comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

7 MIN

Pagani Huayra y McLaren MP4-12C, dos joyas juntas en Marbella

Pagani Huayra y McLaren MP4-12C, dos joyas juntas en Marbella

El pasado fin de semana mi compañero Pepe Giménez y yo acudimos hasta Puerto Banús en Marbella para ver de cerca dos de los últimos superdeportivos en llegar a nuestro mercado. Son muy distintos entre sí aunque sobra decir que me gustaría tener los dos en mi garaje. Estaban expuestos con motivo del Marbella Luxury Weekend, que como podéis imaginar es una feria dedicada al lujo en el que se presentan joyas, mansiones, yates, vestidos y lo que más nos interesa, coches.

La verdad es que estaba muy ilusionado a pesar de no poder conducir las maravillas que iba a ver. Era la primera vez que me acercaba al McLarenMP4-12C y en cuanto al Pagani Huayra pude verlo en el Salón de Ginebra durante algunos minutos pero en ésta ocasión podía verlo bajo la luz natural y contemplarlo durante varias horas.

El Grupo Guarnieri es el encargado de distribuir los exclusivos vehículos de éstas dos marcas. Pudimos mantener una interesante conversación con varios de los encargados de producto y con su Consejero Delegado, Mario Guarnieri que nos comentó sus impresiones sobre ambos automóviles.

El stand estaba al final del puerto. Para llegar hasta él dejamos de lado tiendas como Cartier o Armani, la verdad, no nos interesaban. En cambio, sí que nos fijamos en varios Ferrari, Lamborghini y sobretodo nos llamó la atención encontrar varias unidades del Rolls-Royce Phantom y del Bentley Continental GTC matriculados en una gran variedad de países.

McLaren MP4-12C

Ya conocéis prácticamente todo los detalles técnicos de éste coche tras la presentación en Madrid a la que acudió mi compañero Sergio Álvarez, por ello, voy a centrarme en mis impresiones al verlo en directo y en comentaros algunas particularidades de este superdeportivo inglés.

El McLaren MP4-12C es el siguiente modelo de calle que lanza la marca tras el F1 de la década de los 90 pero su concepto es totalmente distinto. El McLaren F1 era un coche de carreras acondicionado para su uso en la carretera y se fabricaron 100 unidades. El McLaren MP4-12C es un coche de altas prestaciones utilizable a diario, se construirán 1000 unidades en el primer año llegando a más de 3.000 unidades al año con la nueva fábrica de Woking.

Cuando ví las primeras fotos del McLaren MP4-12C, su diseño me pareció simple, poco arriesgado. Al verlo en la realidad, me pareció que aún así es un coche espectacular y eso que el color gris plata no es el que mejor le sienta. Ésta unidad venía de exponerse en el paddock de Montmeló y de Mónaco, quizás sea la razón de estar pintado en color similar a los monoplazas de la marca.

La vista lateral es quizás la más atractiva. Tiene un perfil parecido al del McLaren F1 y añade unas enormes branquias que refrigeran el motor. Las llantas en negro y los retrovisores en fibra de carbono crean un agradable contraste con la carrocería. En la trasera, destaca la doble salida de escape sobre el paragolpes y el alerón móvil.

Abrimos y elevamos la puerta para acceder a su interior. La apertura no es con una maneta sino con un moderno sistema táctil. Me acomodo en el baquet del conductor y observo. El interior es de diseño sencillo en plena concordancia con el exterior, por ejemplo, el volante es deportivo con inserciones de fibra de carbono pero no tiene ni un botón. Se recurre a pequeñas palancas detrás del aro.

El salpicadero está cubierto de piel alcántara y la consola central está presidida por una pantalla rectangular situada a lo largo, no a lo ancho como de costumbre. Si seguimos abajo sólo encontraremos los botones suficientes para cambiar los distintos parámetros de la conducción, no busquéis ahí los mandos de la climatización, están situados en el lateral de cada puerta.

Tras el análisis detallado al interior, Fernando García-Herreros, Ejecutivo de Ventas de la marca, enciende el motor pulsando un atractivo botón rojo en el centro de la consola. El 3.8 V8 biturbo cobra vida y sus vibraciones al ralentí se notan en mi espalda. El impresionante sonido que emana de los escapes me induce a coger el volante, poner el pie sobre el pedal que maneja los 600 CV y desear llegar a la zona roja del tacómetro que empieza en las 8.500 r.p.m.

No, no pude conducirlo, todo se quedó en eso, en un deseo de sentir sus prestaciones en circuito o en Autobahn. Ojalá un día tenga esa oportunidad. Desde luego, en parado me ha encantado su apariencia discreta y deportiva. Por los 223.100€ que cuesta, es un duro rival para el Ferrari 458 Italia, el Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera, y el Mercedes-Benz SLS AMG.

Pagani Huayra en el MLW_03.jpg" class="centro" alt="Pagani Huayra" />

Pagani Huayra

En otoño del pasado año acudí al Circuito de Ascari a copilotar el Pagani Zonda R, un coche laboratorio dónde se ponían a prueba algunas innovaciones del por aquél entonces llamado Pagani C9. Tras escuchar las palabras de Horacio Pagani, las expectativas sobre el nuevo modelo eran muy altas, pero aún así y sin haberlo conducido me atrevo a decir que se han superado.

El resultado es el Pagani Huayra, un superdeportivo de aspecto radical, un auténtico coche de carreras con el que disfrutar en circuito o en carretera. Desde fuera, el habitáculo parece la cabina de un avión caza que se posa sobre una carrocería con originales rasgos de diseño como la forma de los retrovisores, las llantas, los pilotos traseros o la cuádruple salida de escape.

Acomodándonos en su interior, la exclusividad percibida es aún mayor que en el exterior. El salpicadero está forrado en cuero y todos los botones están pulidos en aluminio pero lo que más sorprende en un coche de éste tipo, es la mezcla de tecnología con un diseño retro. Muchas funciones se accionan mediante interruptores, el odómetro es analógico y algunas acciones como por ejemplo la regulación del volante se hacen de forma mecánica a través de una palanca.

Pero aquí no sólo hay diseño exquisito y materiales perfectos, no olvidemos que estamos ante una auténtica máquina de conducción. La tapa del motor se abre soltando dos correas de cuero con la hebilla firmada por la marca y deja al descubierto el V12 Biturbo de 700 CV con la firma correspondiente del ingeniero de AMG que supervisó su fabricación.

Realmente, el Pagani Huayra más que un superdeportivo, es una obra de arte hecha automóvil. El artista es Horacio Pagani, y sus discípulos de San Cesario sul Panaro en Modena son los que fabrican a mano ésta maravilla con cada detalle elegido por el afortunado comprador, que podrá conducirlo o contemplarlo como si estuviera en un museo.

Sólo fabricaran 20 unidades al año al precio de una auténtica obra de arte, en España hablamos de algo más de un millón de euros – aproximadamente 1.072.000€ - impuestos ya incluidos. Actualmente, la lista de espera es de dos años y medio por lo que cada cliente, además de mucho dinero, tendrá que tener mucha paciencia para poder disfrutar de su joya motorizada.

Os invito a que observéis detalladamente la completa galería de fotos que os dejo a continuación y opinéis sobre éstos dos automóviles que ya tienen su sitio en la historia del motor. Por mi parte, ya tengo dos integrantes más en el garaje de mis sueños.

Pagani Huayra y McLaren MP4-12C, dos joyas juntas en Marbella

71
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: McLaren MP4-12C | McLaren MP4-12C, presentación en Madrid | Pagani Huayra | Pagani Huayra, el sucesor del Zonda despunta en Ginebra