco ya ha conseguido cuatro victorias, por una de su compañero de equipo, neutralizando por completo los tres triunfos consecutivos con los que Mattias Ekström empezó la temporada 2017. A falta de sólo cuatro carreras para terminar la temporada después de la exhibición realizada en Trois-Rivieres, pocos son los que confían en poder detener a los Polo GTI en su avance imparable hacia los títulos de pilotos y equipos.

Sin embargo, no es el único campeonato en el que Volkswagen está literalmente arrasando. Es en Euro RX donde los antiguos Volkswagen Polo 4x4 T16 Supercar de Marklund los que han encontrado el mejor escenario para seguir siendo competitivos y ganando carreras. La unidad utilizada el año pasado por Johan Kristoffersson terminó en manos de su antiguo compañero, Anton Marklund, el mismo que lidera en la actualidad la general del campeonato continental tras dos victorias de tres posibles.

En la actualidad, Volkswagen domina los tres campeonatos de rallycross más destacados en el panorama internacional.

Si esto no os parece suficiente, decir que en el otro gran campeonato de rallycross, esta vez fuera del marco de la FIA, el Global RallyCross Championship, vuelve a ser monopolizado este año por parte de los Volkswagen Beetle GRC. Tras un inicio fulgurante por parte de Tanner Foust este 2017, su compañero de equipo, Scott Speed se ha destacado en la general con dos contundentes victorias en Atlantic City el pasado fin de semana. El estadounidense, ex piloto de la Fórmula 1 y de la NASCAR, está en el camino de conseguir su tercer título de campeón consecutivo, y poco están pudiendo hacer Subaru of America u Honda-Olsbergs MSE (estos últimos están evaluando su competitividad ante un posible salto del GRC al World RX) para frenar el avance de los coches alemanes.

Lo visto este fin de semana entre Scott Speed y Patrik Sandell nos deja no sólo una de las batallas entre pilotos más encarnizadas y en ocasiones un tanto antideportivas de lo que llevamos de año, sino también una absoluta demostración de fuerza, cuando en la final, Speed se dejaba muchos segundos desembarazándose de rivales, mientras que el sueco se destacaba en cabeza. En sólo cinco vueltas sería capaz de hacer desaparecer su desventaja y además plantear un contundente adelantamiento para aventajarse en la última vuelta más de dos segundos sobre el Impreza del ex piloto de rallyes.

Después de la polémica sobre el posible uso de un control de tracción ilegal, sigue quedando patente que uno de los coches que sobre el papel tiene menos potencia de la parrilla, tiene un secreto que lo hace invencible. ¿No me creéis? Atentos al paso por curva del Beetle en la sección de tierra (pone gas donde el Subaru todavía sigue derrapando) y de paso disfrutad del gran duelo en la final.

Lee a continuación: El Alfa Romeo MiTo también se apunta al RallyCross

  • LAMBO18

    Pues sí que tiene algo el Beetle:
    LOS DE VW HAN INSTALADO RAÍLES OCULTOS EN EL CIRCUITO.
    Ahora fuera de bromas, no es normal tanta estabilidad en un coche de rallycross, que recordemos que tienen cerca de 600cv y van por superficies mixtas.

  • angeluam

    Pues yo si creo que ese Bettle tiene algo ilegal, nunca se le ve nervioso al salir de las curvas y pese a no ser tan potente como los otros, los alcanza con mucha facilidad