ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

5 MIN

Las ventas de DS siguen sin despegar en España, ¿qué necesita DS para atraer al cliente?

Aún recuerdo, como una anécdota curiosa, aquella presentación en la que probamos por primera vez el producto a mi juicio más representativo de DS Automobiles, que por entonces aún se comercializaban bajo la marca y el emblema de Citroën. Aquel producto, que más tarde se comercializaría como DS 5, a secas, tenía su encanto y era cómodo, aunque también difícil de encasillar y clasificar en un segmento tradicional. Pero sobre todo nos sorprendía que Citroën aspirase a posicionarlo como alternativa al sedán premium más tradicional, como el Audi A4, o el BMW Serie 3. Una anécdota que toma mayor importancia, si cabe, a la hora de reflexionar acerca de las ventas de DS y por qué estas no despegan en España, en un momento importante para la marca, que se encuentra en pleno lanzamiento de su última propuesta, la más prometedora, el DS 7 Crossback.

Con los DS de Citroën primero, e independizándose de Citroën como DS Automobiles, más tarde, DS proponía una hazaña no exenta de épica, la de convencernos de que la base de un turismo económico Citroën era idónea para crear un producto distinguido, de gran calidad, y más caro que los vehículos que generalmente empleaban estas plataformas.

Hoy en día podría decirse que las ventas de DS Automobiles son bastante modestas. Con 2.982 unidades vendidas en lo que llevamos de año (según ANFAC), su retroceso respecto al año anterior es del 25,3%. En cualquier caso, y aunque el objetivo de toda marca sea vender muchos coches, y cuantos más mejor, también hay que tener en cuenta que DS no es un fabricante orientado al volumen, sino sobre todo a la imagen de marca, al coche distinguido y exclusivo, y a un margen de beneficio alto por venta.

Las ventas de DS Automobiles siguen sin despegar en España, no obstante, la marca tiene un plan para conquistar al cliente que busca un producto de calidad y premium diferente

La gama de DS Automobiles

El modelo más vendido de la gama de DS Automobiles es el DS 4, un compacto que se comercializa en dos sabores, un DS 4 «a secas» y el DS 4 Crossback con una línea de crossover. Ni tan siquiera esa apuesta por una versión Crossback, que ofrece un guiño al segmento de moda en estos tiempos, el del crossover, consiguió que este producto se convirtiera en una alternativa más popular.

El DS 5 es quizás una de las opciones más distinguidas y prácticas, porque ni en Citroën, ni en Peugeot, nos encontraremos con un coche que se le parezca, ni tan siquiera remotamente. Y el tercer modelo en discordia, el DS 3, se posiciona en una categoría aún más interesante, si cabe, la del utilitario chic.

El nuevo DS 7 Crossback

Pero en estos tiempos que corren, en el que los SUV ejercen el papel del coche aspiracional, es muy probable que DS Automobiles tenga que mirar hacia los SUV y los crossover como el futuro de su gama. Y, sin ir más lejos, su próximo lanzamiento será el de un DS 7 Crossback que precisamente explora ese escenario. Y si observamos con detenimiento a los últimos lanzamientos del Grupo PSA, nos percataremos de que sus mejores productos, y los lanzados más recientemente, son precisamente crossovers y SUV. Quizás esa sea la vía que DS Automobiles deba explotar mejor.

El DS 7 Crossback, no obstante, es un todocamino de dimensiones generosas, con 4,57 metros de longitud. Para que nos hagamos una idea, es un SUV de cinco plazas más largo que un Peugeot 3008, y más corto que un Peugeot 5008, pero con unas dimensiones más próximas a las de este último. Como no podía ser menos, el DS 7 Crossback comparte plataforma con sus hermanos Peugeot, la nueva plataforma modular EMP2.

Decíamos que, hasta finales de octubre, DS Automobiles ha matriculado este año 2.982 unidades. DS 3, DS 4 y DS 5 apenas superaron las 5.000 unidades en su mejor año, que fue precisamente 2015, el de la renovación de la gama y el de su conformación como marca independiente.

Ahora solo queda esperar y comprobar si la expansión de la gama con el DS 7 Crossback, y quien sabe si el lanzamiento de nuevas propuestas SUV y crossover, son suficiente revulsivo como para situarse en la posición que tal vez DS Automobiles merezca. Algo que tampoco será fácil, en un Grupo PSA con una gama de productos más rica que nunca, en el que ya no solo están Citroën y Peugeot, sino también Opel.

Quizás el movimiento más obvio, dado que la expectativa de los SUV pasa por que sus ventas sigan aumentando significativamente en los próximos años, y se imponen productos de dimensiones más contenidas, y de corte más urbano, sea que DS Automobiles apueste por nuevos todocamino que se posicionen inmediatamente por debajo del DS 7 Crossback. No obstante, el DS 7 Crossback ya debería ser más que suficiente para que las ventas de DS remonten y se sitúen en máximos históricos.

Vista lateral del DS 7 en un ambiente urbano.

Así han evolucionado las ventas de DS 3, DS 4 y DS 5 en los últimos años, en España, y según datos de ANIACAM:

* 2011: 3.249 unidades
* 2012: 3.450 unidades
* 2013: 4.592 unidades
* 2014: 4.817 unidades
* 2015: 5.032 unidades
* 2016: 4.549 unidades

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Villarreal

David Villarreal desempeña la Dirección del Equipo Editorial de Diariomotor.

Cargando...