Que no te engañen, los híbridos no están muertos y son una gran alternativa al diésel

 |  @davidvillarreal  | 

Toyota ha sido una de las marcas que en España, más allá de las manifestaciones emitidas por asociaciones que agrupan a fabricantes de coches, se ha opuesto a las intenciones del Gobierno, de prohibir la venta del motor de combustión interna en 2040, y su circulación en 2050, con un comunicado. Un hecho que no deberíamos pasar por alto. Toyota ha sido el fabricante que más ha apostado por el coche híbrido en los últimos años, una tecnología que, a priori, se antoja como ecológica. Toyota – y su filial de lujo Lexus – han vendido más de 200.000 híbridos en España desde el año 2000. De ahí que sea, necesariamente, la protagonista de este artículo. Pese a todo, y a algunas de las opiniones que se lean estos días, los híbridos no están muertos y siguen siendo una gran alternativa al diésel. Y cuando hablamos de híbridos, al menos en este artículo, nos referimos a los no enchufables.

Los coches híbridos y la nueva Ley que pone fecha al fin del motor de combustión

Como el resto de fabricantes, Toyota España considera que “los plazos establecidos por el Gobierno (…) requerirían unos cambios estructurales difícilmente viables a nivel industrial y social”. Pero imaginemos que esos plazos se cumplen. El primer escollo que encontraría Toyota, y otras marcas que también comercializan híbridos, es que este tipo de coches quedaría fuera de las subvenciones que el Gobierno ofrezca a la compra de coches nuevos en los próximos años. Se plantea que, incluso, los híbridos enchufables, capaces de circular por decenas de kilómetros sin consumir combustible, también quedarían fuera de las ayudas, que se limitarían a eléctricos, ya sean de baterías, los más comunes, o de hidrógeno, de momento una rareza en nuestro país.

Ciertamente, los fabricantes de coches híbridos como Toyota pueden encontrar un buen argumento en este punto para oponerse a la Ley, si esta los excluyera de cualquier tipo de ayuda. Huelga decir que los híbridos son una solución perfecta para caminar hacia la descarbonización que propone el Gobierno, y que a su vez ya había propuesto la Unión Europea. Pero vayamos al quid de la cuestión, ¿por qué los híbridos no están muertos?

Los fabricantes de coches híbridos pueden encontrar un buen argumento para oponerse a la Ley, que según parece excluiría de ayudas y subvenciones a cualquier vehículo que no sea eléctrico, de baterías, o pila de combustible

Por qué los híbridos no están muertos

Salvo que el Gobierno caminase por unos derroteros diferentes a los seguidos por otros miembros de la Unión Europea, y otros países desarrollados, los híbridos disfrutarán por muchos años de la imagen de coche ecológico, por cuestiones técnicas, y así serán considerados en planes como los que, de nuevo, propondría esta Ley, como el de establecer zonas restringidas, de bajas emisiones, en poblaciones de más de 50.000 habitantes.

Los híbridos son necesarios, porque sus emisiones son bajas, sobre el papel, en la ficha de homologación, y en la vida real. Los híbridos son necesarios, porque también son una solución perfecta de transición, incluso asumiendo, una vez más, que en 2040 solo se venderán coches eléctricos, y en 2050 solo estos podrán circular. Hemos de asumir que el coche eléctrico, o incluso los híbridos enchufables, de momento no son una alternativa factible, ni viable, para muchos conductores, que no disponen de garaje en el que instalar un punto de recarga, que no podrían recargar su coche en la calle por la falta de infraestructura, que no pueden permitirse su precio, o para los que difícilmente encajaría en sus necesidades.

La descarbonización no se producirá de la noche a la mañana. Eso está claro. Y apoyar a las soluciones que aporten unas emisiones más bajas será crucial, para que le proceso de descarbonización se produzca progresivamente.

Incluso asumiendo que en 2040 y 2050 se dé por muerto al motor de combustión interna, los coches híbridos son necesarios, para el proceso de descarbonización, y una alternativa perfecta a los gasolina de toda la vida, y los diésel

En este vídeo os hablamos de las verdaderas alternativas al diésel en este momento, a nuestro juicio, híbridos, GLP, y GNC.

Y por qué los híbridos son una gran alternativa al diésel

Aunque no creemos en los mensajes más catastrofistas que se están transmitiendo con respecto al diésel, el hecho de que los híbridos gocen de la etiqueta Eco ya es, a día de hoy, una ventaja, que con el tiempo será cada vez mayor. Los vehículos Eco pueden acceder a zonas restringidas al tráfico, y tener menos restricciones en caso de episodio de alta contaminación, así como gozar de otras ventajas, como tarifas de parquímetro reducidas. Los diésel modernos reciben la etiqueta C, que es exactamente la misma que reciben sus homólogos de gasolina.

La mayor ventaja de los híbridos, sin duda, la obtendremos en la conducción urbana. Hay híbridos de muy diversa índole, pero si nos centramos por ejemplo en los de Toyota, o en otros muchos que han surgido en los últimos años, como el Kia Niro, o el Hyundai Ioniq, sus consumos más bajos los obtendremos en ciudad. Con este tipo de coches es relativamente sencillo alcanzar consumos medios por debajo de los 4 litros/100 kilómetros, algo nada sencillo para un diésel en la ciudad. Si bien es cierto, en carretera la diferencia económica, al menos a la hora de repostar, se reduce, o incluso puede ser favorable al gasóleo en muchos casos. De manera que, insistimos, el conductor que más ventajas disfrutará de los coches híbridos será el que conduzca la mayor parte del tiempo por vías urbanas, sobre todo aquel que haga muchos kilómetros.

De manera que, insistimos, los híbridos son necesarios, y también una solución perfecta para aquellos que busquen alternativas a la gasolina, de toda la vida, y al diésel.

Lee a continuación: El Gobierno ya tiene fecha para prohibir los coches diésel y gasolina

Ver todos los comentarios 4
  • Pedro Picapiedra

    Lo del consumo en ciudad es muy importante, pero como usuario de un híbrido, la mayor ventaja en ciudad que disfruto es la comodidad de NO tener que utilizar un cambio de marchas. La contundencia y aceleración del sistema híbrido en ciudad es una delicia a la hora de circular.
    En carretera, a 90 km/h, que es como vamos a tener que circular a partir del próximo año, los consumos que se obtienen están sobre los 3,6 a 3,8 l., con lo que no veo diferencias significativas con respecto al diésel.
    Donde si se obtiene cierta diferencia con el diésel es en autopista a 120 km/h, pero estamos hablando de medio litro. Aunque si hablamos de un diésel con cambio automático la diferencia es a favor del híbrido, que gasta menos y no tiene cambio de marchas.
    Respecto al asunto medioambiental es muchísimo menos tóxico que diésel, sobre todo el los óxidos de nitrógeno, tan cancerígenos.
    Aunque los gasolina emiten mas CO2 que el diésel, los híbridos de gasolina emiten menos CO2 que los diésel, 85 gr/km, frente a los 105 gr/km los diésel mas modernos de 115 CV.
    Resumiendo, si quieres un coche combustión de bajo consumo y con el menor nivel de emisiones, al día de hoy lo ideal es un híbrido.

    • ThePgR777 .

      Si dices que en carretera consumen lo mismo diésel y gasolina, el diésel produce menos CO2. Has sacado la cifra de CO2 que ponen los fabricantes que se saca según el consumo y que beneficia a los híbridos. A 120 emitirá menos CO2 el diésel y a 90 igual prácticamente.

  • Xistral

    Estamos gobernados por ineptos, aquí y en la mayoría de Europa. Hace años nos vendieron la moto de los biocombustibles, todo iba a ser etanol, biodiésel…, hasta que aparecieron problemas técnicos y además empezaron a subir los precios de los cereales y demás. Entonces todos esos que viven en la isla Utopía se dieron cuenta de que los pobres no podían comer. Ahora están con lo eléctrico y si ya tenemos una electricidad carísima, ¿Cómo se creen que va a ser cuando haya 20 millones de vahículos conectados a la red? Eso sin contar que además quieren que todo sea de renovables. Espero que acepten un aerogenerador en el jardín de su casa o en la azotea porque por ejemplo en Galicia está lleno de ellos no respetando ni Red Natura ni muchos espacios protegidos. Habrá que poner el triple; no sé donde piensan meterlos… Más embalses? El Miño desde Lugo a Ourense es un embalse contínuo prácticamente. El Sil desde el Bierzo hasta que desemboca en el Miño en Os Peares aún es peor, es una sucesión contínua de embalses. Son ríos casi muertos en esos tramos, un desastre ecológico. Primero nos decían que había que bajar las emisiones de Co2 y ahora les dá igual (de hecho suben porque los gasolina emiten más porque consumen más) y lo importante son los NOx. Además, si los coches sólo son responsables del 18% del cambio climático pues con coches o sin ellos seguirá habiendo cambio climático.
    PD: soy perfectamente consciente de la contaminación que producen los coches, sé que un diésel de15 años apesta y el ambiente cerca de él es irrespirable pero la solución no sé si será mejor.

  • El Tio la Vara

    Está claro que los coches contaminan, pero nadie dice nada de los que contaminan los aviones.
    Si supiéramos el queroseno que consume un avión (que no debe ser agua bendita) por el número de vuelos que hay en el mundo al día nos tiraríamos de los pelos al saber el dato de emisiones.
    Pero claro, ¿a qué ciudad o país le interesa este dato?, ¿Quién es el guapo que se resigna a que no venga el turismo en beneficio de la contaminación?
    En el caso de los coche son todo intereses para sacar a la palestra la contaminación, por que así se fríe a impuestos al ciudadano, ya sea por el combustible o por la compra de nuevos artilugios eléctricos.
    Estamos en manos del capital, que es el que mueve los hilos de la política.