Sébastien Ogier deja la puerta abierta al DTM para su futuro después del Mundial de Rallyes

 |  @fernischumi  | 

No obtuvo ningún punto después de dos malas sesiones de clasificación, sin embargo, Sébastien Ogier parece satisfecho después de su primera incursión en el Deutsche Tourenwagen Masters. El astro francés está a apenas una semana de su primera bola de break en contra, en Gales, con motivo de la antepenúltima cita del WRC y teniendo en mente que cualquier error no le dejará fuera de la lucha matemáticamente, pero que sí le puede poner muy cuesta arriba el que sería su sexto título. Por si fuera poco, Ogier también está cerca de anunciar su futuro, aunque para los aficionados germanos del DTM, parece que este sigue estando lejos de los circuitos.

Así lo ha reconocido un Sébastien Ogier que tras su debut con dos últimas posiciones en las clasificaciones de ambas carreras que le lastraron mucho a la hora de afrontar las carreras. Finalmente completaría una gran primera carrera, terminando 12º y una segunda en la que terminaría 17º, después de un encontronazo en pista con Augusto Farfus que le obligó a pasar por boxes al caer aceite en su parabrisas. Sea como fuere, el piloto de M-Sport no desentonó, algo que le ha animado a no cerrar la puerta a un posible futuro en el campeonato a tiempo completo, una vez finalice el que será según él “su último contrato como piloto del WRC”.

No sé lo que el futuro traerá, creo que actualmente estoy trabajando para seguir un poco más en rallyes. Pero, en un campeonato tan competitivo, fue difícil el papel de piloto visitante. Ha sido una oportunidad de darle un primer vistazo, creo que he demostrado algo de potencial en mi primera aparición. Por supuesto hay un largo camino para ser realmente competitivo, pero tal vez un día pueda llegar al DTM y tratar de comenzar una nueva carrera en los circuitos. Sabía que no iba a estar listo para lograr un buen resultado, eso estaba claro desde el principio, pero ser capaz de mejorar y evolucionar así todo el tiempo fue muy bueno para mí.

Su primera experiencia competitiva al volante del Mercedes AMG C63 DTM no ha sido la única novedad para Ogier durante las últimas semanas. Según la prensa gala, Sébastien pudo probar ya las prestaciones del Citroën C3 WRC este mismo mes en unos test celebrados en el sur de Francia, lo que parece reafirmar que el pentacampeón está cada vez más cerca de regresar al que fue el equipo que le dio la primera oportunidad en el Mundial de Rallyes y del que se separaría al decantarse la firma de los dos chevrones por la renovación de Sébastien Loeb.

Vía | Autosport.com

Lee a continuación: Mick Schumacher gana dos de tres en Austria y deja el título de la Fórmula 3 visto para sentencia