comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Curiosidades

4 MIN

La nueva estrategia de Audi pretende evitar que todos sus modelos sean "iguales"

Si te parece que todos los Audi son iguales, ni estás equivocado ni tu opinión es muy diferente a la de los responsables de diseño de la casa de Ingolstadt. Durante los últimos años la estrategia seguida por Audi ha sido la de homogeneizar una gama con unos rasgos comunes, pasando por todos sus modelos, e incluso un continuismo en los nuevos modelos que a veces dificultaba el hecho de reflejar los avances que se habían producido en un salto generacional. Bien es cierto que pese a todo, la clientela de Audi ha sido fiel a esta tónica tradicional y conservadora, pero la situación podría cambiar de ahora en adelante.

En menos de un año Wolfgang Egger se ha situado en la dirección del departamento de diseño de Audi para iniciar lo que según ellos será una verdadera revolución. El primer paso será imprimir mayor identidad a cada categoría para diferenciarla de modelos superiores, un Audi A6 no volverá a parecer un Audi A4 estirado, ni un Audi A1 un A3 en miniatura. El segundo paso será que cada nuevo modelo represente un verdadero salto cualitativo, en lo estilístico, respecto a su predecesor, y no una simple evolución con una fina capa de maquillaje por encima.

Que cada nueva generación, no se parezca tanto a su predecesor

Estéticamente la evolución entre el antiguo Audi A3 y el nuevo, quizás fue demasiado pequeña. En un futuro los saltos generacionales serán más visibles de puertas para fuera.

Con lo cual llegamos a la siguiente pregunta, ¿tiene sentido invertir tanto en tecnologías y plataformas (véase la nueva MQB del Grupo Volkswagen, para que la fachada de tu vehículo siga sin reflejar todos esos avances? Egger cree que no. Además de los grandes avances en el diseño que se producirán previsiblemente en los próximos años, Audi desea que las bondades de la nueva arquitectura ligera de carrocería Multimaterial Space Frame se vea reflejada en el exterior, con piezas estructurales visibles que cohesionen la carrocería, como sucede en el caso del Audi crosslane coupé.

Si nos fijamos bien en el diseño de este prototipo, la parrilla frontal, los marcos de las lunetas anterior y posterior, y los soportes laterales que sustentan el resto de paneles que conforman la carrocería, son bien visibles desde el exterior.

Otro buen ejemplo lo tenemos en el Audi R8 y detalles como los denominados sideblades. La idea es que estas mejoras se reflejen en toda la gama de modelos, empezando muy probablemente por el futuro Audi TT.

Habitáculos envolventes, enfocados al conductor y más atrevidos

Los habitáculos sencillos y conservadores darán paso a diseños más atrevidos y enfocados al conductor.

Por otro lado Audi no sólo quiere tomar más riesgos en el diseño de puertas para fuera, sino también en el habitáculo. Ya abríamos en su día el debate entre dos formas de ver el diseño del habitáculo, la del Audi A3 y la del Honda Civic. Audi no quiere abandonar su sobriedad alemana ni su elegancia, pero si apostar por soluciones ergonómicas más parecidas a la de la industria japonesa, habitáculos envolventes, formas más caprichosas y puestos de conducción orientados al piloto.

Una vez más el Audi crosslane coupé es un buen ejemplo de ello, como demuestra la fotografía que ilustra este artículo más arriba.

Las nuevas señas de identidad de los Audi Q3, Q5 y Q7: parrilla tridimensional

20
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Señas de identidad más evidente para los turismos, los deportivos y los todocamino.

Por último, Audi también quiere una mayor diferenciación entre su gama de turismos de a pie (los A), sus deportivos (los R y los TT) y sus todocamino (los Q). Para los TT y los R, de momento sólo el Audi R8, es probable que no sea necesario demasiado trabajo. En cambio los Q se diferenciarán de la gama A, más allá de sus proporciones y aptitudes camperas, por una parrilla tridimensional mucho más agresiva similar a la vista en el crosslane coupé, un prototipo que sin duda marcará la línea a seguir por los nuevos Q3, Q5 y Q7 y cuantos Q estén por llegar.

Tan sólo esperamos que el bueno de Wolfgang Egger no sea un buen vendedor de humo y que en efecto, toda esta revolución estética que ha anunciado se haga efectiva

Fuente: Audi En Diariomotor: Audi A3 vs Honda Civic: ¿la belleza está en el interior? | Audi crosslane coupé, un anticipo descapotable del futuro Q2