CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Red Bull, Toro Rosso, Lotus y Manor sin motores confirmados para 2016

Humberto Gutiérrez | 1 Nov 2015
par_bah_f1_15_15
par_bah_f1_15_15

Según informe publicado en Auto Motor und Sport, cuatro equipos no han definido con certeza el propulsor que utilizarán la próxima temporada. Red Bull, Toro Rosso, Lotus y Manor tienen sus proyectos 2016 en el congelador ya que no tienen nada seguro, más allá de conversaciones. Se creía que Lotus y Manor tenían acuerdos, pero al parecer Renault no entregará dinero a los de Enstone hasta observar el libro de contabilidad al día, en tanto se comenta que Mercedes puede dar marcha atrás a su ofrecimiento si se percata que el equipo Manor es puesto a la venta, rumor que viene tomando fuerza en los últimos días.

Las dificultades para estos cuatro equipos radica en que cada unidad de potencia, de los actuales proveedores, posee una arquitectura muy diferente de las otras, así que los diseños permanecerán en vilo hasta cerrar formalmente los contratos. De Red Bull, lo último que se conoce es la solicitud que le realizó a Honda y el veto que McLaren ha intentado imponer para evitar la sociedad entre los austriacos y los japoneses. De Toro Rosso casi se tenía la certeza de retornar con Ferrari, sin embargo los jefes de Red Bull han declarado que esperarán hasta decidir el motor del equipo principal antes de centrarse en el filial. Tampoco se descarta permanecer con Renault a falta de otra alternativa.

Por otra parte, aunque Renault haya firmado un pacto de intención para comprar Lotus, el negocio no se ha materializado porque se sospecha que los administradores de Enstone no han honrado sus compromisos con los proveedores. Renault no va a comprar un equipo hipotecado ni pagará deudas generadas por terceros. Ante tal escenario, se informa que con tantas incertidumbres, los ingenieros de Lotus trabajan en dos proyectos paralelos, uno para montar la unidad Renault y otro para seguir con Mercedes.

Lo de Manor tiene otra razón y es que aparentemente Mercedes pactó con ellos para evitar la solicitud de Red Bull, pero las recientes renuncias de Bob Bell, John Booth y Graeme London presagian que el propietario de la escudería, Stephen Fitzpatrick, tiene un plan para vender aprovechando el valor agregado que proporciona el motor alemán. En tal sentido, Toto Wolff ha advertido que un cambio de propietario haría que se reconsidere el contrato con Mercedes porque el acuerdo quedaría nulo al ser firmado por personas que no representarán al equipo el próximo año.

Vía | auto motor und sportf1