CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Thierry Neuville o dos pilotos jóvenes, la difícil elección de Citroën

thierry-neuville-citroen-hyundai-2017

Tras el anuncio de la alineación de Citroën Racing para la próxima temporada y la confirmación de la renovación de contrato de Thierry Neuville con Hyundai Motorsport, muchos comenzamos a preguntarnos qué había salido mal. Qué había hecho replantearse a Neuville su salida del equipo, para no fichar por una estructura con la experiencia y los mundiales de Citroën y confiar de nuevo en el equipo dirigido por Michel Nandan, el mismo que le dio hace tres años la alternativa de liderar una formación nueva.

Tal y como apunta la prensa belga, y como ha confirmado Yves Matton, todo parece haberse ceñido a un simple desacuerdo económico. En concreto, el director del brazo deportivo de la firma de los dos chevrones dejaba claro que sólo había dos opciones: contratar a Neuville o mantener a sus dos pilotos jóvenes, lo que puede indicar por dónde iban las pretensiones contractuales del piloto belga en sus negociaciones con Citroën.

Para los que se preguntan qué fue antes, si el huevo o la gallina, o lo que es lo mismo, el no de Neuville a Citroën o el no de Citroën a Thierry, el equipo es que fueron ellos mismos los que decidieron apostar por la segunda opción de las antes mencionadas, la de Stéphane Lefebvre y Craig Breen, especialmente tras los últimos resultados cosechados por ambos y la decisión de la FIA de permitir que sean tres los pilotos nominados para sumar puntos en cada prueba. La tercera posibilidad, la que apuntaba a que Neuville ocuparía el segundo C3 WRC mientras que Lefebvre y Breen se turnaran la tercera quedaba obviamente descartada porque hubiera sido imposible mantener los cuatro económicamente.

No ha sido el único cambio de planes que ha tenido que afrontar Citroën Racing esta temporada. Recordemos que a inicios de temporada se anunció una competición extraoficial para todos aquellos competidores dentro del WRC2 que utilizasen el Citroën DS3 R5. En principio se trataba de medir las fuerzas de Quentin Gilbert con otros pilotos más experimentados como Kubica, Novikov, Kruuda y Chardonnet, algo que finalmente no se cumplió.

El premio, que en principio iba a ser competir en Catalunya y Gales con un Citroën DS3 WRC finalmente por la baja participación se quedaba en únicamente una cita, la británica, donde Gilbert saldrá con una de las unidades mantenidas actualmente por PH Sport y patrocinadas por Abu Dhabi (también lo harán Breen, Meeke y Lefebvre, al que de no estar recuperado lo sustituirá Al-Qassimi).