Oliver Ciesla confirma que Japón estará entre las 14 pruebas del borrador para el WRC 2020

 |  @fernischumi  | 

El Mundial de Rallyes llegará el próximo fin de semana a la quinta del calendario de 2019, completándose el primer tercio de una temporada que promete ser de nuevo apasionante. Estabilidad reglamentaria y competitividad entre los distintos equipos. El compromiso técnico que se ha llegado entre tecnología y espectáculo parece haber satisfecho a una gran mayoría, de los aficionados que fin de semana tras fin de semana se desplazan a las cunetas para disfrutar de los que sin duda son los coches de rallyes más rápidos y eficientes de la historia. Sin embargo, el promotor del campeonato y la FIA se quieren llevar las series intercontinentales a otras partes del planeta que incluso todavía están sin explorar.

En todo ello, Japón jugará un papel importante el año que viene con una prueba que se alejará del clásico recorrido de la prueba asiática, sobre tierra y en bosques muy tupidos que no perdonaban errores. Ahora la competición se irá al asfalto con una competición que se desarrollará en los meses de octubre o noviembre tal y como ha adelantado Oliver Ciesla al medio italiano, AutoSprint. ¿Qué pruebas corren peligro entonces? Se ponen en duda Italia, Francia, Gales y Alemania, pruebas que según Ciesla deben mejoraren determinados aspectos.

Las situaciones detrás de Japón y del Safari son distintas. El Rally de Japón ya tenía el ok para 2019, pero se decidió no ampliar el calendario de 14 a 15 careras por problemas de presupuesto por parte de los equipos, por lo que al final se decidió solo dar luz verde para Chile y Japón permanecía en stand-by de cara al año próximo. En el país del sol naciente se hará solo una carrera de preparación sobre asfalto el próximo noviembre de cara a la promoción para 2020, por lo que podemos decir que Japón está virtualmente en el calendario del año que viene y deberá desarrollarse en los meses de octubre y noviembre del próximo año. En cuanto al Safari, la situación es totalmente diferente, la carrera africana se propone como un evento candidato con una programada para el 4 de julio. Justo después de que comprobar el nivel del rally, después se decidirá si se dará el ok para entrar inmediatamente en el calendario del próximo año.

A Ciesla no parece importarle demasiado si hay una prueba más o menos de asfalto, por lo que, si Japón entra sustituyendo a una de las ya existentes en el calendario, con Córcega y Alemania en el alero, con la posibilidad de que el Rally de Catalunya se decida por una única superficie ya para 2020, regresando a una configuración única sobre alquitrán, el responsable del promotor del WRC no oculta que no le importará que haya una prueba más o menos en esta superficie: “uno sería reemplazado por Japón y luego una prueba en más o menos sobre el asfalto al final cambia poco”.

El Rally de Japón será sin duda una de las nuevas careras que introduciremos en el boceto del calendario de 2020 que presentaremos a la FIA y que será examinado por el Consejo Mundial el próximo 14 de junio en París. Mostraremos gran parte de las pruebas, a modo de ofrecer una amplia idea de cómo será el próximo campeonato, que seguirá articulado en torno a 14 rallyes y no con 15 como se está rumoreando. Para la situación en Italia es temprano, tengo que hablar con la federación. Los franceses en cambio apuntan a una confirmación de Córcega, con todos los problemas que conocemos, mientras que para los alemanes y algunos otros, en este momento hay muchas cosas que aclarar. Una cosa es cierta, es probable que dos carreras europeas salgan el próximo año del calendario.

Vía | AutoSprint (edición impresa)

Lee a continuación: El recuerdo histórico y el riesgo que se corre volviéndolo a llamar Rally Safari