El Mercedes Clase E 300 e, una berlina enchufable y con etiqueta '0 emisiones', ya tiene precio en España

Diego Gutiérrez  |  @Dieguti_  | 
Mercedes Benz Clase E 300 E 1

Crece la gama del Mercedes Clase E y lo hace con la incorporación del Clase E 300 e, el Mercedes Clase E híbrido enchufable. Esta vez acompañado de un motor de gasolina de cuatro cilindros, aterriza en el mercado español como la alternativa directa de Mercedes al BMW 530e iPerformance. Entre los atributos del Mercedes 300 eBerlinas se cuenta con una potencia combinada de 320 CV, hasta 50 kilómetros de autonomía eléctrica (sobre el papel) y la etiqueta '0 emisiones' de la DGT bajo el brazo.

El Mercedes E 300 e tiene un motor eléctrico de 90 kW (122 CV). Combinando este con el motor de gasolina, la potencia asciende hasta los 320 CV y el par hasta los 700 Nm

Hace apenas un par de meses conocimos al Mercedes E 300 de, una apuesta arriesgada en forma de híbrido enchufable con motor diésel. Ahora es el turno del híbrido enchufable de gasolina, una combinación más común en el mercado pero no tan ahorradora en el consumo de combustible. En la parte de combustión, el Mercedes E 300 e monta un 4 cilindros en línea de 1.991 cm³ de cilindrada, con 211 CV de potencia y 350 Nm de par (disponibles entre 1.200 y 4.000 rpm).

El motor eléctrico, que va incorporado en la propia caja de cambios 9G-Tronic, tiene una potencia de 90 kW (122 CV) y es capaz de proporcionar hasta 440 Nm de par. Son cifras idénticas a la versión del diésel, aunque en la suma combinada la potencia difiere levemente: en el E 300 e de gasolina la potencia combinada es de 320 CV y el par alcanza los 700 Nm (frente a los 306 CV del diésel).

La batería tiene 13,5 kWh de capacidad y, con un Wallbox, se puede cargar del 10 al 100% en hora y media

La batería es uno de los grandes cambios del E 300 e respecto a su antecesor (E 350 e), pues ocupando el mismo espacio consigue más del doble de capacidad: 13,5 kWh que le permiten recorrer (homologar, más bien) hasta 50 km en modo completamente eléctrico. La batería puede cargarse del 10 al 100% en una hora y media si lo enchufamos a un Wallbox y se aprovecha la potencia máxima; en una toma doméstica convencional, la misma operación llevará 5 horas.

El consumo homologado en ciclo mixto es de 2,1 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 48 g/km. El consumo eléctrico, por su parte, se cifra en 14,5 kWh/100 km -valores todos según el ciclo NEDC-. Para ser lo más eficiente posible en el día a día, el E 300 e cuenta con un asistente que incluso actúa sobre la resistencia del acelerador: de esta forma indica al conductor hasta qué punto debería pisar el acelerador, teniendo en cuenta la información que recibe de los radares y asistentes del coche, la topografía de la ruta y el estado del tráfico.

Precio del Mercedes Clase E híbrido enchufable

Sin duda, una de las principales ventajas de esta versión será tener a la etiqueta '0 emisiones' de la DGT, lo que permitirá circular sin impedimentos en las ciudades con tráfico restringido a los vehículos más contaminantes, aparcar gratis en zonas reguladas o usar el carril BUS VAO.

A diferencia del híbrido enchufable diésel, este no podrás comprarlo con carrocería Estate

El Mercedes Clase E 300 e ya se puede encargar en los concesionarios de la marca, y sólo será posible hacerlo con carrocería berlina (a diferencia del 300de diésel, también disponible en Estate). Tiene un precio que parte desde 65.750 euros, lo que le sitúa ligeramente por encima de los 62.950 del 530e iPerformance (si bien el Mercedes es más potente y tiene una batería de más capacidad). Las primeras unidades empezarán a llegar en abril.

Lee a continuación: Diésel e híbrido enchufable: el Mercedes Clase E 300 de ya tiene precios en España

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas

Ver todos los comentarios 0

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas