comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

7 MIN

Elección del Coche Deportivo del Año 2011: los superdeportivos que quitan el sueño a cualquiera

Tras los reportajes de los últimos días, ahora nos toca dar un repaso a la categoría de superdeportivos, de donde intuíamos que iba a salir el ganador general… incluso nos atrevimos a apostar por uno y así fue. Por este galardón han peleado cuatro vehículos que apasionan. Por eso, nunca es fácil emitir un veredicto… porque aún quedando el último en esta clasificación seguirá siendo una “máquina” realmente impresionante. A continuación os ofrecemos un amplio reportaje con más información, mediciones en pista y vídeos con cámaras on board.

En este grupo competían el Audi R8 V10 R-tronic (525 CV, 171.790 euros), el Mercedes SLS AMG (571 CV, 215.000 euros), el Nissan GTR 2010 (485 CV, 99.490 euros para el GTR 2011) y el Porsche 911 Turbo PDK (500 CV, 173.456 euros). Obviamente, como algunos comentabais durante la cobertura en directo, no son todos los superdeportivos del mercado… y muchos de vosotros echabais en falta a otros como el McLaren MP4-22C o el Ferrari 458 Italia.

Sin embargo, sólo las marcas más “valientes” se presentaron; en cambio, las que no estuvieron fue porque rehusaron la invitación. Y claro, para ganar hay que competir, si no compites… mal camino. La clasificación fue la que sigue:

4ª posición, MercedesSLS AMG

Sí, has leído bien. El SLS AMG acabó el último de la categoría, pero no te sorprendas. Si bien algunos lectores apostaron por él como el ganador, estaba convencido que el SLS acabaría el último. Era previsible, aunque no por ello resulte ser el gran perdedor de la jornada… A pesar de esto, es un coche tremendamente espectacular, tanto por su motor como por su estética. Pero, a los ojos de un jurado tan experimentado, este SLS “sabe a poco”.

Otra cosa que no entiendo es el precio. Mercedes quiere hacer de él un mito, como en su día lo fue el 300 SL. Y para conseguirlo, han apostado por… ¡ponerle el precio más alto posible!, para dar la sensación que es el “tocino del cielo” de la automoción. Grosso error. ¿Cómo puede haber gente que compre un SLS AMG por 215,000 euros, pudiendo adquirir un Ferrari 458 Italia por sólo mil euros más?

[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=2l027YpiSgY[/video_adspot]

El Jurado es ecuánime en sus valoraciones. El SLS es difícil de conducir sin los controles, por lo que resulta poco eficaz pero muy divertido. Alguno se queja del elevado peso y del cambio mejorable puntualmente. Marcó el peor tiempo por vuelta, a más de tres segundos del más rápido, el GTR. También, todos coinciden en elogiar el diseño y el motor. En palabras de Francesc Gutiérrez “el motor es apabullante, en bajos y sobretodo en medios; es más deportivo de lo que pensaba”. Lo que está claro es que, como dice Ramón Morán, será “otra leyenda para Mercedes”.

Mercedes SLS AMG Tiempo por vuelta: 1:50,173 0-100: 4,559 segundos (oficial 3,8 segundos) 100-0: 3,057 segundos Puntuación final: 737,05 puntos

3ª posición, Nissan GT-R

Sin duda, ante un jurado más joven, el Nissan GT-R habría acabado en una posición más elevada. Pero no era el caso, tal vez en un futuro. La unidad a la que se le realizaron las pruebas era el modelo 2010, con 485 CV, y no el nuevo de 2011, que aumenta su potencia hasta los 530 CV y que es ligeramente mejor en lo que a prestaciones se refiere.

Lo cierto es que el jurado se deshace en elogios ante este superdeportivo. Quien mejor lo define es Arturo de Andrés, que indica que es “algo brutal: el superdeportivo absoluto; la maquina total por eficacia, prestaciones y facilidad de conducción”.

El jurado también elogia el bastidor y los frenos. Sin embargo, un diseño exterior poco agraciado como dice Manuel Leal o un elevado peso, como cuenta Javier Morcillo, han sido claves para que el japonés baje hasta la tercera plaza, aún teniendo la mejor relación calidad/precio.

Por si fuera poco, marcó mejor tiempo por vuelta en el Jarama, dos décimas más rápido que el 911 Turbo. En cambio, el 0-100 lo clavó en 4,89 segundos, el más lento de los cuatro y a más de un segundo del más rápido, el 911 Turbo… una cifra que, preocupantemente, dista mucho de los 3,6 segundos oficiales. Lo que menos gustó de él fueron los frenos, el bastidor y el puesto de conducción; este último puede que debido a unos ajustes que no estén al nivel de los otros tres competidores, con numerosos ruidos y grillos en conducción urbana.

Nissan GT-R 2010 Tiempo por vuelta: 1:47,156 0-100: 4,889 segundos (oficial 3,6 segundos) 100-0: 2,949 segundos Puntuación final: 754,7 puntos

2ª posición, AudiR8 V10

El Audi R8 V10 es más que conocido por todos. Es probablemente el más equilibrado de los cuatro. Esto puede ser una virtud o un defecto, dependiendo de cómo se mire. Sin duda, aquí no ha pasado desapercibido, marcando el segundo mejor 0-100 en sólo 4,5 segundos.

Jordi Gené es uno de los que mejor lo conozca, ya que es instructor jefe de los cursos de conducción de Audi con el R8 y él mismo lo define como un “superdeportivo con calidad germánica” con un motor que es “una delicia”. Para él, “no tiene puntos débiles, solo podría ser más agresivo estéticamente”.

Varios miembros del jurado como Javier Morcillo, Antonio Albacete o Francesc Gutiérrez coinciden que el cambio es un poco lento y el diseño interior podría ser mejorado, aunque la calidad de fabricación destaca por ser muy alta. El motor es lo que más convence. Según Piedrafrita es “excepcional”. Entonces, ¿qué habría necesitado para ganar?. Creo que le falta un toque menos germano y más italiano, ya que como dice Arturo de Andrés “parece mentira que sea primo hermano del Lamborghini Gallardo, su suavidad enmascara las prestaciones”.

Audi R8 V10 Tiempo por vuelta: 1:48,412 0-100: 4,550 segundos (oficial 3,9 segundos) 100-0: 2,900 segundos Puntuación final: 765,05 puntos

Y el ganador es el… Porche 911 Turbo

El día anterior al evento, en la “previa”, aposté por el 911 Turbo y no fui mal encaminado. La deportividad de este modelo es superlativa, no hay palabras para definir lo que es. Se podrían escribir libros sobre él pero, para conocerlo, hay que conducirlo en circuito y exprimir todo su potencial. Probablemente sea lo más puro que hayas hecho nunca.

Creo que Porsche está un escalón por encima de los demás. Los “hermanos mayores” del 911 Turbo (véase 911 Turbo S, GT2 RS o GT3 RS) también podrían arrebatarle sendos tronos a otras bestias como el McLaren MP4-22C o el mismísimo Ferrari 599 GTO.

La verdad es que la victoria no fue tan holgada con respecto al R8 V10. De hecho, hubo un pequeño rifirrafe entre los miembros del jurado que opinaban que había que valorar en menor medida el diseño exterior, como finalmente fue.

Manuel Leal lo considera “el mejor en casi todo excepto en el cambio PDK de doble embrague, un poco lento y no tan veloz como el del Nissan GT-R”. Jordi Gené también lo tiene claro: “lo que Porsche ha hecho con el 911 Turbo pone en duda las leyes de la física, ¿cómo puede ir tan bien un coche con un motor colgado del maletero?”.

[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=Ko7_v_n6fSU[/video_adspot]

Obviamente no todo es perfecto. El 911 Turbo tiene, como todos los “nueveonce” el clásico fallo que recalca Francesc Gutiérrez “el tren delantero es flotante e impreciso en las curvas rápidas y la suspensión en modo normal es un poco blanda, mientras que en sport es demasiado seca”.

Morán nos indica que la “motricidad es enorme, la calidad evidente… ¡es la máxima evolución de una disposición mecánica errónea!”. Sin duda, el 911 Turbo es el justo ganador de la jornada. Disfrutad de la vuelta rápida al Jarama, no tiene desperdicio.

Porsche 911 Turbo Tiempo por vuelta: 1:47,370 0-100: 3,901 segundos (oficial 3,6 segundos) 100-0: 3,102 segundos Puntuación final: 767,9 puntos

105
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Diariomotor en la Elección del Coche Deportivo del año 2011 | En directo: Diariomotor en la Elección del Coche Deportivo del año 2011 | Elección al Coche Deportivo del Año 2011: deportivos pequeños pero matones | Elección del Coche Deportivo del Año 2011: deportivos compactos con dosis extra de picante