Sébastien Buemi se impone en una carnicería de primera carrera del ePrix de Nueva York

 |  @eloy_eg  | 

Resulta muy complicado plasmar en palabras todo lo sucedido durante la primera carrera de Fórmula E en su cita doble de final de temporada 2018-2019 con el skyline de Nueva York de fondo, así que empezaremos por lo básico. Nissan e.dams al fin logró la ansiada primera victoria de la mano de Sébastien Buemi, posiblemente el único coche que acabó sin daños tras una prueba plagada de incidentes y en la que Jean-Éric Vergne no logró sentenciar un título que pese a todo sigue pareciendo tener su nombre.

Esta primera jornada de competición en Nueva York amenazaba con ser complicada para el francés desde el inicio de la clasificación, pues a las primeras de cambio se quedó fuera de la Superpole, debiendo tomar la salida desde la décima posición en parrilla. Tanto por grupos como en Superpole Sébastien Buemi impuso su ley, demostrando una vez más que ritmo a una vuelta no es precisamente lo que le ha faltado a Nissan e.dams este año. El suizo batió holgadamente a Pascal Wehrlein y Alex Lynn, viendo cómo además quien más se le aproximó en la ronda anterior, Sam Bird, no pasaba del sexto puesto.

La salida realmente fue todo lo limpia que puede ser en un trazado como los habituales de Fórmula E, logrando Alex Lynn pasar a Wehrlein por el segundo puesto. Pero un enganchón un giro más tarde entre Sam Bird y Pechito provocó efecto acordeón y se cobró como víctimas a los dos Techeetah, debiendo pasar Vergne por boxes. La amplia renta tanto de Vergne como de Techeetah en las clasificaciones generales de la Fórmula E daba a ambos margen aún, pero no era ni mucho menos la mejor manera de afrontar un fin de semana que debía ser plácido.

Conocidos los problemas de gestión de la energía de Nissan e.dams no fue extraño ver a Sébastien Buemi formar trenecito, debiendo defenderse en más de una ocasión ante el acoso de Lynn y los BMW. Pero el de Jaguar debió decir adiós por un problema mecánico, forzando la aparición del Safety Car al quedarse tirado en pista. Lógicamente esta circunstancia daba esperanzas a Vergne de nuevo, pero lo que el caos te da también te lo puede quitar...

La resalida fue espectacular al emplear Daniel Abt su 'attack mode', decidido a colarse en el podio, pero el de Audi se pasó de frenada en la curva dos y el hueco generado lo aprovechó Mitch Evans para volver a situar un Jaguar en segunda posición al verse afectados los BMW. Da Costa debió conformarse con el tercer escalón del podio, seguido de su compañero Sims y un muy sucio Lucas di Grassi, que se pasó la tarde dejando recados a sus rivales.

Jean-Éric Vergne llegó a alcanzar la zona de puntos, lo cual unido a su vuelta rápida le dejaba mucho más tranquilo de cara al domingo. Pero al lanzarse a por Felipe Massa en los compases finales el brasileño no dio su brazo a tercer, cerró el hueco camino de la curva dos y provocaron otro tapón en la misma zona, viéndose sobrepasados por Jérôme d'Ambrosio ambos de forma espectacular por los aires.

Con 29 puntos aún en juego Jean-Éric Vergne aún es el gran favorito al superar en 22 a Lucas di Grassi, pero serán cuatro los candidatos en la jornada dominical al situarse tercero y cuatro Mitch Evans y el ganador del sábado, Sébastien Buemi.

Foto | NISMO

Lee a continuación: Sébastien Buemi no descarta que Fernando Alonso se deje ver en Fórmula E

  • ikki Power

    Carrera my divertida donde vergne ha sido incapaz de rascar ni un punto, lo deja todo abierto para esta noche