Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Opinión
Logo Icon

8 MIN

Tres pinchazos en dos vueltas. ¿Hay razones para volver a temer por los neumáticos Pirelli?

Tres pinchazos en apenas dos vueltas. Cuando muchos vieron a los Mercedes venirse abajo y al McLaren de Carlos Sainz Jr. lucir también un pinchazo en la rueda delantera izquierda, les llegaron viejos fantasmas. Algunos de ellos se centraban obviamente en esa maldición que tiene el fabricante italiano con esta pista, después de que, en el Gran Premio de Gran Bretaña de 2013, los coches de Hamilton, Massa, Vergne y Checo Pérez sufrieran un reventón del neumático trasero izquierdo que fue considerado como un problema grave de seguridad, mientras que, en 2017, Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen también verían cómo sus neumáticos se desintegraban sobre el asfalto de Silverstone.

No era de extrañar que muchos pusieran este domingo la mirada sobre el fabricante milanés y sus productos, apuntando a que el neumático duro no había sido capaz de completar las 40 vueltas que Pirelli había marcado como límite para el compuesto a pesar de que algunas de ellas se disputaron bajo el régimen de Coche de Seguridad. La preocupación se trasladaba al próximo Gran Premio del 70 Aniversario, el cual se disputará en el mismo escenario, la pista británica, aunque con una previsión de temperaturas ligeramente más altas y con un rango de neumáticos más blando, prescindiendo del C1 y pasando a emplear la gama del C2, C3 y C4 con el objetivo de alterar estratégicamente la prueba.

Era evidente que las gomas comenzaban a sufrir en la recta final del Gran Premio de Gran Bretaña, con prácticamente la totalidad de los pilotos montando el compuesto duro. Los Blisters eran muy visibles, tanto en los Mercedes como en los McLaren por nombrar algunos, aunque en su mayoría se estaban dando en el neumático delantero derecho, justo el contrario a donde se produjeron los pinchazos en los coches de Hamilton, Bottas y Sainz. Prácticamente todos los pilotos con problemas se han mostrado seriamente contrariados por este problema en sus ruedas. Mientras que Bottas estaba comunicando problemas unas vueltas antes y Carlos Sainz reportaba muchas vibraciones, ninguno de ellos se ha apresurado a asegurar que esta bajada de prestaciones pudiera anunciar un fallo súbito en sus ruedas delanteras izquierdas.

En el caso de McLaren esto ha sido confirmado por el propio Andreas Seidl en sus declaraciones posteriores al Gran Premio: "Carlos reportó algunas vibraciones al principio de la carrera, en su paso a los neumáticos duros, pero no había nada extraordinario. Fue una muerte repentina del neumático". Desde Red Bull Racing se han ampliado los datos y también han confirmado que las ruedas de Verstappen, las duras, tenían numerosos cortes, apuntando Christian Horner a que podrían haber sufrido también un pinchazo de no haber parado a poner nuevas ruedas.

Después de hacer la segunda parada, encontramos unos 50 pequeños cortes en las ruedas de Max, lo que confirma que el automóvil había pasado por encima de los escombros. Si nos hubiéramos quedado en la pista también podríamos haber perdido la segunda posición, nos habríamos arriesgado a tener el mismo problema que les sucedió a Lewis, Carlos Sainz y Bottas. Estaba justo al límite, así que estamos contentos con lo que hemos logrado en lugar de enfadarnos con lo que podríamos haber perdido – Christian Horner

Lewis Hamilton también se mostró muy sorprendido por lo ocurrido nada más cruzar la meta y saberse ganador de su séptimo Gran Premio de Gran Bretaña. El hexacampeón se lo decía a Bono a través de la radio y posteriormente en rueda de prensa también apuntaba a que nada le había hecho pensar en que pudiera sufrir un pinchazo. Sus tiempos de vuelta habían sido más altos, como los de su compañero en Mercedes, no estaban sometiendo a un gran castigo a las gomas e incluso su pinchazo se daba en una recta, sin someter a una gran carga lateral a la rueda, caso similar a los de Bottas (en la chicane previa a Club) y Sainz (antes de entrar en las enlazadas).

Hasta esa última vuelta, todo fue relativamente suave. Los neumáticos se sentían muy bien. Valtteri realmente estaba presionando increíblemente fuerte. Estaba haciendo un control de esa rueda; Así que estaba tratando de medir lo desgastado que estaba, pero no tenía ninguna sensación de ello. Cuando escuché que su neumático se fue, solo estaba mirando el mío y todo parecía estar bien y el coche estaba girando sin problemas, así que estaba pensando "tal vez está bien". De todos modos, esas últimas vueltas comencé a bajar el ritmo y luego, justo por la recta, se desinfló. Acabé por notar que la forma cambiaba un poco. Las RPM disminuyen a medida que comienza a obtener una fricción adicional del neumático (pinchado), ya que no está girando a la misma velocidad y sientes que el equilibrio se desplaza hacia la izquierda. Entonces, tuve un poco de pánico por un segundo y casi no llegué a la curva 7 – Lewis Hamilton

Los restos del alerón de Räikkönen como explicación:

Kimi Räikkönenrodaba en las últimas cinco vueltas en última posición. El finlandés, retrasado en su parada en boxes al entrar tras Antonio Giovinazzi y tener que esperar a que salieran todos los pilotos para no caer en un unsafe release, sería superado finalmente por Romain Grosjean, el cual había parado en la vuelta 37 para cambiar sus ruedas. Farolillo rojo y con la cabeza de carrera a punto de doblarle, el Alfa Romeo del Campeón del Mundo de 2007 rompe el alerón en las enlazadas, terminando por perder el ala y dejando un reguero de restos de fibra de carbono a la llegada de los líderes.

Incluso en las imágenes de TV se puede ver a Kimi dejando pasar en la recta del Hangar a Verstappen ya con el alerón destrozado. El holandés, Hamilton, Bottas, Leclerc y Sainz fueron los primeros en pasar por Maggotts, Becketts y Chapel, donde previsiblemente estaban los restos del ala de Räikkönen, tanto grandes (el ala había quedado en la escapatoria después del recto del Alfa Romeo), como las astillas que se produjeron en la rotura.

Queda por tanto esperar a ver cuál es el informe de Pirelli acerca de este goteo de pinchazos, pero parece complicado pensar en que se debió a una caída de la salud del neumático cuando precisamente todos los problemas de la marca en esta pista se debieron a las gomas traseras. Además, empleando el compuesto de 2019 sin alteraciones debido a esta anómala temporada, el suministrador de gomas gozaba de todos los datos, los cuales le hubieran revelado cualquier problema durante el viernes, día con temperaturas más altas y en el que el desgaste era mayor.

Conocen sus productos, saben su comportamiento en un amplio rango y la experiencia les permite conocer qué exigencias tienen con los actuales monoplazas y más en un circuito como este, por lo que parece necesario buscar una explicación más allá de quedarnos únicamente mirando el dedo y no echar un vistazo a lo que puede haber más allá. Pensar que se pueden reproducir tres pinchazos entre los cinco primeros clasificados y cortes en un el cuarto parece ser demasiada casualidad como para pensar únicamente en un fallo de la rueda.

Como dato final, Romain Grosjean fue capaz de completar 37 vueltas con los medios (incluyendo los dos periodos de SC) por las 37-38 que llevaban los duros en el momento de los pinchazos (también tras un periodo de SC), obviamente se deben revisar los datos antes de pasar a un rango más blando el próximo fin de semana, pero de ahí, a pesar que se verá de nuevo un goteo de pinchazos… parece por el momento aventurado.

P.D: Es evidente que un neumático con 30 vueltas es más susceptible a pincharse cuando pasas por encima de unos restos debido a su condición y a su desgaste, pero con esta argumentación realizada pretendo apuntar a que el principal detonante del pinchazo se puede deber a esos restos que terminaron por apuntillar a las gomas ya castigadas. En los comentarios podéis consultar los ritmos de carrera entre la carrera de 2019 y la de 2020, teniendo en cuenta que Lewis Hamilton terminó el año pasado con 30 vueltas de neumático en el duro, imprimiendo un ritmo incluso mayor que el de este año, cuando completó desde la vuelta 19 (primer sin Safety Car) hasta la 52 en la que tiene el pinchazo con ese mismo compuesto a un ritmo inferior.

Fotos | Daimler, Red Bull Content Pool, Alfa Romeo y McLaren Racing