CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Maserati

3 MIN

El Alfa Romeo Giulietta se convierte en el vehículo de cortesía de Maserati

Mario Herraiz | @HerraizM | 6 Dic 2011

Pongamos que te compras un Maserati, quizá ya lo tengas reposando en tu garaje, pongamos que acabas de recoger las llaves de un Maserati GranCabrio o GranTurismo MC Stradale, lo has sacado del concesionario, brillante, con una afinada melodía italiana bramando desde su motor, dispuesto a disfrutar descapotado de tu GranCabrio o de unas cuantas curvas con el GranTurismo o simplemente te dispones a ir a trabajar con tu Quattroporte.

Todo pinta estupendo ¿verdad? Pero ¿y si algo falla? Son obras de arte de la mecánica, la chapa y la pintura sí, pero la mecánica… mecánica es y si no es un fallo mecánico será una simple revisión y Maserati ha pensado ya en ello renovando su nuevo vehículo de cortesía para ceder a sus clientes durante el paso por el taller de sus tridentes ¿el coche elegido? Un Alfa Romeo Giulietta.

Pero no podía quedar simplemente en un Alfa Romeo Giulietta al uso. Para sus clientes, Maserati ha puesto a punto a su familiar italiano para convertirlo en el vehículo de sus clientes cuando estos dejen en el taller a sus Maserati. Tomando como base al Giulietta Quadrifoglio Verde se han añadido unas llantas de aleación de 18 pulgadas y tras ellas, los frenos han ganado en dimensión y sus pinzas han sido decoradas en color rojo.

Se añade al conjunto faros bixenón, sistema de navegación, climatizador bizona, sistema de manos libres, conexión bluetooth, USB y auxiliar, pero además, su habitáculo se adorna con la tapicería marrón de Maserati en cuero Venere, añadiendo además elementos en aluminio cepillado al interior.

Se añaden inscripciones con los nombres de ambas marcas y una placa nombrando al Giulietta como vehículo de cortesía de Maserati, del que sólo existirán 100 unidades para dicho servicio siguiendo de este modo los pasos de otros miembros de la gran familia italiana que se ha servido entre si como vehículos de cortesía.

Inevitable acordarnos del Fiat 500 que pasó a formar parte del servicio de vehículos de cortesía de Ferrari o el Alfa Romeo Mito que se convirtió el año pasado en el coche al servicio de los clientes de Maserati empleando un esquema cromático en su interior y un equipamiento parejo al nuevo Alfa Romeo Giulietta para los talleres de Maserati. Vale, puede que no sea lo mismo dejar tu Maserati en el taller y volverte en uno de sus hermanos pequeños, pero la experiencia de atención culmina con una edición especial… y quien sabe, tal vez el propietario del Maserati se anime a comprar un Alfa Romeo para hacer compañía en el garaje al tridente.

Fuente: Carscoop En Diariomotor: Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde, prueba de motor y prestaciones| Alfa Romeo Giulietta 1.4 Turbo MultiAir 170 CV Distinctive, a prueba