Van den Acker y el “Ciclo de la vida” de Renault en seis prototipos

 |  @davidvillarreal  | 

¿Cómo representarías el ciclo de la vida de una persona desde el punto de vista del diseño de un automóvil? Allá por 2010 Renault se había propuesto una estrategia muy ambiciosa para renovar su imagen y reforzar su gama de productos en un periodo de seis años, un plan que llegaría bajo el evocador eslogan Drive the Change. Este proyecto engloba toda una serie de productos completamente nuevos, la apuesta por los eléctricos que hemos podido contemplar durante los últimos años, una fuerza productiva más rentable y, por supuesto, una línea estética bien definida con la que asociaremos a Renault a partir de ahora.

Fue entonces cuando Renault encargó a la cabeza visible del departamento de diseño, Laurens van den Acker, el desarrollo de seis prototipos que definirían las claves de nuevos productos, pero sobre todo los rasgos de esta nueva generación de automóviles. Renault lo definió como el ciclo de la vida, el momento en que te enamoras, formas una familia, empiezas un nuevo trabajo, te diviertes en tus momentos de ocio y, sin que apenas te hayas dado cuenta, la madurez te lleva a alcanzar el conocimiento y la sabiduría de todas aquellas experiencias.

Pero lo cierto es que tras esta visión tan romántica y filosófica de la vida hay seis prototipos, seis formas de entender el automóvil y seis ideas que de una forma u otra se transmitirán a los correspondientes productos de Renault.

El amor: un impresionante deportivo llamado DeZir

Renault quería que nos enamorásemos a primera vista con el Renault DeZir Concept. Para ello creó un prototipo tan evocador como imposible de llevar a producción, o al menos eso pensábamos entonces. Cuando todos creíamos que la única aportación de aquel deportivo biplaza tan exótico sería el diseño de un frontal con un rombo bien grande y predominante en el centro, Renault nos sorprendía con una grata sorpresa: Alpine está de regreso y de nuevo contará con un deportivo espectacular, una referencia en su categoría, un biplaza desarrollado en colaboración con Caterham. Palabras mayores, ¿no crees?

Explora: el espíritu aventurero y urbano de un crossover pequeño, el Captur

Entonces creyeron conveniente mostrarnos la visión más urbana de un automóvil que inicialmente tuviera un enfoque aventurero. Sentiré ser yo quien rompa la magia de esta filosofía del ciclo de la vida, pero lo cierto es que Renault se había cansado de contemplar como la mayoría de sus rivales (incluyendo su hermana Nissan) estaban llenándose los bolsillos con sus nuevos crossovers, cada vez más pequeños y urbanos y, en consecuencia, menos todoterreno. A partir de ahí nacía el Renault Captur, tal y como lo conocemos ahora, pero también el prototipo Renault Captur Concept que poco o nada tendría que ver con el producto que hoy en día se oferta en los concesionarios.

Familia: vislumbrando un monovolumen muy pequeño con el R-Space

Entonces llegó el momento de formar una familia en este peculiar ciclo de la vida. Como no podía ser de otra forma Renault recurrió a un monovolumen, una categoría en la que podría decirse que los galos son pioneros en Europa, donde introdujeron el concepto de minivan con el histórico Espace. El Renault R-Space, no obstante, se presentaba como un pequeño monovolumen a medio camino entre los segmentos B y C. Aparentemente debería definir las claves del sustituto del Renault Modus, pero lo cierto es que en estos dos años no hemos tenido noticia alguna de que su influencia vaya a marcar los designios de algún modelo.

Trabajar: la visión del coche de reparto del futuro del Frendzy

Renault quiso ir más allá y concebir el vehículo comercial del futuro, la furgoneta de la era de la información. Probablemente el Renault Frendzy sea el prototipo de esta saga que menos ha contribuido – de momento – a la estética y la estrategia comercial de Renault. Pero la idea de un coche de reparto en cuyos paneles exteriores se ha instalado una pantalla para mostrar la publicidad o simplemente cambiar los logotipos de la marca, me parece sencillamente una genialidad. La Renault Kangoo ya recibió su correspondiente actualización este año, con la nueva imagen de Renault. Pero ni mucho menos podríamos decir que la nueva Kangoo deba parte de su diseño a aquel prototipo tan curioso llamado Frendzy que se dejó ver hace dos años en Frankfurt 2011.

Diversión: el R5 Turbo del Siglo XXI, el Twin’Run Concept

El momento más divertido y agradecido con los más nostálgicos llegó con el prototipo Twin’Run. Renault había concebido un prototipo con pedigrí deportivo, un guiño claro al clásico R5 Turbo, una máquina diminuta con chasis tubular, motor V6 de 320 CV de competición heredado del Mégane Trophy y, para rizar el rizo, tracción trasera. Lo más llamativo del caso es que el único fin de este prototipo – salvo que Renault nos sorprenda con otra cosa – era presentarnos la línea a seguir por el futuro Renault Twingo. En cualquier caso, ¿se imaginan un Twingo con 320 CV y tracción trasera? Ojalá nuestros ojos lo vean algún día.

Sabiduría: el nuevo Espace desde un punto de vista “premium”

Por último llegó el Salón de Frankfurt de 2013 y con él la última vuelta de tuerca de Renault. Initiale Paris ya nos recuerda que estamos ante un concepto de lujo y distinción en un gran monovolumen, el mismo que podríamos asociar a dos modelos que en menor o mayor medida fueron sonoros fracasos: Avantime y Vel Satis. Pero este prototipo no tendrá la responsabilidad, ni mucho menos, de marcar la línea del regreso de ninguno de estos dos modelos, sino definir algunos rasgos que veremos en la nueva generación de Renault Espace. Al menos eso es lo que dice Renault…

El “ciclo de la vida” de Renault en el Salón de Frankfurt de 2013

Fuente: Renault

Lee a continuación: Opel Monza Concept: reviviendo al Monza para adelantarnos el futuro de Opel

  • Mike Gonzalez

    viendo lo que era el Captur en prototipo y lo que ha sido finalmente, dice mucho de lo idiotas que pueden llegar a ser algunos directivos… y luego se quejan de pocas ventas

    • ¿Lo dices por el diseño?

      Piensa que el Captur Concept era toda una extravagancia, estaba claro que ese diseño no lo podrían trasladar tal cual al concepto del Captur “best-seller” que Renault tiene que comercializar.

      De hecho estoy pensando en otro caso, el del Juke. Cuando se presentó el Juke me sorprendió enormemente por tener tantos rasgos de un prototipo que si mal no recuerdo se presentó en Ginebra en 2009, el Qazana: https://www.diariomotor.com/2010/01/07/nissan-juke-un-adelanto-del-pequeno-crossover/

      • Mike Gonzalez

        lo que ocurre es que ultimamente los coches se venden mas por estetica que por prestaciones, que es algo que Renault parece no llegar a entender en los ultimos años
        solo hay que remontarnos a las ventas del Juke, Evoque, ClaseA… casualmente todos ellos coches que se parecen en gran medida a los concept que presentaron

  • meier

    Prototipos de Renault= nada de anda! nuca han sacado nada parecido a los prototipos! me acuerdo en el 2003 de haber visto un prototipo en la feria de muestras de Valladolid (su casa) tipo cross over, con un diseño bastante bien logrado que nunca llego a nada, y luego sacan el koleos…es de risa!
    Y lo mejor es que se “adueñan” del Duster poniendole su logo en el volante.
    Y para este 2014 se esperaba un modelo nuevo del megane y no una insignia mas grande en el capó.. en fin Reanult si sigues asi….

  • Joan

    Desde mi punto de vista, y esto va dirigido no solo a la gente que ha opinado aquí, creo que solo saben criticar el saber hacer de Renault ya que si el Captur se hubiera parecido al concept, creo que se parecería mucho al Juke (por formas redondeadas) y todos estarían diciendo que si es una copia, se parecen demasiado, … Y ahora que hacen el Captur, que también llama mucho la atención, ¿van diciendo que lo han echo mal? Yo creo que sois vosotros que os tenéis que aclarar un poco el asunto.

  • Advan

    Hay que estar más orgullosos del Captur Concept, diseñado por un español.

  • xingular

    Han optado por homogeneizar la cara de la marca. Bien.