24 horas de Le Mans 2016: inicio con retraso y exhibición de Merhi

 |  @eloy_eg  | 

Después de tres horas de carrera toca hacer un primer resumen de qué está ocurriendo en Le Mans. Lo primero es que en realidad sólo llevamos dos horas de competición pues se dio la salida bajo Safety Car y este permaneció en pista durante casi una hora por culpa de la lluvia, para desesperación de los aficionados tanto a pie de pista, que pitaron y protestaron, como desde sus casas. Pero a partir de ahí la lucha ha estado a la altura de las expectativas.

Audi, Porsche y Toyota se alternan en el liderato, con la casa japonesa dando un golpe de efecto al demostrar ser capaz de dar una vuelta más por relevo sin que se le note una excesiva pérdida de ritmo, por lo que en este inicio de carrera ha sido de lo más normal ver a Mike Conway heredar el liderato periódicamente. Aún así tras tres horas se encuentra al frente el Porsche #1 (que montó a Brendon Hartley en cuanto la pista se secó) seguido del Toyota #6 y el Audi #8.

La primera víctima dentro de los vehículos oficiales fue el segundo R18 de Audi, pues rompió el turbo nada más secarse la pista, cuando era líder y había sido el primer vehículo en apostar por montar slicks. La reparación duró veinte minutos y le costó seis vueltas. También han sufrido problemas mecánicos uno de los Rebellion y el ByKolles, complicando la vida a unos equipos privados que esperaban sacar tajada de la falta de fiabilidad de los LMP1 oficiales.

En LMP2 asistimos al show de Roberto Merhi, que montó neumáticos intermedios a la vuelta de darse bandera verde y se colocó en cabeza a medida que fueron entrando en boxes sus rivales, ampliando poco a poco su renta al frente de la categoría hasta más allá de los cuarenta segundos. Sí, hay pilotos que en seco ruedan más rápido que el castellonense, como Nicolas Lapierre, pero la diferencia con sus perseguidores sube de forma constante y además se le ha visto brillante en tráfico. Promete y cruzaremos los dedos nada más ceda el volante a sus compañeros.

La categoría GTE-Pro estuvo inicialmente dominada por Porsche, que sacó máximo provecho a las condiciones que más favorecen a su 911, pero pronto el Ford #68 le dio caza y demostró que sigue manteniendo un gran ritmo sobre piso seco pese a la modificación de la Balance of Performance, al igual que Ferrari. Sin embargo ambas marcas han sufrido problemas mecánicos, con el GT #67 víctima de problemas de cambio y el 488 #51 de AF Corse debiendo entrar en el garaje por un fallo eléctrico. No está siendo una carrera sencilla para Antonio García, que inició la carrera último por no haber podido dar suficientes vueltas de noche en clasificación y rueda a minuto y medio de la cabeza.

Por último en GTE-Am ocurrió tres cuartos de lo mismo que en GTE-Pro, con los Porsche dominando las primeras vueltas y llegando a colocar cuatro 911 en los cuatro primeros puestos, aunque estos han aguantado mejor y se mantienen en cabeza, situándose líder tras tres horas de carrera la unidad de Abu Dhabi-Proton.

Foto | Michelin

Lee a continuación: Cristian García manda en el debut del Suzuki Swift R+ en el Nacional de Asfalto