CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mitsubishi

3 MIN

Mitsubishi Lancer EVO diésel. No, gracias

David Villarreal | @davidvillarreal | 11 Jun 2010

La situación de los deportivos más pasionales está como para echarse a temblar. Los más catastrofistas temen que el EVO sea una especie en extinción. Y es que puede que jamás conozcamos el esperado Mitsubishi Lancer Evolution XI que tendría que llegar en 2013 y del que se está hablando mucho últimamente, nada bueno, por cierto. Y es que agárrense a sus asientos, hay quien ya comenta que Mitsubishi estaría planteándose muy seriamente la idea de convertirlo en un híbrido diésel.

La voz de alarma la daba la revista británica Autocar, mencionando como fuente a algunos contactos de la marca en Japón. Ahora bien, aceptamos que los diésel se vendan especialmente bien en Europa, y que sean una buena solución para rebajar las emisiones y los consumos. Aún así, siguen sin ser argumentos suficientes como para convertir en una “locomotora” a todo un icono de los rallys como éste. Y es que pensémoslo bien, ¿por qué razón se compra alguien un EVO?

Según estos rumores, estaríamos hablando de un diésel de 350 CV, que sería muy probablemente uno de los EVO más rápidos de la historia y también el más económico a la hora de ir a la gasolinera y echarlo de beber (nunca más 98 octanos…). BMW 335d, Audi A4 3.0 TDI, Mercedes-Benz Clase E 350 CDI, hablamos de berlinas elegantes, cómodas y rápidas, con motores de gasóleo que gastan “poco” y que quedan pintones y muy atractivos con cualquiera de los paquetes deportivos que ofrecen sus respectivas marcas.

Pero nadie se compra un Mitsubishi Lancer Evolution por ninguna de esas razones. La gente se compra un EVO por que tiene la absoluta certeza de que ese coche muy probablemente sea lo más parecido que se puede encontrar hoy por hoy en un concesionario a un coche de rallys, una de esas máquinas que cada fin de semana se pueden ver compitiendo en los tramos cronometrados de cualquier rally, como aquella con la que Tommi Makkinen conseguía cuatro títulos consecutivos hace ya más de diez años.

Bien es cierto que un WRC es prácticamente un prototipo. Pero hasta el momento los diésel siguen sin calar hondo en los campeonatos de rally, y ojo que haberlos haylos. Estoy convencido de que el que se compra todo un EVO, goza del placer de su tracción a las cuatro ruedas con diferencial central y sendos diferenciales de deslizamiento limitado (uno en cada eje) y también de ese motor 2.0 Turbo que tanto se parece al de un WRC.

En cambio no me parece tan descabellada la incorporación de un motor híbrido (eléctrico+gasolina), siempre y cuando se compense el aumento de peso de las baterías, mejore las prestaciones y no afecte a la buena distribución de pesos. Tal y como están las cosas, a los fabricantes de deportivos sólo quedan dos opciones: adaptarse o sufrir las consecuencias de la implantación de estrictas normativas de emisiones que pretenden gravar con fuertes impuestos a los vehículos más humeantes. Aún así... Mitsubishi Lancer EVO Diésel. No, gracias.

Vía: Autocar.co.uk En Diariomotor: Mitsubishi Lancer Evolution XI, rumores de un híbrido | Mitsubishi Lancer Evo X, mecánica | Audi S3, Ford Focus RS o Mitsubishi Lancer Evo X