El Toyota Yaris no solo estrena versión deportiva de 211 CV, sino también un nuevo motor 1.5 de 111 CV

 |  @davidvillarreal  | 

La gama Toyota Yaris afronta novedades sumamente interesantes. Aunque prácticamente la mitad de las ventas de la gama Toyota Yaris en Europa se corresponden con el Toyota Yaris Hybrid, la alternativa híbrida, Toyota pretende renovar su apuesta por los Toyota Yaris de gasolina no híbridos. Y lo hará con un Toyota Yaris de 210 CV de potencia e inspiración WRC, pero también con el estreno de un nuevo motor de gasolina de 1.5 litros y 111 CV de potencia que por su tecnología también le debe mucho a los híbridos de Toyota.

El nuevo motor de gasolina de 1.5 litros sustituirá al bloque actual de 1.3 litros, que se comercializaba en versión atmosférica y con 100 CV de potencia. Con el nuevo motor Toyota seguirá apostando por los motores atmosféricos. En este bloque se ha prescindido del turbo, pero sí se ha aplicado una solución técnica que ya habíamos visto en otros motores del grupo Toyota-Lexus y que promete alcanzar el mejor equilibrio posible entre prestaciones y eficiencia. Este motor ha sido equipado con un reglaje variable de válvulas que, retrasando el cierre de válvulas de admisión, permite pasar del ciclo Otto, al ciclo Atkinson, para ahorrar combustible en ciertas condiciones en las que la carga del motor es baja.

También se ha apostado por una relación de compresión realmente alta (13,5:1), conseguida optimizando la homogeneidad de la mezcla de aire y gasolina, la rapidez de la combustión, y el diseño de la cámara de combustión y los pistones. Con un desplazamiento de 1.496 cm3, el mismo presente en los motores de 1.5 litros de Mazda, y su relación de compresión tan alta, no dudamos que este bloque podría haberse nutrido en cierta medida de los acuerdos e intercambios tecnológicos pactados entre Toyota y Mazda en los últimos años.

En cuanto a sus prestaciones, el nuevo bloque de 1.5 litros y 111 CV de potencia alcanza un par máximo de 136 Nm a 4.400 rpm. Aunque la cifra definitiva es que desde 2.000 rpm ya contará con 118 Nm, lo cual no está nada mal para un motor atmosférico. El 0 a 100 km/h lo marca en 11,0 segundos (una mejora de 0,8 segundos respecto a su predecesor). Pero donde la mejora es más destacable es en su recuperación de 80 a 120 km/h, que se reduce a 17,6 segundos, desde los 18,8 segundos del bloque de 1.3 litros.

El nuevo motor, según Toyota, estará adaptado para las próximas iteraciones de la actual normativa de emisiones europea (Euro VIc) y también ha sido optimizado para cumplir con los nuevos protocolos de homologación de consumos y emisiones RDE (Real Driving Emission).

Como ya os adelantábamos, la segunda novedad importante que recibirá la gama Toyota Yaris a lo largo de este año, coincidiendo con su regreso al WRC, será una versión deportiva Toyota Yaris WRC inspirada en el modelo de carreras y con unos nada desdeñables 210 CV de potencia.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Toyota se une a la fiesta! Hete aquí un Toyota Yaris con 210 CV de potencia y sabor a WRC

Solicita tu oferta desde 9.600 €
  • TLE

    Me gusta que Toyota no siga la “doctrina” que están marcando otros grandes fabricantes de aplicar a este y otros segmentos el downsizing en sus motores, me gusta que no monte un motor de 0,9 o 1li y en cambio anuncie buenos consumos montando un 1.5li, me gusta que sea un bloque de 4 cilindros y no de 3 y me gusta que no monte turbo, pasando a ser de los pocos fabricantes que apuesta por la aspiración natural. También me gusta y mucho que apueste por versiones “picantes” en este segmento, manteniendo en su gama motores hybrid.

  • Rotodos Shur

    Va a ser mas rapido un Yaris que el GT86, que verguenza jaja