Cadillac todavía medita involucrarse con los DPi 2.0

 |  @X3Humberto  | 

Mark Kent, director de General Motors Motorsport, comunicó que la participación de Cadillac en la próxima temporada de la IMSA SportsCar Championship está asegurada, pero todavía no hay nada seguro con respecto a permanecer en el campeonato para el 2021 puesto que las nuevas reglas técnicas, sobre todo en lo que respecta a la hibridación, no terminan de convencer a la directiva de General Motors.

Explicó Kent que están muy satisfechos con el trabajo realizado por sus equipos estandartes: Action Express Racing y Wayne Taylor Racing, pero sus representantes están al tanto de que el compromiso de Cadillac para con la IMSA dependerá de ciertos factores que todavía no se han esclarecido. Por los momentos, todos los equipos asociados se van a mantener para el 2020, es decir además de AXR y WTR, también defenderán a GM, JDC-Miller Motorsports y Juncos Racing

También argumentó Kent que permanecer en la IMSA se relaciona directamente con tener opciones de ganar el título y cada año que transcurre observan que equipos de fábrica como Mazda y Acura se vuelven más competitivos y prácticamente dejan sin alternativa a los DPi Cadillac que compiten para clientes. Desde General Motors entienden que la IMSA representa una vitrina para exhibir la potencia Cadillac, pero en ningún escenario están dispuestos a librar una batalla con Mazda y Acura en el terreno híbrido, de allí las dudas acerca de seguir adelante.

En palabras de Mark Kent:

Usaremos los Cadillacs el próximo año y luego veremos qué hay para 2021. Estamos muy contentos con nuestro programa DPi y disfrutamos competir en la IMSA, es un viaje emocionante. No tenemos planes para una unidad híbrida, queremos ser completamente eléctricos. Si lo híbrido es bueno para el campeonato, entonces lo entenderemos, pero nuestra posición es muy clara: tiene que ser un sistema unificado para que no se produzca una guerra de desarrollo.

Vía | Motorsport Total

Lee a continuación: Jan Magnussen dice adiós a Corvette tras 16 temporadas

  • Ferran Pistola

    Pues esto si que seria un mazazo.

    • M.A.

      Es lo que hablé yo con motivo de la "salud" de algunos campeonatos (DTM, Aussie V8...) comparados con otros que parece que van "viento en popa" (GT's, TCR's...)
      Los DPI parece que podrían considerarse entre los 2ºs, incluso algunos opinaban que podrían ser una buena opción, o al menos la base, de unos nuevos LMP1. Pero este buen funcionamiento se puede venir abajo simplemente por un exceso de ambición reglamentario, un excesivo afan de modernismo no exento de marketing-ventas, o por la deserción de alguno de sus "actores".
      En este caso, una combinación de ambos. Cadillac no quiere; 1- gastar una fortuna en una tecnología que le es ajena y 2-competir con unos rivales que tienen mas experiencia y que comercialmente están fuera de su sector de público.
      En resumidas cuentas, Cadillac no quiere "hacer un Ferrari", quienes en F1 aceptaron hacer un pequeño V6 Turbo que no entra dentro de su gama y filosofía comercial. Aunque la parte híbrida posteriormente si que la han ido incorporando.
      Para Cadillac, sería un desastre gastar una pasta para jugar al juego de las marcas japonesas, y luego no dar la talla.
      Y para el campeonato, perder a uno de sus protagonistas "nacionales" y dejar el campo a las marcas japonesas, tampoco sería bueno.
      Dificil papeleta.
      Quod eram demostrandum; un campeonato de aparente exito y buena salud se puede venir abajo por una mala decisión.

      • M.A.

        P.D.: y, ojo. Que en GT's este año se lo deja Ford....
        Y de momento creo que aunque se habló de ello, no va a ceder sus coches a privados....
        Mientras dependamos de la politica deportiva de las marcas, los campeonatos serán siempre gigantes con pies de barro....

        • Inohcna

          Muy de acuerdo en lo de las marcas. Campeonatos con aparente buena salud, competitivos y tecnológicos, un buen día una marca, o dos, deciden recoger los trastos e irse a otra parte y ya es un campeonato con problemas. Lo hemos visto en LMP1, en WRX, y no serán los últimos.
          Las marcas en competición hacen una inversión publicitaria y cuando la dan por amortizada o un cambio de reglamento ya no les beneficia, salen. Porque no dependen de ese campeonato para sobrevivir, no forma parte de ellos en su ADN, como Ferrari y la F1, por ejemplo.