J.R. Hildebrand se queda con uno de los últimos asientos para la Indy 500

 |  @eloy_eg  | 

A medida que se aproxima el mes de mayo la lista de inscritos para las 500 Millas de Indianápolis tiene cada vez menos huecos. Este lunes se ha rellenado uno más. Dreyer & Reinbold, equipo que hace años ya que se especializó única y exclusivamente en la gran cita de las IndyCar Series, ha confiado su segundo volante para la edición 2019 a J.R. Hildebrand, otro de los que sólo aparece por el paddock del certamen norteamericano una vez al año.

El antiguo equipo de la IRL dispondrá así de una alineación 100% estadounidense, con motores Chevrolet y dos de los pilotos favoritos de los aficionados locales, pues ya había confirmado a Sage Karam hace algunas semanas. En el caso de Hildebrand, que en 2011 se quedó a una curva de ganar las 500 Millas de Indianápolis con Panther Racing, su monoplaza #48 supondrá un homenaje a Dan Gurney.

Apenas quedan un par de asientos por ser confirmados. En Juncos Racing se espera que Kyle Kaiser repita, mientras que la lucha por el tercer coche de Sam Schmidt Peterson está mucho más abierta según publica RACER. Esta sería prácticamente la única opción de ver a Oriol Servià en pista este año.

Foto | IndyCar Series

Lee a continuación: Juncos Racing descarta correr dos monoplazas en las 500 Millas de Indianápolis