CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

3 MIN

Por qué la crisis de las criptomonedas es una buena noticia para el mercado de coches de segunda mano

Elena Sanz Bartolomé | 30 Nov 2022
Mercedes Clase G 400d Prueba Dcd 11
Mercedes Clase G 400d Prueba Dcd 11

Si habéis echado un vistazo a las noticias económicas durante estas últimas semanas, sabréis que las criptomonedas no pasan por su mejor momento. A principios de noviembre, FTX quebró: un colapso que continúa repercutiendo en toda la industria de las monedas virtuales. No en vano, BlockFi acaba de declararse en bancarrota en Estados Unidos. Una crisis que se ha convertido en una buena noticia para el mercado de segunda mano.

La razón la da el New York Post: parece que muchos de los que habían invertido en criptomonedas se están deshaciendo de sus vehículos de lujo. Lo sucedido con FTX y BlockFi ha provocado un efecto dominó en esta industria: las monedas virtuales han perdido valor en todo el mundo. Y esto ha minado a sus inversores, que ahora no pueden permitirse el elevado nivel de vida que las monedas digitales hicieron posible.

Bajada de precios

La plataforma de compraventa ‘Car Dealership Guy’ ha explicado que, en los últimos meses, el precio de los modelos más exclusivos ha caído: un comportamiento que se ha acelerado y que, además, está relacionado con el colapso de los criptomercados. Algunos propietarios que habían adquirido este tipo de vehículos eran inversores. De ellos son la mayoría de las consultas sobre cómo poner a la venta sus coches.

AutoTrader, una web británica para vender y comprar vehículos, también ha registrado, en las últimas semanas, un notable aumento de modelos nuevos y premium. Eso sí, destacan que los precios no alcanzan las cifras a las que sí llegaron en el pasado. Y hablan de ejemplos.

Algunos ejemplos

El Mercedes Clase G se había convertido en un símbolo de estatus para los inversores de criptomonedas que, hasta el colapso, habían saboreado las mieles del éxito. La demanda del todoterreno alemán había sido tan alta que, a principios de año, la marca tuvo que pausar los pedidos para poder cumplir.

Ahora las cosas son diferentes: a principios de noviembre, en AutoTrader había más de 1.600 unidades a la venta. El informe del New York Post señala que su valor en el mercado de segunda mano de Estados Unidos has pasado de 200.000 a 300.000 dólares: sí, es una caída de, aproximadamente, un tercio.

Un Mercedes-AMG G63 de 2020 con sólo 6.400 kilómetros se vendió, recientemente, por 179.000 dólares: el mismo coche, hace un año, se habría vendido, como mínimo, por 240.000 dólares.

No es el único modelo que se ha visto afectado por la caída de las criptomendas. Varios McLaren y el Lamborghini Urus, otro símbolo de estatus para las nuevas fortunas de monedas virtuales, han visto cómo caía su valor de reventa. Un McLaren 600LT Spider, con 14.400 kilómetros recorridos, se vendió por poco más de 255.000 dólares.

Así que si eres uno de los compradores que estén buscando modelos de lujo en el mercado de segunda mano, la crisis de las criptomendas se ha convertido en tu oportunidad perfecta.