Margaret Dunning lleva 94 años conduciendo automóviles

 |  @sergioalvarez88  | 

Una de las personas que más tiempo llevaba conduciendo y yo conociese era mi abuelo. Aunque falleció hace 5 años a los 87 años de edad, condujo vehículos regularmente desde los 12 años – en un taller mecánico de Gijón – hasta que colgó las llaves de su viejo Renault 9 con 80 años. Un total de 68 años pegado al volante, de los cuales aproximadamente 60 años con permisos reglamentarios de circulación. No obstante, siempre hay personas cuyo apego a los automóviles es aún mayor.

Hoy en Diariomotor os presentamos a Margaret Dunning, una anciana estadounidense que lleva al volante 94 años de su vida, y no planea en dejarlo. Margaret nació en 1910 en un pueblo del estado de Illinois. Descendiente de los colonos, su familia poseía una explotación láctea en la que aprendió a conducir una pequeña camioneta Ford T, ayudando a su padre con las herramientas, con sólo 8 años. A los 12 años, por aquél entonces, ya podía conducir legalmente con un permiso oficial.

Dunning trabajó durante un tiempo en la explotación familiar, pero a principios de los años 30 comenzó a trabajar en la Phoenix Mill Ford Plant, una fábrica de reguladores de voltaje, donde comenzó a aprender los entresijos de la mecánica. La pasión por los automóviles corría por sus venas desde que aprendió a reparar los vehiculos de su granja, pero no fue su foco profesional. Tras graduarse en la University of Michigan, comenzó su vida profesional con una serie de tiendas de ropa.

El negocio fue boyante, y en 1968 ya se había convertido en una gran empresa que vendió íntegramente a una cadena de centros comerciales, obteniendo suficiente dinero para asegurarse una jubilación dorada. No obstante, nunca dejó de lado el automóvil. En 1949, adquirió un flamante Packard 740, un coupé de lujo que sigue siendo su coche de diario, y que conserva en perfecto estado. Es más, es ella quién realiza su mantenimiento básico, como cambiar el aceite o reemplazar las bujías.

Durante toda su vida, Margaret ha donado millones de dólares a la sociedad histórica de Plymouth (su pueblo natal) e incluso varios vehículos, entre ellos un precioso Ford N Model restaurado por ella misma y un Cadillac del año 1930. Su Packard 740 recibe paseos anuales en el Woodward Dream Cruise de Detroit y este mismo año, ha sido invitada a exponer su Packard en Pebble Beach. A diferencia de los otros vehículos, “reinas de garaje”, el de Dunning sigue dando servicio diario.

Una historia de pasión por el automóvil que no tiene visos de terminar pronto. Para tener 102 años, la señora Dunning goza de buena salud y tiene la cabeza en su sitio. No cuenta con colgar las llaves de su Packard, y aunque la señora Dunning nunca estuvo casada, creemos que ha encontrado un buen compañero durante su vida.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor: ¿Debería un anciano de 100 años seguir conduciendo?

Lee a continuación: Luc Donckerwolke será el nuevo director de diseño de Bentley

  • Anónimo

    Ojalá acabe casándome yo con una mujer con esa pasión por los coches, es increíble.

  • EL MAS INCOGNITO

    la abuela que todos deceariamos tener ! imagina tu abuela que en ves de hablarte de pasteles y bordados te hable de la puesta punto de un coche y de coches clasicos de la epoca dorada

  • Chema73

    Un aplauso por esta mujer que es durante tantos años una apasionada de los coches, como nosotros, ojala lleguemos a sus años, y conduciendo.

  • eso si es amor al motor

  • .Motorhome.

    Ya no es solo que lleve 94 años conduciendo, aparte del coche que tiene… sino que tambien tiene 102 años. Esta mujer es admirable.

  • AB

    En 1949, adquirió un flamante Packard 740… ¿En 1949? Se supone que de segunda mano, con lo que no sería tan “flamante” ¿o se trata de un error y debe decir 1929? porque según creo ese modelo de Packard es precisamente de 1929…

  • Anónimo

    Se acaba de convertir en la abuelita honoraria de diariomotor. Larga vida.

  • MRTN

    Estoy enamorado de una mujer mayor.