CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Todoterrenos

6 MIN

En vídeo: 5 coches por los que nos mudaríamos a Estados Unidos

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 23 Ago 2021
2021 Ram 1500 Trx Group Shot Rear 3/4
2021 Ram 1500 Trx Group Shot Rear 3/4

El automóvil nació en Alemania, pero alcanzó su estatus de culto en Estados Unidos. El país que vive por y para los coches sigue teniendo coches muy diferentes a los que podemos disfrutar en Europa. El mayor tamaño de sus calles, la construcción de sus ciudades, las distancias o el menor precio del combustible han provocado una fascinante evolución divergente de sus coches. Mientras en Europa tenemos que conformarnos con SUV tricilíndricos electrificados, en Estados Unidos aún podemos comprar auténticos muscle cars con motores V8 sobrealimentados, equipados hasta arriba de incorreción política.

En este vídeo os queremos hablar de cinco coches por los que nos mudaríamos sin dudarlo a Estados Unidos. Fruta prohibida que solo podemos imaginar a este lado del charco.

Corvette C8

En su octava generación, el mítico Chevrolet Corvette abandona su esquema de motor delantero para convertirse en un deportivo de motor central-trasero. Aunque haya, en cierto modo, traicionado sus principios, sigue teniendo un precio por debajo de los 60.000 dólares, un motor 6.2 V8 atmosférico de casi 500 CV y unas prestaciones dignas de un supercoche europeo con apellido exótico. Aunque ya no puede montar un cambio manual y sus proporciones no son las más armónicas, nadie ofrece una mejor relación precio-prestaciones en su segmento.

El Corvette C8 se vende solo asociado a una caja de cambios de doble embrague y ocho relaciones.

El Corvette C8 es un producto muy pasional, y para los más hedonistas, está disponible con una carrocería descapotable. Esto no es todo: en un futuro llegará una versión Z06 con motor de cigüeñal flat-plane y alto régimen de giro, además de un ZR1 que podría ser híbrido y alcanzar los 900 CV. El Corvette seguirá siendo el deportivo americano por excelencia, aunque tenga el motor donde lo suele llevar un Lamborghini o un Ferrari.

Fotos del Corvette C8

52
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Shelby Mustang GT500

El Shelby Mustang GT500 es la versión más potente y radical del Ford Mustang. Tras la desaparición de los Shelby Mustang GT350, es también el más enfocado a los circuitos. Estéticamente es mucho más bruto que sus hermanos de gama, con un kit de carrocería específico, diseñado para alimentar de aire a su sediento motor, y canalizarlo de la forma más eficiente posible. Su motor es un 5.2 V8 de cigüeñal flat-plane, sobrealimentado por compresor hasta los 760 CV.

Es una pena que ya no sea posible encargarlo con una caja de cambios manual.

Este motor se asocia a una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones, de nueva factura. Entre otros elementos, también tenemos que destacar sus llantas de fibra de carbono, amortiguadores magnetoreológicos y unos discos de freno delanteros de 420 mm, los más grandes jamás montados en un Mustang. Por un precio que arranca en 72.900 dólares, cuesta menos de la mitad de lo que cuesta un Porsche 911 GT3. No sé vosotros, pero yo no tendría muchas dudas sobre cuál elegir... al menos hasta que despierto del sueño.

Fotos del Shelby Mustang GT500

Dodge Challenger Hellcat Redeye

El Dodge Challenger es mi muscle car favorito. Recuerdo que hace ya cinco años pude probar un precio Scat Pack 392 en Estados Unidos, quedando cautivado por su V8 HEMI de 6,4 litros y 492 CV. El Challenger es el único muscle car que merece ser llamado así: mide más de cinco metros, no le gustan las curvas y derrocha estilo y combustible a partes iguales. Su plataforma sigue siendo una evolución de la estrenada en 1994 por el Mercedes Clase E W210… ¿pero sabéis qué? No importa lo más mínimo, porque derrocha carácter y personalidad por cada uno de sus poros.

Es uno de los coches más anacrónicos y vieja escuela del momento. Y con todo, es uno de los más carismáticos.

El Challenger definitivo se apellida Hellcat Redeye Widebody, y sería el coche que Satanás conduciría si adoptase su forma terrenal. Su gigantesco V8 HEMI Supercharged de 6,2 litros desarrolla 808 CV de potencia máxima, transmitidos íntegramente al eje trasero mediante un cambio automático de ocho relaciones. Sin embargo, personalmente, me quedaría con un Hellcat “a secas”. Más estrecho y más discreto, con sólamente 717 CV de potencia, pero equipado con una caja de cambios manual de seis relaciones. Un dinosaurio fascinante, con los días contados y apetito de neumáticos. Irrepetible.

Fotos del Dodge Challenger Hellcat Redeye

RAM 1500 TRX

Pero si hablamos de dinosaurios, el tyrannosaurus rex es el rey absoluto. Ni los velocirraptors se le acercan. T-Rex, o TRX, es el apellido de la RAM 1500 más radical, diseñada con el único objetivo de ponerle las cosas difíciles a las Ford F-150 Raptor. La RAM TRX es una pick-up diseñada para circular a alta velocidad por terrenos rotos, con un tren de rodaje diseñado para soportar todo tipo de abusos fuera del asfalto.

Ha sido diseñada, casi exclusivamente, para hacer sombra a las Ford F-150 Raptor.

Puede montar, de fábrica, neumáticos off-road de 35 pulgadas, sus amortiguadores Bilstein de botella separada le otorgan el mayor recorrido de suspensiones de todas las RAM, y todos sus bajos están blindados para soportar grandes impactos. Con 297 mm de altura libre al suelo, será difícil que golpeemos sus bajos. El eje trasero es rígido, cuenta con bloqueo del diferencial trasero y el chasis de largueros recibe refuerzos estructurales. La guinda de este delicioso pastel es un motor Hellcat, un 6.2 V8 HEMI sobrealimentado por compresor hasta los 712 CV de potencia, que transmite su potencia a las cuatro ruedas mediante un cambio automático de ocho relaciones.

Fotos de la RAM TRX

[gallert id=712346]

Ford Bronco

El Ford Bronco es un todoterreno puro y duro. Es el rival más duro de coches como el Jeep Wrangler o el Mercedes Clase G. Tiene todos los ingredientes que hacen grande a un todoterreno: chasis de largueros y travesaños, caja de cambios con reductora, al menos un eje rígido, la posibilidad de bloquear los tres diferenciales e incluso barras estabilizadoras desconectables. Si a ello unimos unos ángulos todoterreno al nivel de lo mejor del segmento y la posibilidad de encargarlo con una carrocería de tres puertas, podríamos estar ante una de las futuras referencias del segmento.

El Bronco está disponible en carrocerías de tres y cinco puertas. Existe un Bronco Sport más todocamino, menos capaz fuera del asfalto.

Si somos fans acérrimos del todoterreno, podemos equiparlo con el paquete opcional Sasquatch, con más protecciones para los bajos, suspensiones modificadas, unos paragolpes que mejoran los ángulos de ataque y salida, y neumáticos offroad de hasta 35 pulgadas. Curiosamente, el motor más potente de los Ford Bronco no es un V8, es un V6 EcoBoost de 2,7 litros y sólamente 310 CV de potencia. Ah, ¿os habíamos dicho que el Bronco también se puede comprar con una caja de cambios manual?

Fotos del Ford Bronco

Vídeo destacado del Ford Mustang