Ver para creer: así le queda a un BMW Serie 3 E30 la calandra de un BMW X7... y viceversa

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Bmw X7 Serie 3 E30

Como si de un documental a lo "Supersize Me" se tratase, el periodista de motor Jason Camissa ha decidido enseñar al mundo los resultados de su último experimento con calandras. Básicamente, le ha puesto a un BMW X7 la calandra de un BMW Serie 3 E30 de los años ochenta... y ha puesto en el giganteso todocamino la calandra del clásico. Los resultados saltan a la vista, y casi podrían considerarse verdadera comedia. Lo que son incapaces de esconder es la realidad que muchos departamentos de diseño de muchas marcas parecen ignorar: las parrillas de los coches modernos han crecido demasiado. Tras el salto lo podrás comprobar con tus propios ojos.

Las calandras son un elemento de diseño clave en cualquier vehículo, y no solo moderno. Dotan de personalidad a la vista frontal de los coches, y permiten al sistema de refrigeración del coche respirar adecuadamente. En su momento, las calandras, o parrillas, tenían como única función dotar de un buen caudal de aire al radiador del motor. Con los tiempos se convirtieron en una seña de identidad para muchas marcas. Dos casos llamativos que me vienen a la mente son los de Alfa Romeo y BMW, cuyas calandras han tenido diseños similares desde hace décadas y décadas. Son pura imagen de marca.

La calandra del BMW X7 tiene unas dimensiones aproximadas de 40 centímetros de alto y 80 centímetros de largo. Como lo oyes.

En el caso de las calandras de BMW, su tamaño ha ido creciendo durante los últimos años. El crecimiento de los coches no ha ido necesariamente parejo al crecimiento de las calandras. Estoy seguro que nadie piensa que la parrilla de un BMW Serie 3 E90 es gigantesca, pese a ser un coche notablemente más grande que el primer Serie 3. Aunque son calandras mayores que las de hace unos años, su verdadero sobredimensionamiento no ha tenido lugar hasta hace unos pocos años, y lo ha hecho con los SUV. Los actuales BMW X3 y BMW X5 tienen parrillas de dimensiones realmente generosas.

Pero nadie estaba preparado para el BMW X7, cuyo prototipo ya había anticipado la construcción megalítica de su frontal. Honestamente, era un prototipo y muchos - entre los que me incluía - esperaban un diseño más comedido para el frontal del gran todocamino. No podemos negar que BMW no causó impresión presentando el X7, pero pocos esperaban que el lavado de cara de los BMW Serie 7 volviera a sobredimensionar su calandra al mismo nivel. No hay mejor manera de evidenciar este crecimiento que colocando la calandra del BMW X7 sobre el frontal de un BMW Serie 3. Una imagen vale mas que mil palabras.

Los actuales diseños de coches son agresivos y tienen calandras muy marcadas. ¿Se revertirá esta tendencia en un futuro?

La caladra es casi tan alta como el propio frontal del coche, por increíble que parezca. La calandra del Serie 3 es casi invisible en el frontal del BWM X7, donde sus molduras plásticas y la forma del capó no pueden esconder la enorme huella de la parrilla cromada. Estas fotos no dejan de ser una simple curiosidad, pero evidencian el crecimiento en tamaño de este recurso de diseño, así como de los coches en general.

Galería de fotos del BMW X7

Lee a continuación: ¿Tiene sentido un enorme SUV de más de dos toneladas y motor de gasolina de 530 CV?

Toda la información que necesitas sobre el modelo BMW X7: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 12