Drifting sobre triciclos, la última moda en Nueva Zelanda

Víctor Fernández  |  @vfdezd  | 

Cuando pensamos en drifting, los menos puestos en el tema siempre nos imaginamos coches japoneses deslizándose por preciosas carreteras de ascensión a colinas, influenciados tanto por la película A todo gas: Tokyo Drift como por la conocida serie de Initial D, también convertida a película. Sin embargo, no siempre ha de ser un coche (preferentemente de propulsión trasera) el protagonista de este baile.

Hoy hemos descubierto un vídeo que muestra un gran ingenio por parte de los que se han inventado esta variedad de drifting. Tras el salto puedes ver una secuencia de más de seis minutos sobre una competicion de drift sobre triciclos celebrada en Nueva Zelanda. Al parecer, se está haciendo cada vez más popular tanto en este país como en la vecina Australia. No está claro en cuál de los dos está su origen pero en ambos triunfa.

Como vemos, ya no es necesario tener un coche con motor medianamente potente con facilidad para irse del eje trasero para poder disfrutar de esta bonita sensación, y ni tan siquiera se necesita gasolina. Con un simple triciclo algo más consistente que el de un niño pequeño podemos pasar una buena tarde de fin de semana, aunque tiene pinta de ser bastante dificultoso poder controlar estilosamente el derrape de las pequeñas ruedas traseras.

Investigando un poco más sobre el asunto, he comprobado que en varias zonas de Nueva Zelanda, los practicantes de esta nueva actividad ya han tenido problemas con la policía, ya que al parecer alcanzan velocidades superiores a las permitidas y han provocado más de un accidente. Por ejemplo, en la ciudad de Christchurch los habitantes del barrio de Port Hills (el nombre le viene al dedo para la ocasión están hartos de denunciar las competiciones que se establecen en sus calles.

El vídeo anterior muestra precisamente cómo pasan el rato unos cuantos chicos en ese mismo barrio, y además sirve para ver más de cerca los grandes rodillos que han puestos como neumáticos para conseguir derrapes de forma tan sencilla. Eso sí, hay que reconocer que estos particulares deportistas no son ni mucho menos inconscientes, ya que van ataviados con cascos y rodilleras. Como para ocurrírsele a alguien bajar sin protecciones…

Esta nueva disciplina deportiva (por llamarlo de alguna manera) cuenta cada vez con más adeptos, pero también con detractores, lo que significa que está dando mucho que hablar en nuestras antípodas. ¿Alguien conoce algún ejemplo de esta modalidad en España, o en otros países que no sean Australia o Nueva Zelanda?

Vía: CarScoop
En Diariomotor: “Don’t Stop”, la esencia del drifting amateur | Cómo hacer drifting con un Maybach 62 S, vídeo | Tray drifting, recopilación de divertidos vídeos

Lee a continuación: El Renault Latitude no será vendido en Alemania

Ver todos los comentarios 35