¿Qué planes deportivos tiene Volkswagen a corto y medio plazo?

 |  @fernischumi  | 

La utilización de la foto del Beetle Supercar construido por Volkswagen, montado por SEAT Sport y desarrollado por Andretti Autosport en el artículo de la pasada semana sobre la nueva categoría eléctrica del GRC no fue casualidad. Ha quedado patente durante los últimos meses el interés del Grupo VAG por los vehículos eléctricos, tanto en lo que se refiere a la producción como en lo que a competición nos ocupa. Obviamente la últimas informaciones respecto al 'Dieselgate' y las primeras resoluciones en contra han obligado a que el Grupo acelere dicho proceso y que se someta a un cambio radical en lugar de la estrategia progresiva que se ha llevado hasta ahora.

Precisamente Volkswagen está detrás del nuevo interés del Global RallyCross Championship, cuyo promotor es paradójicamente Red Bull, por unas nuevas series eléctricas. No viene de ahora a pesar de que este anuncio llegó de Estados Unidos el pasado viernes, precisamente la bien informada prensa británica (la misma que dio la voz de alarma el pasado de lunes sobre la posible salida de Volkswagen del WRC) ya anunció hace unos meses que el gigante alemán había estado preguntado a la FIA y a IMG, promotor del World RX, sobre la posibilidad de que el reglamento técnico del Mundial de RallyCross, uno de los más permisivos de por sí, dejara las puertas abiertas en un futuro próximo a los Supercars eléctricos.

Mientras que Audi ya dejó clara cuál es su intención al abandonar el WEC y centrarse según ellos en la Fórmula E, el futuro de los de Wolfsburgo está más abierto, tanto a corto como a medio plazo. Obviamente con Audi cubriendo la posición de los monoplazas eléctricos, Volkswagen debe buscar otro destino, que por el momento ocuparán las carreras clientes y el GRC, donde seguirán una temporada más por el importante mercado que constituye USA y porque hay pocos campeonatos que se puedan adaptar a sus modelos y marketing.

Brian Deegan, Tanner Faust, Scott Speed racing at Red Bull Global Rallycross Los Angeles in San Pedro, California USA on October 9th, 2016.

Sin ir más lejos, en el comunicado oficial realizado hoy por la marca deja una enigmática frase que no hace más que confirmar el interés de aumentar el apoyo que se le da al equipo del Mundial de RallyCross: “la marca investigará la expansión de estas actividades sobre la base de su experiencia existente en rallycross”. Esto se relaciona directamente con el deseo de hacer más competitivo los Polo 4x4 T16 que actualmente controla el equipo Marklund Motorsport con el apoyo de Volkswagen Suecia.

A la espera de ver qué pasa con los Volkswagen Polo R WRC 2017 del que el propio equipo ha dicho que ‘actualmente’ no hay planes para hacerlo competir bajo un equipo privado o satélite, la sección de carreras-cliente es una buena forma de mantener en activo a los empleados de la planta sin perder dinero a través de dos categorías en alza, el TCR y los R5. Y no, la creación de un Polo R5 no significa que esto sea la muerte anunciada del programa de Skoda Motorsport ya que tal y como recordaba mi compañero Eloy ya hay casos similares de convivencia estos años como el Peugeot-Citroën con sus R5 o el Audi-VW-SEAT que tenemos sin ir más lejos en los distintos campeonatos TCR.

Precisamente es en estos campeonatos de turismos low cost ideados por Marcello Lotti, donde VAG ha encontrado un buen lugar para seguir vendiendo sus productos de carrera y además seguir presumiendo de victorias en competición. El futuro a largo plazo es una incógnita mayor. La Fórmula 1 está fuera de los planes actualmente y aunque duela a más de uno escucharlo, quizás deba seguir estándolo. Con las victorias en el Dakar y en el Mundial de Rallyes logradas en la última década, parece poco probable la vuelta a ambos campeonatos a no ser que esta venga de la mano con la promoción y desarrollo de nuevas tecnologías de propulsión.

Makai Gergely / MGR Images 2015

Obviamente todo esto sabe a poco cuando estamos ante la marca que ha dominado los cuatro últimos mundiales con 42 rallyes ganados y 12 títulos. Un duro golpe no sólo para empleados, responsables del equipo y los propios pilotos, cuyo futuro está por el momento en el aire, sino también para el mundo de los rallyes. Hay gente que no ha querido ver que lejos de ser los dominadores de este último lustro en el WRC, han sido responsables de una gran tarea de promoción y además han apoyado económicamente a pruebas como Argentina, México o Suecia que ahora se quedarán sin una considerable suma de dinero de este patrocinador que era Volkswagen.

Por supuesto hay que felicitar a los que se quedan. A M-Sport por resistir estos años sin apoyo oficial con un presupuesto que es la mitad de los equipos de fábrica, a Citroën por elegir el salto al vacío del WRC en lugar de mantenerse ganando en el WTCC o a Toyota por regresar al Mundial de Rallyes... Pero quien no se quiera dar cuenta que los alemanes han contribuido positivamente a la disciplina desde su entrada es porque no lo quiere ver.

Lee a continuación: El Ford Mustang se viste de GT4

  • Abel

    Lamentable la perdida de VW en el WRC, me gustaria que Red Bull adquiriera la estructura del equipo y haga competir al polo de 2017 bajo otro nombre claro esta. Esto siempre y cuando se mantenga a los mismos pilotos.

    • rauccete

      Hombre, estaría bien, pero sin una gran inversión no iba a poder mantener la competitividad contra las fábricas oficiales.