Especial: el quiero y no puedo del tuning

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

A menudo veo por la calle lo que se denomina el tuning de barrio, esas “”preparaciones”” de coches (con muchas comillas) que suelen consistir en nuevos parachoques, escapes enormes, alerones grandes, lunas tintadas.

En algunos casos las piezas que se colocan para distinguir el coche de los demás tienen ese saborcillo a “quiero y no puedo” y suele ser un detalle que copia al de otro coche de mayor nivel. No quiero herir el ego de nadie, simplemente voy a hacer una breve recopilación de esas cosas que he visto poner a muchos y que claramente querían convertir su coche en algo que no es.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Retrovisores estilo BMW M3

Todo un clásico del tuning “no oficial”. ¿Para qué tener los retrovisores oficiales si se puede colocar una imitación de los que lleva el BMW M3? Son famosos por el doble brazo de conexión con el pilar A y por estar disponible en infinidad de estilo: todos los colores imaginables, en plata cromada, en dorado, en mate, etc.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Tubo de escape cromado o simplemente exageradamente sobredimensionado

Generalizar está mal pero parece que el tamaño del tubo de escape tiene algo que ver con la hombría de alguno (no menciono aquí a las damas porque pocos casos conozco con ellas como protagonistas). Supongo que será esa la razón para que algunos multipliquen hasta por cinco el diámetro del tubo de escape de su coche o directamente multipliquen por dos (al menos por dos) el número de salidas de humos.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Parachoques trasero con escapes fuera del lugar habitual

He visto bastantes coches que llevan un conjunto defensa-difusor trasero hecho expresamente para otro coche con otra configuración de huecos para los tubos de escape. En estos casos suele hacer falta agujerear el paragolpes para colocar el escape del coche y suelen dejarse los huecos para la posición en la que deberían ir los escapes del coche original.

El efecto visual para mí es parecido a tocar el violín con una batidora pero es cuestión de gustos. Pero aparte de lo meramente visual también hay que hablar de algunas pegas debido a la sujeción del escape, que al no ser la natural producirá más vibraciones y quizás debilite los enganches al chasis.

Techo solar de pega

Techo solar de pega

Fijarse en ellos es más difícil pero existen, de verdad que existen. El techo solar es otra de las cosas que suele asociarse a “coche divertido” o “especial”, y realmente no sé porqué puesto que no es nada del otro mundo. El techo solar panorámico suele costar un dinero que es bastante más que lo que cuesta el famoso techo solar de pega.

El asunto es sencillo. Se compra el adhesivo, se despega una protección y se coloca en el techo del coche a la altura de la fila delantera de asientos. Asunto arreglado, si se hace bien desde fuera parece que el coche tenga un techo solar. Un techo solar que no se puede abrir, que se irá despegando con el tiempo y que se descubre su irrealidad con un rápido vistazo al interior.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Círculo perforado que imita los frenos de disco

Junto al anterior éste me parece de los más “curioso” de todos. El freno de tambor, todavía visible en utilitarios pequeños, ha estado presente en los ejes traseros de los coches durante mucho tiempo. Y además de ser signo de “veterano” también simboliza un coche de escasas pretensiones deportivas. Y eso no puede ser…

Para cubrir las apariencias se inventó un disco perforado que simula ser un disco de freno moderno y que se coloca justo por delante del freno de tambor. Así si uno no se fija mucho parece que el coche tiene discos perforados en el tren trasero. Muy lógico si delante tiene unos sencillos discos de freno que quizás son incluso más pequeños que los de pega.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Entradas de aire en el capó imitando al Impreza STI

El pack de “cómo aparentar que tu coche es más potente” también cuenta con una frondosa entrada de aire en el capó. Llamarle entrada de aire en este caso suele ser absurdo debido a que ni siquiera es eso, es una elevación opaca con unas rejillas que simulan el paso del aire. Habitualmente es más aparatosa que la de otros coches que sí la llevan originalmente como el Mazda 3 MPS o el Subaru Impreza WRX STI.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Antena de radio estilo “aleta de tiburón” sobre un “delfín”

La famosa antena corta de techo de algunos BMW, conocida coloquialmente por “aleta de tiburón” es otro clásico entre los detalles tuning low-cost. Ahora ya hay más coches, BMW o no, que llevan de serie este tipo de antena pero es muy habitual que alguno se lo ponga a su pequeño utilitario. Personalmente me parece que la antena clásica retráctil es algo que desentona en los coches y que cuanto más se esconda, mejor.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Tapacubos copia-llantas

Más claro imposible. Un tapacubos que copia con bastante buen acierto el diseño de las llantas más típicas como las de BBS, las de DOTZ, las INFINY que llevan algunos BMW M3,etc. Por muy fiel que sea su diseño es realmente fácil darse cuenta de que solamente son tapacubos al mirar para ellos. Pero de lejos y en movimiento la cosa no es tan fácil.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Copy-paste de la versión potente

El caso más claro para ilustrar esta característica es el Golf GTI de la anterior generación. Estoy cansado de ver varios Golf V de tres puertas, de color negro, con la parrilla clásica del GTI con los detalles en color rojo, las características llantas que siguen en la sexta generación, las pinzas de freno en rojo…pero al pasar suenan a diésel. Y no, no se trata del Golf GTD porque en la quinta generación su aspecto estándar difería del GTI.

Esto mismo es extrapolable a otros coches aunque habitualmente se ve en los Golf, en los Seat León que pretenden ser un León Cupra, los Mégane cuyas defensas y escapes apuntan a la variante RS, etc.

Especial: el quiero y no puedo del tuning

Siglas deportivas, fuera de lugar o intercambiadas

Se podría decir que esto es la extensión de lo anterior. Todavía recuerdo con cariño el “Honda Civic FR”, el “Seat León Type-R” o casos más curiosos como la “Citroën C15 Cupra”. Supongo que sus dueños les pondrán esas etiquetas para despistar y que su coche parezca un modelo con tintes deportivos o quizás nada más lejos de la realidad…

Aparte de estas características, ¿se os ocurre alguna otra cosa que se pudiera considerar un “quiero y no puedo”?

Disclaimer: este artículo se basa en mi opinión personal y no pretende meterse con los gustos de nadie. Cada uno es dueño de colocar en su coche lo que considere oportuno siempre que cumpla con la normativa.

En Diariomotor: Premios Diariomotor 2010: lo mejor del tuningRecopilatorio de tuning ruso, originalidad “low cost” | El tuning de altos vuelos en Ginebra | Remix de grandes éxitos del tuning, en tono irónico por supuesto

Lee a continuación: Carrozzeria Zanasi, sanatorio de cavallinos

Ver todos los comentarios 127