CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mitsubishi

10 MIN

Audi S3, Ford Focus RS o Mitsubishi Lancer Evolution X

Pregunta

Me gustaría un deportivo para utilizarlo a diario y que no sea excesivamente incómodo. Valoro las prestaciones, la calidad interior y el agrado de conducción.

Tendría un presupuesto de hasta 50.000 euros y no hago mas de 15000km/año, casi nunca o nunca pisaré un circuito. El 40% de la conducción la haré por ciudad, el 40% por montaña y el 20% restante por autopista.

Mis alternativas son el Audi S3, el Ford Focus RS o el Mitsubishi Lancer Evolution X.

Respuesta

Tus alternativas nos acercan dos compactos y una berlina con características deportivas que están muy cerca de la orientación al circuito, especialmente el RS y el Evolution X. Pero comencemos en orden a explorar las posibilidades.

El Audi S3 es un compacto muy laureado por su diseño y su terminación deportiva al estilo de la marca de los cuatro aros, con esos retoques que te hacen distinguirlo a corta distancia pero que no se hacen excesivos incluyendo las elegantes luces LED. Dentro del habitáculo se distingue la firma S3, los detalles en cromado y el cuero como principal elemento, todo de la máxima calidad y aspecto deportivo. Dejando a un lado este aspecto, el coche guarda un buen compromiso entre comodidad y confort, muy necesario a la hora de circular por ciudad.

Bajo el capó del S3 se encuentra un motor con tecnología TFSi y una cilindrada de 2.0 litros para sacar una potencia turboalimentada de 265 CV, aunque es su par máximo quien marca la diferencia: 350 Nm entregados entre las 2.500 y las 5.000 rpm. Es muy rápido en aceleraciones cortas y muy lineal a la hora de entregar esa mayor fuerza, aunque permite disfrutar del “tirón”. Oficialmente vuela hasta los 100 km/h en sólo 5.7 segundos manteniendo un consumo de 8.5 litros/100 km si escoges la caja de cambios manual de seis marchas, porque si te vas a la semi-automática S Tronic verás mejorados muchos aspectos: el S3 es más rápido y consume ligeramente menos. Además aporta la diversión de cambiar con las levas situadas detrás del volante.

En ambos casos no te librarás de pagar el tipo máximo en el impuesto de matriculación (el 9.75%) debido a que se sobrepasan los 190 gr/km de emisión de CO2. Aún así el S3 brilla puesto que juega con la importante baza de la tracción integral denominada quattro. Con este nivel de potencia la transmisión a las cuatro ruedas mejora la estabilidad y el aplomo del vehículo, permitiéndote sacarle más juego en las curvas gracias a su diferencial electrónico. Salvo excepciones para este tipo de vehículos deportivos es casi obligatorio contar con todas las ruedas motrices.

El S3 de tres puertas lo tienes por un precio de partida de 39.510 euros. Está bien equipado con seis airbags, control de estabilidad y de tracción, faros de xenón, ordenador de a bordo, climatizador, asientos deportivos con tapicería de tela/cuero o radio CD-MP3 con toma auxiliar. Si te vas al modelo Sportback de cinco puertas ganas en comodidad y en más espacio de maletero (302 frente a 281 litros) aunque te costará 40.190 euros. Prestacionalmente la diferencia es mínima aunque se pierde algo de aceleración y se gana algo de consumo. Entre las opciones más jugosas para ambos tienes la pintura metalizada, la tapicería cuero-napa negra o el techo corredizo eléctrico de cristal.

La verdad es que el Ford Focus RS es una de las revelaciones de la temporada y no sólo por su potencia. Su concepción está verdaderamente ligada a la competición, concretamente al rally, y muchas de las ideas practicadas en este segmento han sido trasladados a este tan verdadero “hot-hatch” de tres puertas. Es un vehículo diseñado para desenvolverse en rectas y curvas pero más bien lejos de la urbe, para la montaña es un lujo tal y como se muestra en algunas pruebas.

La estética rompedora del Focus RS pasa por encima de otros modelos. Aunque es herencia de la aerodinámica del ST ésta ha mejorado hasta en un 20 % la carga de fuerza-suelo que se ejerce. Casi nada, pero volvamos a su belleza. El RS se posiciona con un frontal único, estribos laterales muy pronunciados y una zaga muy especial donde conviven un difusor de competición, dos enormes conductos de escape y un elevado alerón. El estilo “competición” está expresado también en el interior donde hay inserciones en fibra de carbono, pedales y detalles en aluminio y unos buckets en cuero y napa que te encajan para trasladarte todas las sensaciones.

El corazón latente del Focus RS es un motor turbogasolina Duratec de 2.5 litros que eroga 305 CV de potencia a 6.500 rpm y un par máximo de unos 440 Nm, constante desde las 2.300 hasta los 4.500 rpm. La aguja roja está situada por encima de las 6.500 rpm, que se pueden sobrepasar hasta las 7.500 rpm durante tres segundos manteniendo la potencia máxima. Sería demasiado caudal para las ruedas delanteras sino fuera porque cuenta con un diferencial autoblocante que reparte convenientemente la fuerza entre ambas ruedas. La capacidad de volar del RS en recta es sencillamente impresionante, se ventila los 100 km/h en sólo 5.9 segundos y llega hasta un máximo de 260 km/h. Mientras el consumo se queda en los contenidos 9.5 litros/100 km, que dejan a su vez el pago del impuesto de matriculación en el 14.75 %.

Actualmente el Focus RS tiene un precio de 34.135 euros, que incluye seis airbags, ESP+ASR, un equipo Sony MP3 con Bluetooth, conexión USB y control por voz V2C, sensor de aparcamiento, climatizador bizona, encendido automático de luces y de limpiaparabrisas, faros de xenón, ordenador de a bordo, retrovisor interior, fotosensible, etc. Puedes añadirle además la pintura azul Eléctrico o la verde Eléctrico Ultimate.

El japonés Mitsubishi Lancer Evolution X es el más grande y el más cargado de fuerza tecnológicamente hablando. El sedán ha sido especialmente pensado para ofrecer lo máximo en pista y a su vez hacer las cosas más sencillas a la hora de conducir. El estilo del Lancer Evolution es deportivo y rudo, no deja de llevar la insignia del estilo japonés. Por fuera tiene faldones, alerones y llantas deportivas aunque no se desmarcan demasiado de lo que se considera el acabado Sport del Lancer convencional. Por dentro sí que está cargado de detalles, con el costurado en cuero de prácticamente cualquier elemento y con detalles en metalizado que aportan una grata sensación de estar dentro de un vehículo diferente.

La mecánica básica del EVO X comprende un propulsor turboalimentado, de 2.0 litros y que desarrolla 295 CV a 6.500 rpm junto a un par máximo puntual de 366 a 3.500 rpm. La transmisión de tal magnitud se refleja a través de la tracción total S-AWC, cuyo comportamiento puede ser ajustado según las circunstancias de la conducción. El EVO X es de los más rápidos ofreciendo una aceleración contundente hasta los 100 km/h en 5.4 segundos y pudiendo alcanzar los 240 km/h de velocidad máxima. Por contra su consumo medio es de unos 10.2 litros/100 km, que por otro lado no son demasiado si pensamos en el fuerte trabajo que realiza la tracción total. Para el EVO X deberás pagar el 14.75 % de su valor de venta una vez lo vayas a matricular, es el más contaminante de tus alternativas.

49.700 euros es el precio del Lancer Evolution X más básico denominado GSR, que incluyen 8 airbags, ayudas electrónicas a la estabilidad y a la tracción, faros bi-xenón adaptativos, climatizador, sensor automático de luz y lluvia y radio CD-MP3 con conexión auxiliar entre lo más interesante. La pintura metalizada es uno de los extras interesantes. Por otro lado y un precio de 58.400 euros accedes al Evolution MR TC-SST que incorpora, como principal diferencia, una caja de cambios de doble embrague con levas en el volante. Cómoda y divertida de utilizar, es una opción muy interesante y que el Focus RS no tiene.

La conclusión es bastante sencilla. Si de verdad quieres sacarle todo el provecho a los caballos y quieres ahorrarte lo máximo posible, el Focus RS es la elección más razonable. Gana en precio, en potencia y en chasis, a pesar de que el Evolution X es una alternativa muy válida. Precisamente el programa de televisión Fifth Gear puso a prueba al Focus RS contra el Lancer EVO X por la montaña y ambos se mantuvieron muy a tono. El Lancer ultrapotenciado te ofrece por otro lado más comodidad, más espacio y una sensación de mayor grandeza aunque es notablemente más caro.

Como siempre recomiendo que hagas la prueba en directo, esas sensaciones no te las podemos trasladar desde aquí. Es más, incluso podría ser conveniente que realizaras un curso de conducción porque hablamos de coches muy potentes cuyos caballos pueden desbocarse fácilmente.

Alternativas

Si te gustan los modelos japoneses una opción a mayores la puedes encontrar en el Subaru Impreza WRX STI. Se ofrece como modelo compacto de cinco puertas y está cargado de detalles nuevamente tomados de la competición, como sus grandes fauces, su toma de aire en el capó, su alerón de techo o las llantas de aleación. Por dentro quizás es el más espartano a pesar de los detalles y su calidad de espacio para los ocupantes no es la mejor de los modelos vistos. En capacidad de maletero, se queda en sólo 301 litros.

Sin embargo ofrece unas excelentes prestaciones gracias a su propulsor bóxer turbo de 2.5 litros que desarrolla 300 CV de potencia y un par máximo de 407 Nm. Éstos se trasladan a las cuatro ruedas mediante la tracción S-AWD, experimentada directamente en el rally, y que asegura una correcta tracción en todo momento. Es el más rápido en aceleración recta de todos, marcando unos fulgurantes 5 segundos exactos y pudiendo alcanzar un máximo de 250 km/h (de nuevo, limitados).

Tiene un precio base de 44.900 euros equipado con prácticamente lo mismo que tus alternativas salvo los sensores de luz e iluminación o los equipos de sonido MP3. Por 4.500 euros tienes acceso al paquete Sport Plus que añade arranque mediante botón, acceso sin llave y navegador, siendo la opción más interesante la de la pintura metalizada por 300 euros. No es la mejor opción de todas y quizás la menos adaptable para el día a día pero te aportará grandes sensaciones y según las pruebas tiene mucho que decirle al EVO X.

La última gran alternativa es, sin duda, el BMW Serie 1 Coupé135i. Está casi a la altura del Lancer en dimensiones aunque sólo cuenta con cuatro plazas, algo a tener bastante en cuenta. Ofrece un maletero de nada menos que 370 litros y un interior cómodo sin exageraciones, con la calidad habitual de BMW.

Ataviado con un propulsor turbo de gasolina, 3 litros y seis cilindros ofrece 306 CV de potencia y un par máximo de 400 Nm que se deriva en un tramo larguísimo de vueltas: desde 1.300 a 5.000 rpm. El 135i vuela en 5.3 segundos hasta los 100 km/h y sólo consume 9.2 litros/100 km, todo un récord a este nivel. La fuerza que puede derivar de forma contundente este propulsor implica que puedas jugar con él en la mayoría de las situaciones, permitiéndote en marchas largas conducir de forma tranquila y relajada.

El 135i se dispara hasta los 46.300 euros, incorporando lo mismo que los rivales aunque se deja los faros bi-xenón o los sensores de luz y lluvia para el apartado opcional. Lo mejor para este caso es equipar el paquete M que suma volante de cuero, tapizado de tela/cuero y llantas de aleación M entre otras cosas, costando 678 euros, o por 1.200 euros el techo solar. En definitiva es un modelo que te da mucho juego, es muy válido para diario y no perderá valor a lo largo de los años.

En Diariomotor: Nuevo Audi S3, más imágenes | Ford Focus RSMitsubishi Lancer Evo X | Fotos oficiales del Subaru Impreza WRX STi 2008 | BMW Serie 1 Coupé, características técnicas

Vídeo destacado del Subaru Impreza