Audi Q5 2017: la renovación del SUV mediano que quería ser un Audi Q7, en 5 claves

 |  @sergioalvarez88  | 

El Audi Q5 de segunda generación acaba de presentarse en el Salón de París. El todocamino mediano de Audi se renueva al completo, y lo hace muy inspirado en los últimos lanzamientos de la marca – como su hermano mayor, el Audi Q7 – tanto a nivel de diseño, como en soluciones tecnológicas y motorizaciones. El nuevo Audi Q5 pretende establecer nuevos niveles de versatilidad, tecnología y eficiencia, sin renunciar a un buen comportamiento. Te contamos todo lo que necesitas saber, en cinco claves de fácil digestión.

1) Más grande y capaz, pero más ligero y aerodinámico

Está construido sobre la plataforma MLB 2 del Grupo Volkswagen, que comparte por ejemplo con el Audi A4.

El Audi Q5 crece en todas sus dimensiones con respecto a la primera generación, lanzada al mercado en el lejano año 2008. Ahora mide 4,66 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,66 metros de altura. La batalla crece hasta los 2.820 mm, pero gracias al uso de aluminio y acero de alta resistencia, su peso en vacío se ha reducido hasta en 90 kg con respecto a su predecesor. El trabajo de Audi en lo tocante a aerodinámica también ha tenido frutos: con un coeficiente aerodinámico de 0,30, es uno de los SUV que mejor corta el viento.

2) Un Audi Q7 en miniatura

El Audi Q5 se asemeja mucho al Audi Q7 a nivel de diseño – salvando la obvia diferencia de tamaño. Su frontal es casi idéntico, con una calandra cromada y ópticas de corte anguloso. Una mirada poderosa, que da pie a una forma general que sí nos recuerda más a su predecesor. Los pasos de rueda son relativamente suaves, al igual que la caída de la luna trasera. La zaga es muy similar a su primera generación, con la salvedad de unas ópticas LED rediseñadas y paragolpes discretos, en los que apenas asoman los escapes.

3) Un interior de alta tecnología, conectado al mundo

El sistema de infoentretenimiento es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

El Audi Q5 no es una revolución en ningún aspecto, simplemente lleva a un todocamino mediano todas las tecnologías estrenadas en coches como el Audi A4 o el Audi Q2. Por ejemplo, el Virtual Cockpit, una instrumentación completamente digital, que con una pantalla de 12,3″ reemplaza a los tradicionales relojes analógicos. Dispone de un Head-Up Display (HUD) y un sistema de infoentretenimiento MMI Navegación plus con MMI touch, que incluye una pantalla de 8,3 pulgadas y un touchpad integrado.

El control por voz está integrado en los sistemas del coche, así como un asistente de navegación predictiva, que memoriza hábitos y recorridos frecuentes, recordándonos mediante notificaciones de retenciones o rutas alternativas. Mediante el módulo opcional Audi connect el Audi Q5 se puede convertir en un hotspot WiFi rodante, y se activan una serie de servicios que usan su conexión a Internet: reservas en restaurantes, información sobre el tráfico o el destino, o información contextual extraída de Google.

Dicho sea de paso, todos estos sistemas son opcionales, y conllevan un coste asociado. De vez en cuando conviene recordar que no todo el equipamiento anunciado en los vehículos premium es de serie, o gratis.

4) Una nueva suspensión neumática de alta tecnología

Sigue siendo un todocamino, pero promete un buen rendimiento fuera del asfalto con su nueva suspensión neumática.

Una de las novedades del Audi Q5 es una nueva suspensión neumática. Esta suspensión va íntimamente ligada al sistema de tracción integral quattro ultra – del que ya os hemos hablado a fondo en este artículo – y al sistema Audi drive select, de selección de modos de conducción. Es opcional, y además de variar la dureza de los amortiguadores, permite modificar la altura al suelo de la carrocería del vehículo en cinco fases. Unido a los nuevos modos lift/offroad y allroad del Audi drive select, promete un buen comportamiento fuera del asfalto.

5) Una dinámica cuidada, y una variada gama de motores

El Audi Q5 promete una dinámica ágil e inspirada, fruto de la incorporación a la gama de un diferencial deportivo opcional y una eficiente gama de motores, que no se corta en explorar potencias elevadas. La gama de motores arranca con cuatro unidades TDI de hasta 286 CV de potencia. Los tres TDI de cuatro cilindros y 2,0 litros tendrán potencias de 150 CV, 163 CV y 190 CV, mientras que el tope de gama en diésel lo aporta un hercúleo 3.0 V6 TDI de 286 CV y 620 Nm de par. En un futuro, probablemente haya diésel incluso más potentes.

En gasolina, sólo habrá un 2.0 TFSI con 252 CV de potencia y un consumo homologado de 6,8 l/100 km. Los motores menos potentes aún se pueden asociar a una caja de cambios manual, para el resto, Audi ofrece una caja de cambios S tronic de doble embrague y siete relaciones. Para el V6 TDI, se equipa únicamente una caja de cambios automática tiptronic de 8 relaciones y convertidor de par. El V6 TDI también puede equipar opcionalmente un diferencial deportivo. La tracción integral quattro ultra está disponible con todas las motorizaciones.

El precio base en España para el inicio de la comercialización del Audi Q5 con motor 2.0 TDI de 163 CV, tracción total y caja de cambios S tronic será de 46.800 euros. ¿Les ha salido un duro competidor a los BMW X3 y Mercedes GLC?

En Diariomotor:

Lee a continuación: Vídeo: este Audi Q5 cubierto de barro es la imagen más clara que vas a ver de él (hasta esta tarde)

Solicita tu oferta desde 40.550 €
  • Fèlix Badosa

    El diseño interior ha mejorado, sin duda excepto por..un pequeño detalle que es.. ¡¡esa porquería de pantalla fija!! ¡Dios!

    Edito: creo que la pantalla, para más inri, no es táctil porqué tiene el sistema MMI delante de la palanca de cambios. Lo dicho, pa me*r y no hechar gota. ¬¬

    • Mirhades

      Amén!

      Maldita moda de poner las pantallas a lo Norauto…
      Que cosa más cutre por favor.

  • Francisco

    Linda mucho mejor q la Q7-

  • Kenzler

    Interiores como siempre perfectos.
    El diseño exterior lo mismo. Casi un restyling metiendo alguna linea angulosa y mal lograda quebrando la armonía del diseño anterior. No me gusta.

  • José Manuel Márquez

    Todo un prodigio de “originalidad”, con un frontal calcado al Q7 y una trasera casi idéntica al Q5 saliente, y un interior de A4, la calidad será incuestionable eso sí. Si ya me gustan poco o nada los SUV´s, me gustan menos aún cuando optan por un diseño tan aburrido, tan frío, tan impersonal, tan… Audi.

  • luis

    Yo trabajo en la planta en México y la verdad es muy diferente a la nueva. No puede cambar la escencia del vehículo, más renovarse, y esta si que lo hizo.

    A ver quéjense del 911…

  • 3VIL

    Me gusta, no se pierde la esencia, se mantiene lo que funciona. Cambio bastante con respecto a su antecesor.

  • Manolo

    Pues estéticamente me parece mucho mejor lograda que la Q7.

  • Smerg

    Me gusta más que el Q7, pero no tengo claro que lo prefiera antes que el actual Q5. No me acaban de convencer los últimos diseños de Audi, la verdad.

  • X 2.0

    No me disgusta, pero tampoco me gusta como el actual, no me convence el frontal ni la nervatura lateral.

  • Germán Medina Pérez

    Que obsesión con esas “pantallas flotantes” cada vez mas desintegradas… pareciera que se va a caer o que es muy frágil. Espero que esa “moda” pase rápido. En general excesivamente sobrio y sin emoción creativa.

  • Zare

    Dos palabras para el diseño: ABU RIDO!! Que cosa mas sosa!

  • Pssssss

    jajajjaj que pena de marca de verdad….

  • Hector Ferrer

    no se han vuelto locos con la parte trasera me parece bien que no la hayan jodido jejeje.esta bien a ver si se lo montan bien con el precio y motores .mas gasolina y mas manual jodeeeeeer.!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • miki

    Soso como la madre que lo parió. En la línea Audi.

  • Julio Cesar Ortiz Aguilar

    Me gusta, si algo funciona para que cambiar!!! y aunque sea aburrido vende a montones…

    • Pues no

      Exacto! Los mierdas que conducen coches con 12 años siempre se quejarán del diseño de lo que no pueden comprar. Yo voy a encargar uno cuanto antes, me gusta mucho que no dejen viejo el modelo actual.

  • Álvaro Escobar García

    El interior es mejor que el del A4, por ejemplo. Lo que no entiendo es la pantalla, máxime cuando toda la información aparece en el cuadro digital detrás del volante. Sólo se justificaría la pantalla en las versiones con el cuadro analógico. Aun así, el diseño es terrible, parece comprada aparte y pegada al salpicadero.