comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

Los daños colaterales de la caída de ventas de coches diésel: aumentan las emisiones de CO2

volkswagen-polo-oferta

La industria afronta retos muy importantes y a menudo antagónicos. En los últimos días hemos hablado largo y tendido acerca del hundimiento de las ventas de los diésel en España. Esa tendencia, que no parece frenarse sino todo lo contrario, acelerarse, se repite por norma general en todo el continente europeo. Ahora bien, ¿cuáles son los daños colaterales de la caída de las ventas de los coches diésel? Que los clientes europeos se decanten cada vez más por motores de gasolina, ante la posible llegada de restricciones y prohibiciones para los diésel, y que cada vez se vendan más SUV, está provocando que las emisiones de CO2 medias de los coches de nueva matriculación aumenten.

Caen las ventas de los diésel, aumentan las emisiones de CO2

La empresa JATO Dynamics ha analizado las emisiones medias de los coches nuevos vendidos en Europa por las diez principales marcas generalistas. Las marcas escogidas para este estudio son Volkswagen, Renault, Ford, Opel, Peugeot, Fiat, Skoda, Toyota, Citroën y Nissan.

Según este estudio, las emisiones medias de sus ventas en Europa en 2017 fueron de 113,8 g/km de CO2, aproximadamente un gramo por encima de la media alcanzada en el año anterior, en 2016. Definitivamente es un dato relevante, si tenemos en cuenta que estas marcas copan un 58% de las ventas del mercado europeo.

Marca de coches2016 (g/km CO2)2017 (g/km CO2)
Volkswagen117,6119,6
Renault105,5106,6
Ford120,1120,8
Opel122,4123,4
Peugeot101,8104,5
Fiat116,0115,6
Skoda111,8115,9
Toyota103,9101,2
Citroën103,3105,5
Nissan114,9115,9

En su estudio, JATO Dynamics llega a dos conclusiones, y dos causas fundamentales por las que las emisiones de los principales fabricantes del mercado europeo han aumentado su media de emisiones.

Se venden menos coches diésel

La primera razón no es otra que la caída de las ventas de coches diésel. En el caso de Volkswagen, por ejemplo, el aumento de las ventas de las versiones de gasolina de Volkswagen Golf y Volkswagen Polo, está teniendo como consecuencia que las emisiones medias de CO2 de estos productos aumenten, a pesar de que el aumento de la demanda del Golf eléctrico - que lógicamente no emite gases contaminantes - debería ayudar a que estas disminuyeran. Y a pesar de que sus motores de gasolina modernos son cada vez más eficientes y sus emisiones, por lo tanto, más bajas.

Se venden más SUV

La segunda razón, que cada vez se vendan más SUV, que por norma general penalizan con unas emisiones más altas que los turismos de su segmento. JATO Dynamics mencionaba ejemplos concretos, como el de Opel, y que las ventas de su gama SUV vayan al alza, y sean cada vez más relevantes junto a productos de gran volumen con Astra y Corsa, ya sea por el éxito de modelos como el Opel Mokka X, o por la introducción de varios modelos nuevos, como Opel Crossland X y Opel Grandland X. Probablemente este sea el caso de las marcas que más han incrementado sus emisiones en el último año, Skoda y Peugeot.