comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
SUV

7 MIN

Un buen familiar con tracción integral

Pregunta

Buscamos un coche grande de tipo ranchera, con maletero muy amplio. Lo vamos a utilizar para viajar a diario por autopista, pero con posibilidades de que haya nieve algunos meses al año. Podemos llegar a hacer entre 60.000 y 70.000 km anuales como máximo, dependiendo del año. El mínimo sería de unos 30.000 km anuales.

Hemos mirado el Skoda Octavia Combi y Scout, ambos con tracción 4X4 que se gradúa automáticamente en cada rueda.

Respuesta

Desconocemos el presupuesto que manejas, pero nos fijaremos un tope de 30.000€ para el tipo de coche que buscas. Ambos Skoda son vehículos hermanos, me explico, el Skoda Octavia Combi y el Skoda Scout son el mismo coche, pero el Scout está más enfocado a un uso fuera del asfalto. Tiene más altura libre al suelo gracias a una suspensión más elevada y una estética algo más campera. Pero no nos confundamos, no es un todoterreno, como mucho va a tragarse pistas un poco rotas, para terrenos más serios un todoterreno o incluso un SUV un poco aguerrido es muy superior.

¿Vas a sacarlo de la carretera de vez en cuando? Si la respuesta es afirmativa es una opción muy correcta, si la respuesta es no el Skoda Octavia Combi es mejor opción, gasta menos combustible y es más bonito estéticamente, además de más barato. Pero antes de llegar a conclusiones precipitadas vamos a analizar detenidamente ambos coches. Empezamos por el Octavia, un favorito entre taxistas con una relación calidad-precio muy envidiable. Con 4.57 metros de longitud esconde un maletero de 580 litros, de lo más grande que se puede encontrar en el segmento.

Por dentro es amplio y los acabados son realmente buenos, especialmente tras el lavado de cara que el coche recibía el pasado año. La calidad es la de un Volkswagen, no en balde ambos pertenecen al mismo grupo automovilístico. El puesto de conducción es muy ergonómico y no resulta difícil hacerse al manejo de todos los mandos o encontrar la postura perfecta para conducir. El único Skoda Octavia Combi con tracción integral lleva el motor 1.9 TDI de 105 CV. Este propulsor lleva muchos años en el Grupo Volkswagen y a estas alturas está más que probado, es muy fiable y consume poco combustible.

Con 250 Nm de par máximo a 1.900 rpm tiene fuerza suficiente para adelantamientos – siempre sin apurar – y se conforma con beber 5.7 l/100 km de gasóleo. Aún así, en condiciones reales el consumo medio puede subir algunas décimas, producto de los ciclos de homologación y la diferente forma de conducir de cada persona. El coche lleva un cambio de marchas manual de seis relaciones asociado a un sistema de tracción integral con embrague multidisco tipo Haldex. En condiciones normales se comporta como un tracción delantera, si hay poca adherencia pasa fuerza al tren posterior de manera automática.

En cuanto al equipamiento de serie, lleva una dotación muy completa a la que apenas hace falta añadir opciones. En los elementos de seguridad, ocho airbag incluyendo bolsas de cortina delante y detrás (minimizan los daños en impacto lateral), control de estabilidad ESP con corrección de dirección, ABS con distribución de frenado EBD, control de tracción o fijaciones ISOFIX para sillitas infantiles. El ordenador de a bordo controla los consumos, el volante es regulable en altura y profundidad, tiene control de velocidad de crucero y el climatizador es automático y bizonal ya de serie.

Los retrovisores se abaten y regulan eléctricamente y tenemos multitud de huecos donde dejar cosas: bajos los asientos, bajo el volante, entre los asientos, en redes tras los asientos, en las puertas… Además de en el maletero que crece hasta los 1.620 litros de capacidad si se abate la banqueta trasera. El equipo de sonido reproduce CD y MP3, tiene una entrada auxiliar para fuentes de sonido externas, como iPod y similares. Las llantas son de 16 pulgadas, modelo Draconis con neumáticos 255/50R16. El precio del Skoda Octavia Combi 4×4 es de 25.500€, muy bueno para todo lo que lleva.

El Skoda Scout es similar en todas las cotas citadas, y se va a comportar exactamente igual sobre el asfalto, el sistema de tracción total es el mismo y está calibrado de la misma manera. Ninguno de los coches debería tener problema de encontrarse con esa nieve ocasional. Las diferencias con el Octavia Combi 4×4 vienen dadas en su motor. Mientras que el anterior usaba un vetusto 1.9 TDI el Scout usa un 2.0 TDI de reciente introducción con tecnología common-rail y 140 CV de potencia. El salto en prestaciones se nota y el coche va a recuperar y adelantar mejor en todo tipo de circunstancias.

Esto es gracias a los 35 CV extra y a un par motor de 320 Nm, un valor alto constante entre las 1.750 y las 2.500 rpm. El motor se ha introducido recientemente y aún no hay valores certeros de su fiabilidad a largo plazo, pero con un mantenimiento al día y dejándolo al ralentí un minuto al arrancar y al parar no debería haber problema. Del 1.9 TDI del Octavia sí que hay datos acerca de su fiabilidad, algunos taxistas llevan más de 500.000 km con ese motor sin problemas. Volviendo al Scout, consume algo más que su hermano, homologa una media de 6.4 l/100 km, que subirá a algo más de 7 l/100 km en condiciones reales.

El equipamiento no varía con respecto al Octavia Combi, salvo porque las llantas son de 17 pulgadas en lugar de 16 pulgadas. El precio recomendado es de 28.890€. La diferencia de precio es de 3.390€ a favor del Octavia. Si no vas a sacarlo del asfalto el Skoda Octavia Combi es nuestra recomendación, si le das más importancia a altas prestaciones o conducción todoterreno el Scout es tu coche. En ambos casos recomendamos pasar por un concesionario de Skoda y probarlos in situ, es la mejor manera de decidirte finalmente.

Alternativas

La verdad es que por menos de 30.000€ hay muy pocas opciones, y ninguna tan buena como el Skoda Octavia Combi. Una de las mejores se encuentra en el Honda CR-V 2.2 i-CTDi, un SUV con aspecto de todoterreno. Lleva un motor turbodiésel de 140 CV que consume una media de 6.5 l/100 km y tiene una buena fiabilidad mecánica. Tiene un maletero que cubica 524 litros, algo menos que el Octavia, pero aún una cifra muy respetable. El coche en su conjunto tiene 4.53 metros de largo y una posición de conducción envidiable, con una vista por encima del tráfico.

La tracción total sigue el mismo principio que en los Skoda, pero está más preparado que estos para meterse por el campo. Cuesta 28.400€ en la versión Comfort y aunque el equipamiento de seguridad es tan bueno como en los checos, no tiene un interior tan lleno de huecos portaobjetos y le faltan detalles como el control de velocidad de crucero o el climatizador. No es la mejor opción a no ser que se prefiera un vehículo capaz fuera del asfalto y con una estética diferenciada. Entre otros competidores hemos descartado el Nissan Qashqai+2 por tener un maletero bastante inferior y un equipamiento inferior.

Te recomendamos que finalmente eches un ojo y pruebes el Seat Altea Freetrack 4WD 2.0 TDI. Su motor turbodiésel de 140 CV es el mismo que se encuentra en el Skoda Scout y sus prestaciones son idénticas, al igual que su consumo mixto de 6.5 l/100 km. El equipamiento es calcado al del Scout con la excepción de faros con iluminación en curva. El diseño del Altea Freetrack es muy discutible, al estar basado en un monovolumen su estética puede desentonar, ya que en teoría también puede aventurarse por fuera del asfalto con cierta seguridad con su tracción total.

Este hermano del Skoda Scout tiene su principal ventaja en el precio, cuesta 25.110€. Como desventaja, quieres un maletero muy grande y el Altea sólo puede ofrecer 452 litros, unos 130 litros menos que el Skoda Octavia. En definitiva, que el Skoda Octavia Combi es nuestra recomendación principal, aunque sin olvidarse de otras opciones interesantes.

En Diariomotor: Skoda Octavia Scout 2009 | Skoda Octavia 2008, precios y equipamiento | Seat Altea, Altea XL y freetrack 2009 | Honda CR-V Serie Especial